02 mayo 2015

Descubierto un I-400 hundido

Un equipo de investigadores de la Universidad de Hawaii y del US National Oceanic and Atmospheric Administration tomó el pasado 27 de abril imágenes espectaculares de un submarino japonés que había sido hundido durante la Segunda Guerra Mundial.
El I-400 fue encontrado en diciembre de 2013 en el fondo del Océano Pacífico. Se trata de un submarino japonés que la Armada imperial construyó en los últimos años de la II Guerra Mundial como arma secreta.
Los restos fueron localizados a más de 700 metros de profundidad junto a la isla de Oahu, informaron investigadores de la agencia oceánica de los Estados Unidos (NOAA) y del Hawaii Undersea Research Laboratory (HURL).
El submarino, el doble de grande que un U-Boat alemán, de 120 metros de eslora, fue a parar al fondo del mar cuando fue torpedeado por los propios norteamericanos, después de la guerra, para no compartir su tecnología con los rusos.
Los submarinos japoneses I-400 fueron los más grandes que se construyeron antes de que existiesen los submarinos nucleares, a partir de 1961. Los I-400 tenían una eslora de la longitud de un campo de fútbol, podían dar una vuelta y media al mundo sin necesidad de repostar, y, lo más extraordinario, podían lanzar tres aviones de ataque cuando emergían a la superficie, desde su cubierta. Además podían bombardear unidades militares o ciudades, al estilo de Pearl Harbor.
La historia del Musashi, que fue encontrado hace un mes
Fue descubierto en marzo de este año por Paul Allen, cofundador de Microsoft. El multimillonario colgó en Twitter una foto de la supuesta proa del Musashi, que lleva el crisantemo del sello imperial nipón.
El buque reposa a una profundidad de un kilómetro en el mar de Sibuyan, en el centro del archipiélago filipino, escenario de una de las grandes batallas navales de la guerra del Pacífico en 1944.
Fue detectado el lunes 2 de marzo por un robot a bordo del Octopus, el yate de Allen destinado a la exploración y la investigación científica, según su sitio de internet. Allí puede verse un video de un minuto con imágenes del Musashi, además de algunas fotos.
"Descanse en paz la tripulación del Musashi, se perdieron 1.023 vidas", en el bombardeo del navío perpetrado por los Estados Unidos el 24 de octubre de 1944, dijo Allen en Twitter.
El acorazado estaba equipado con nueve cañones de 460 mm, la mayor potencia de fuego jamás dispuesta en un navío de guerra con armas convencionales. Su eslora tenía 862 pies, unos 260 metros, y pesaba 63.000 toneladas. Su velocidad máxima fue de 28 nudos y podía transportar a 2.399 marineros.
INFOBAE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada