19 agosto 2017

Rusia equipa sus submarinos nucleares con nueva tecnología

Rusia equipará sus submarinos nucleares con nuevas bombas silenciadoras, que harán las naves invisibles a las estaciones de vigilancia hidroacústicas enemigas.
En un informe publicado el martes, el portal ruso Pravda indicó que los avanzados sumergibles Proyecto 955 o Borie-A y Proyecto 885 o Yasin-M recibirán nuevas actualizaciones y equipamientos, como bombas silenciadoras.
Según la fuente, cada uno de esos submarinos estará equipado con decenas de bombas manufacturadas por la empresa rusa Bladed Hydraulic Machines. Las bombas mantendrán la circulación del líquido en el reactor, llenarán los tubos del torpedo con agua antes de cada lanzamiento y participarán en la inmersión y ascenso. Se trata de una pionera tecnología de producción de modernas bombas “muy secreta”.
Los submarinos rusos de generaciones anteriores funcionaban con bombas producidas en el centro técnico y científico de Hydrotechnika de Moldavia. El ruido que producen estos aparatos hace a las naves vulnerables al enemigo.
Los sumergibles del proyecto 955 Borei miden 170 metros de eslora y 13,5 de manga, tienen un desplazamiento de 24.000 toneladas y pueden portar hasta 16 misiles balísticos intercontinentales para submarinos (SLBM) Bulava, con un rango de hasta 8000 kilómetros.
La Armada rusa tiene previsto para el año 2020 armar ocho submarinos de clase Borei y Borei-A con 1.480 ojivas autoguiadas, con una carga de 100 y 150 kilotones cada una.

Mientras el Yasen-M es un submarino nuclear de cuarta generación, de 111 metros de eslora y 12 de manga. Tanto el Yasen como el Yasen-M están dotados de potentes sónares que permiten detectar al enemigo antes de un eventual ataque.
En la actualidad, Rusia tiene más de 75 submarinos de distintas clases. Los esfuerzos de Moscú para mejorar la capacidad de su Armada coinciden con el aumento de tensión con los países occidentales de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).
mjs/ncl/fdd/mkh

Corea del Norte podría preparar una prueba de submarinos lanzamisiles

Nuevas imágenes obtenidas por satélite indican "niveles altos de actividad" en una base naval de ese país asiatico.
Corea del Norte podría preparar una prueba de submarinos lanzamisiles
DigitalGlobe/38 North / Gettyimages.ru
Corea del Norte podría estar preparando una prueba armamentística con proyectiles, que lanzaría desde un submarino, y revisando su flota de esos buques, según revelan unas nuevas imágenes de su base naval Mayang-do obtenidas por satélite este 7 de agosto. 
Esas instantáneas reflejan "unos altos niveles de actividad" en ese lugar de pruebas parecidos a los de julio de 2016, antes de que Pionyang pusiera a prueba su misil balístico Pukguksong-1.
Joseph S. Bermudez Jr., especialista en asuntos relacionados con Corea del Norte, explica en el portal 38 North que en esas fotografías aprecia cambios en la posición de los buques y modificaciones en las actividades de las zonas donde se encuentran amarradas esas naves.
Para ese analista, estos documentos gráficos "sugieren que Corea del Norte podría estar acelerando el desarrollo de las bases marítimas de sus fuerzas nucleares" y los más destacados serían los que permiten ver las redes o lonas sobre las cubiertas de proa y popa de sus submarinos de misiles balísticos experimentales de clase Sinpo (SSBA).
DigitalGlobe/38 North /  Gettyimages.ru
De ser así, Bermudez Jr. considera que Pionyang querría ocultar las actividades que desarrolla debajo de esas cubiertas mientras prepara otra "serie de lanzamientos desde el mar" o "desarrolla una versión avanzada del Pukguksong-1".
Otras fotos revelan supuestas modificaciones y cambios en la base de construcción y el campo de piezas, que tendrían grúas puente y torre montadas sobre raíles.
DigitalGlobe/38 North /  Gettyimages.ru
El pasado julio, militares de Estados Unidos detectaron "niveles altamente inusuales y sin precedentes" de actividad de submarinos de Corea del Norte en el astillero de Sinpo, en la costa del mar de Japón, donde Pionyang llevó a cabo "una prueba de expulsión" o de 'lanzamiento frío' a finales de ese mes.

Submarino L-3 Clase Leninets


Imagen



Características técnicas
Nombre: L-3, ex Frunzenets (Фрунзенец), ex Bolshevik 
Botado: 8 de agosto de 1931
Dado de baja: 15 de febrero de 1971
Destino: Desguazado, la vela se conserva como monumento

Desplazamiento: 1.200 tons en superficie; 1.335 tons sumergido
Eslora: 81 m (265 ft 9 in)
Manga: 7.5 m (24 ft 7 in)
Calado: 4.08 m (13 ft 5 in)

Propulsión: 
Diesel-eléctrica

    2 × motores diesels (1.600 hp total)
    2 × motores eléctricos (1.250 hp total)
    2 ejes

Velocidad: 14 nudos (26 km/h) en superficie.
9 n (17 km/h) en inmersión
Alcance: 

    7.400 millas náuticas (13.700 km) a 9 nudos (17 km/h) en superficie
    154 millas náuticas (285 km) a 3 nudos (5.6 km/h) sumergido

Tripulación: 53
Armamento: 

    1 × 100 mm (3.9 in) L/68; 1 × 45 mm (1.8 in) 
    6 tubos lanzatorpedos de 533 mm (21 in) 
    12 × torpedos
    14 × minas

Imagen


Historia

La clase L fue la segunda clase de submarinos construidos para la Armada Soviética. Eran submarinos minadores y estaban basados en el submarino británico de la clase L, HMS L55, que fue hundido durante la intervención británica en la Guerra Civil rusa. Estos barcos fueron considerados exitosos por los soviéticos y fueron construidos 25 en cuatro grupos entre 1931 y 1941. Los grupos 3 y 4 tenían motores más potentes y de mayor velocidad.

El L-3 fue construido dentro de los primeros 6 de la clase en 1931 y destinado a la flota del Báltico. Fue bautizado como Bolshevik (Bolchevique) y luego Fruntzenets (21 de noviembre de 1931) antes que se decidiera que los submarinos debían llevar un nombre código alfanumérico, en este caso L-3 en 1936, otras fuentes indican que esto fue el 15 de septiembre de 1934. Construido por la Baltic Shipyard, en Leningrado, con una tripulación de 54 hombres y dos motores diesel.

Como submarino minador poseía dos tubos a popa para depositar minas, aunque su capacidad no era demasiada, tenia además seis tubos lanzatorpedos, algunas fuentes indican cuatro a proa y dos a popa, pero esta información no me parece correcta ya que a popa todo el espacio lo ocupaban los tubos lanzaminas.


Imagen

Imagen


En enero de 1935 pasa a formar parte de la Flota del Báltico, donde realiza ejercicios con el resto de la flota. En 1943 asume el comando el capitán Vladimir Konovalov (1943-1945), y el L-3 se transforma en uno de los submarinos rusos más exitosos de la Segunda Guerra Mundial. Se le adjudican el hundimiento de 11 barcos, (dos por torpedos y 9 por minas) y otros tantos probables.

La noche del 16 al 17 de abril de 1945, mientras patrullaba en la entrada de la bahía de Danzig, al norte del faro de Riskgaft, descubre un convoy de tres transportes y dos naves escoltas, navegando hacia el oeste.

El transporte hospital “Goya” de 5.230 toneladas era uno de los barcos del convoy, llevaba 7.000 refugiados, entre civiles y militares, 385 soldados heridos y 1.500 hombres de la 4ª División Panzer, otras fuentes indican 200 hombres del 25º Regimiento Panzer.

Mientras perseguía al convoy en superficie, ya que la velocidad en inmersión era insuficiente, tomo como blanco el barco más grande, el “Goya”. A las 23:52 el L-3 lanzo dos torpedos, que alcanzaron al transporte, que se hundió en 7 minutos, sin dar tiempo para que los botes salvavidas fueran usados, además tampoco llevaba suficientes, lo que ocasiono un desastre aun mayor.

De los 7.000 pasajeros solo 165 sobrevivieron, siendo uno de los desastres marítimos mas grandes de la historia.

Imagen

Capitán Vladimir Konovalov, durante la guerra



Imagen

El mismo Konovalov en una imagen posterior a la guerra, en la vela se puede observar las victorias obtenidas por este submarino





Historial de servicio

27 junio 1941
L-3 establece un campo de minas frente a Memel.

19 de julio de 1941
L-3 establece un campo de minas fuera Brösterort.

1 de octubre de 1941
El L-3 anclo en el puerto de la isla de Suursaari (Golfo de Finlandia) cuando los barcos torpederos de la marina finlandesa atacaron. Una explosión de torpedo dañó al L-3.

1 de octubre de 1941
El mercante letón Kaija es hundido cerca de Memel en la posición 55 ° 45'N, 21 ° 00'E cuando golpea una mina puesta por el submarino soviético L-3 el 27 de junio de 1941.

19 de noviembre de 1941
El mercante alemán Henny es hundido Memel en la posición 55 ° 45'N, 21 ° 00'E, cuando golpea una mina puesta por el submarino soviético L-3 el 27 de junio de 1941.

22 de noviembre de 1941
El pequeño petrolero sueco Uno, es hundido de Memel en la posición 55 ° 45'N, 21 ° 00'E, cuando golpea una mina puesta por el submarino soviético L-3 el 27 de junio de 1941. También es Posible que el Uno fuera hundido en una barrera de minas defensiva alemana.

26 de noviembre de 1941
El mercante alemán Engerau, es hundido cerca de Memel en la posición 55 ° 45'N, 21 ° 00'E, cuando golpea una mina puesta por el submarino soviético L-3 el 27 de junio de 1941.

18 de agosto de 1942
El L-3 torpedeó y hundió al mercante sueco CF Liljevalch, al oeste de Gotland en la posición 57 ° 37'N, 17 ° 00'E.

25 de agosto de 1942
El L-3 establece un campo de minas.

El pequeño mercante alemán Franz Bohmke (ex Vledderveen holandés) es hundido en la posición 55 ° 08'N, 13 ° 05'E. La mina fue colocada el mismo día por L-3.

26 de agosto de 1942
El L-3 siembra más campos de minas.

Ese mismo día, también dispara cuatro torpedos contra dos mercantes en la posición 55 ° 13'N, 14 ° 01'E. Los torpedos sin embargo fallaron sus blancos.

1 Septiembre 1942
A las 17:12 hrs el L-3 dispara dos torpedos a “lo que se identifica como” un destructor en el Mar Báltico, a unas 50 millas náuticas al sureste de Karlskrona, Suecia. En la posición 55 ° 52'N, 17 ° 01'E. Los torpedos sin embargo fallaron su blanco.

A las 17:32 horas, el L-3 dispara cuatro torpedos a “lo que se identifica como” dos mercantes. Una vez más los torpedos perdieron sus blancos.

2 de noviembre de 1942
El L-3 establece un campo minado cerca de Utö.

5 de noviembre de 1942
El L-3 establece un campo minado frente a Libau.

6 de noviembre de 1942
Mientras está en patrulla al oeste de Klaipeda, Lituania, el L-3 dispara dos torpedos a “lo que se identifica” como un destructor. Los torpedos fallan su objetivo.

13 de noviembre de 1942
L-3 establece un campo minado en el estrecho de Irben.

17 de noviembre de 1942
El mercante alemán Hindenburg, es hundido en las cercanías de Utö, Finlandia en la posición 59 ° 40'N, 21 ° 20'E. La mina fue puesta el 2 de noviembre de 1942 por el submarino soviético L-3.

9 de diciembre de 1942
El mercante alemán Edith Bosselmann, es hundido por una mina en las afueras de Klaipeda, Lituania, en la posición 56 ° 05'N, 20 ° 05'E. La mina fue puesta el 5 de noviembre de 1942 por el submarino soviético L-3.

5 de febrero de 1943
El mercante alemán Tristan es probablemente hundido por una mina cerca de Klaipeda, Lituania. El barco estaba en camino de Danzig a Klaipeda y desapareció sin dejar rastro. Es probable que la mina hubiera sido puesta por el submarino soviético L-3 el 5 de noviembre de 1942.

5 Febrero 1943
El mercante alemán Grundsee, es probablemente tocado por una mina y hundido, cerca de Klaipeda, Lituania. El barco estaba en camino de Danzig a Klaipeda. Es probable que la mina hubiera sido puesta por el submarino soviético L-3 el 5 de noviembre de 1942.

30 de Marzo de 1943
El submarino U-416, es hundido por una mina, colocada por el L-3, el 26 de Octubre de 1942, posteriormente fue reflotado

11 de octubre de 1944
L-3 establece un campo minado cerca del cabo Arkona.

15 de octubre de 1944
A las 00:50 horas el L-3 dispara tres torpedos a lo que se identifica como un mercante de aproximadamente 3000 toneladas a 10 millas náuticas al suroeste de Smygehuk, Suecia. Los torpedos pierden su objetivo (el barco hasta ahora sigue sin identificar).

25 de octubre de 1944
A las 07:38 horas el L-3 dispara dos torpedos a lo que se identifica como un mercante, a 6 millas náuticas al noroeste de Klaipeda, Lituania. Los torpedos fallan su objetivo (hasta ahora no identificado).

26 de octubre de 1944
A las 10:11 horas el L-3 dispara dos torpedos a lo que se identifica como un patrullero auxiliar a 6 millas náuticas al noroeste de Polangen, Lituania. Los torpedos fallan su objetivo (hasta ahora no identificado).

14 de noviembre de 1944
El buque de vela alemán Albert Leo Schlageter, es dañado cuando golpea una mina al noreste del cabo Arkona en la posición 54 ° 51'N, 13 ° 35'E. Es posible que la mina fuera colocada por el submarino soviético L-3 el 11 de octubre de 1944.

20 de noviembre de 1944
El barco torpedero alemán T 34, es hundido cuando golpea una mina al noreste del cabo Arkona en la posición 54 ° 40'N, 13 ° 29'E. La mina fue colocada por el submarino soviético L-3 el 11 de octubre de 1944.

26 de enero de 1945
El L-3 establece un campo minado de Ventspils, Letonia.

29 de enero de 1945
El mercante alemán Henry Lütgens, es hundido en las afueras de Ventspils, Letonia en la posición 57 ° 20'N, 21 ° 20'E. La mina fue puesta el 26 de enero de 1945 por el submarino soviético L-3.

31 de enero de 1945
A las 06:28 horas el L-3 dispara tres torpedos a lo que se identifica como un mercante de aproximadamente 3000 toneladas, fuera de Ventspils, Letonia, en la posición 57 ° 16'N, 21 ° 07'E. Los torpedos fallan su objetivo (hasta ahora no identificado).

Mientras continúan operando en la misma área, a las 21:47 horas el L-3 dispara tres torpedos a lo que se identifica como un mercante. Los torpedos fallan su objetivo (hasta ahora no identificado).

Mas tarde ese mismo día, a las 22:12 horas el L-3 dispara tres torpedos a lo que identifica como un mercante y una vez más los torpedos fallan su objetivo (hasta ahora no identificado).

2 de febrero de 1945
El L-3 establece un campo minado frente a Libau.

4 de febrero de 1945
A las 12:11 hrs el L-3 dispara tres torpedos contra el bote torpedero alemán T-36, que es identificado como un dragaminas, al noreste del Brüsterort en la posición 55 ° 00'N, 20 ° 20'E. Todos los torpedos perdieron el blanco.

7 de febrero de 1945
El rompehielos alemán Pollux cae en un campo de minas y es gravemente dañado por una mina a 7 millas náuticas al suroeste de Pillau. La mina fue puesta el 2 de febrero de 1945 por el submarino soviético L-3. El Pollux es varado para evitar que se hunda.

23 Marzo 1945
L-3 establece un campo minado cerca de Riksgaft (la zona no esta del todo clara ni el nombre del lugar exacto)

El mismo día el dragaminas auxiliar alemán M 3138, es hundido en la posición 54 ° 46'N, 18 ° 45'E, después de golpear una de estas minas.

30 Marzo 1945
El mercante alemán Jersbek, es hundido cuando se adentra en un campo minado cerca de Pillau. Posiblemente la mina fue depositada el 2 de febrero de 1945 por el submarino soviético L-3.

17 de abril de 1945
El L-3 torpedeó y hundió al mercante alemán Goya, en la posición 55 ° 09'N, 18 ° 25'E. El Goya estaba lleno de unos 7000 refugiados de Hela que huían hacia el oeste. Sólo 334 sobrevivientes fueron recogidos.

15 de febrero de 1946
Se reorganiza la flota del Báltico, con base en Liepaja

09 de junio de 1949
Es renombrado B-3

17 de agosto de 1953 
Es retirado de servicio y reclasificado como submarino de entrenamiento

21 de mayo de 1956
Es desarmado y transformado en estación de entrenamiento para control de daños

15 de febrero de 1971
Es retirado de la lista de unidades navales soviéticas y comienza su desguace, se dispone la vela como monumento en Liepaja

1994
La vela es trasladada a Moscu en víspera del 50 aniversario de la victoria en la gran guerra patria, y colocado en el parque Pobedy (parque de la victoria) en el museo Poklonnaya Gora. 




Imagen

Imagen

Imagen






Comandantes


    A. A. Pyshnov. 20-11-31 // 14-11-34
    A. I. Stavrovski.14-11-34 // 28-05-37
    A. K. Averochkin. 04-07-37 // 26-10-38
    V. F. Kulbakin. 07-11-38 // 10-02-39
    P. D. Gryschenko 18-07-40 // 25-02-43
    V. K. Konovalov 09-03-43 // 05-43
    E. S. Ignatev. 47-48-51?


Como dato anecdótico, en la película de John McTiernan y el libro de Tom Clancy “La caza al Octubre Rojo” uno de los submarinos perseguidores, se le menciona como SSN Konovalov, de la clase Alfa, por el Capitán Vladimir Konovalov.





Fuentes:

https://www.the-blueprints.com
https://en.wikipedia.org/wiki/German_submarine_U-416
http://www.o5m6.de
http://uboat.net/allies/warships/ship/4872.html
http://deepstorm.ru/DeepStorm.files/17- ... -3/l-3.htm
http://www.wio.ru/fleet/subm-balt.htm
https://es.wikipedia.org/wiki/Goya_(1940)
https://en.wikipedia.org/wiki/Leninets-class_submarine


La tragedia del Kursk, diecisiete años de la muerte de sus 118 tripulantes


A diecisiete años de la muerte absurda de 118 submarinistas.
El desastre submarino de Kursk todavía, diecisiete años después, es la tragedia naval más grande que haya ocurrido jamás en la Federación de Rusia en tiempos de paz. El país había estado experimentando mucha agitación política en los años 90 después del colapso de la Unión Soviética, y entró en el nuevo milenio de manera trágica.

El submarino Kursk (K-141), de clase Oscar, un submarino de propulsión nuclear, llamado así por la famosa batalla de tanques de la Segunda Guerra Mundial, se hundió el 12 de agosto de 2000, hoy hace exactamente 17 años ( curiosamente también era sábado), en el Mar de Barents, al norte de Rusia. Toda la tripulación del Kursk murió en el fondo del mar, principalmente debido a la falta de medidas de seguridad a bordo y la absoluta falta de preparación para afrontar situaciones de emergencia.

El desastre ocurrió durante un gran ejercicio naval realizado por la Marina rusa. Fue el primer ejercicio importante en 10 años y una oportunidad para demostrar que el sucesor del ejército soviético era capaz de responder a amenazas potenciales y seguía siendo un oponente digno de tener en cuenta. El ejercicio incluyó a 30 naves y tres submarinos. Aunque no es habitual que los submarinos porten armas de combate durante este entrenamiento, el Kursk fue armado con 18 torpedos anti-buque y 22 misiles de crucero.

Foto: El submarino Kursk una vez reflotado reposa en el dique seco para ser desguazado
Justo antes del accidente, los marineros del Kursk eran considerados como la mejor tripulación de la Flota del Norte. El submarino en sí, era considerado insumergible y capaz de soportar un impacto de torpedo directo. Se afirmaba que Kursk era capaz de enfrentarse a formaciones enteras de portaaviones estadounidenses.

Según se afirma en la versión oficial, aparentemente, uno de los torpedos a bordo del Kursk fue dañado durante el transporte y estaba goteando combustible. Es posible que sea cierto ya que varias fuentes más tarde afirmaron que fueron testigos de cuando el torpedo cayó al suelo. Sin embargo, a pesar de ello, fue cargado en el submarino. Este torpedo en particular no estaba armado y por ello, durante las tareas de inspección se le prestó poca atención y la fuga pasó desapercibida.

Los oficiales descuidaron las revisiones del material que era embarcado, porque el ejercicio era la prioridad principal, y todo tenía que salir de conformidad a lo previsto sin excusas ni incidentes y de conformidad al horario preestablecido. El alto mando naval había estado involucrado en escándalos de corrupción y se había descuidado totalmente las cuestiones de mantenimiento de los equipos navales de la marina rusa. El destino de los marineros quedó así sellado.

La fuga de combustible provocó la explosión inicial. Dos minutos y 14 segundos después de la primera explosión en el compartimiento de torpedos, el fuego que se había desencadenado provocó una segunda explosión de cinco a siete ojivas de torpedo reales listas para ser disparadas.

Las lecturas sísmicas de las explosiones submarinas fueron registradas por un estación sismológica noruega a las 11: 29h del sábado 12 de agosto de 2000. El mando ruso perdió el contacto con el Kursk inmediatamente después de las explosiones, pero ni siquiera reconoció ese extremo durante más de seis horas. Después de que se hizo evidente que algo andaba mal, se organizó una operación de rescate, pero ni siquiera lograron localizar la ubicación del submarino durante el primer día.

Mientras tanto, el Kremlin fue informado del acaecimiento el día después de que ocurriera. Vladimir Putin, que estaba en su primer año de presidencia, ordenó, en primer lugar, que se asegurara que el ejercicio se continuaba realizando conforme estaba planeado para que el resto del mundo no dudara de la efectividad de las Fuerzas Armadas rusas, incluso mientras se autorizaba la búsqueda del submarino desaparecido. El domingo 13 de agosto, los funcionarios de las fuerzas armadas trataron de ocultar el accidente, emitiendo una declaración de prensa en la que se afirmaba que el ejercicio se estaba realizando a plena satisfacción, con la excepción del submarino Kursk, que había sufrido “dificultades técnicas de menor entidad”. Sabían que el submarino estaba accidentado, pero temían dar cualquier información sobre él, ya que ni ellos mismos sabían que estaba pasando realmente.

Foto: El monumento al submarino Kursk. Autor: Wikipedia.
Las familias de los hombres desaparecidos empezaron a mostrar signos de preocupación. Ninguno de los tripulantes había dado la más mínima señal de vida, y un sentimiento escalofriante resonó alrededor de la Base Naval de Vidyaevo, que era el hogar de los hombres del Kursk. Las autoridades trataron de maquillar la situación ofreciendo a las familias varias historias engañosas sobre una interrupción temporal de la comunicación, pero ninguna de ellas era mínimamente plausible. Era obvio que algo estaba pasando bajo la superficie del mar.

El caso del Kursk se estaba convirtiendo poco a poco en un escándalo de nivel internacional. Desde que los noruegos recogieron las lecturas que indicaban claramente que se había producido una explosión submarina en el Mar de Barents, el gobierno británico junto con el de los Estados Unidos, Noruega, Israel, Francia, Alemania e Italia ofrecieron su ayuda. Los rusos rechazaron la oferta, alegando que una operación rusa de rescate estaba en marcha y que lo tenían todo estaba bajo control.

Por fin, una fuente anónima del gobierno se atrevió a afirmar que el Kursk estaba gravemente dañado debido a una colisión con un submarino de la OTAN, lo que resultó ser un acto de paranoia para cubrir la total desvergüenza de una chapuza inconmensurable. Sin embargo, esta afirmación alimentó la posición rusa de rechazar cualquier ayuda extranjera.

El lunes 14 de agosto se realizó la primera declaración oficial. La Marina comunicó a la prensa que el submarino había "descendido hasta el suelo del océano y estaba posado allí", que habían establecido contacto con la tripulación, estaban bombeando aire y energía a la nave, y que todos a bordo estaban vivos.


Foto: Una parte de una nota escrita por el capitán de corbeta Dmitri Kolesnikov, encontrada en su cuerpo en el noveno compartimiento. "12.08.2000 15:15 Esta oscuro, es difícil escribir, pero lo intentaré. Parece que no hay posibilidades, calculo que de un 10 a un 20 por ciento. Esperemos que alguien lea esto. Aquí está una lista del personal de las diferentes secciones que están en la novena (sección) y tratará de salir. Hola a todos, no hay necesidad de desesperación. Kolesnikov". Autor. Wikipedia.

La presión mediática estaba aumentando, ya que el gobierno ruso seguía empecinado en engañar al público. Cuatro días después del accidente, algunos de los oficiales de la Marina seguían afirmando que el Kursk fue dañado después de golpear una vieja mina submarina que databa de la época de la Segunda Guerra Mundial.

El pueblo ruso y el público internacional estaba furioso. Miembros de las familias de los tripulantes protestaron, pidiendo información adicional, ya que estaban siendo ninguneados. Algunos de los miembros de las familias no fueron ni siquiera informados por las autoridades y únicamente tuvieron conocimiento sobre el destino de sus maridos, hijos y hermanos a través de los periódicos.

Mientras tanto, todos los intentos de rescate fracasaron debido a las malas condiciones meteorológicas y la utilización de un equipo totalmente obsoleto e inadecuado. Los equipos de rescate y buceadores británicos y noruegos finalmente obtuvieron la autorización para ayudar con la misión de rescate, pero se les impusieron muchas restricciones. Los rusos todavía temían dejar que los extranjeros se acercaran al submarino. Eran extremadamente cautelosos con respecto al Kursk, ya que representaba el pináculo de la ingeniería soviética.

Después de que el equipo internacional hubo inspeccionado el naufragio, trascendieron los informes sobre las primeras bajas. Las explosiones mataron a la mayoría de los hombres a bordo, pero 23 marinos sobrevivieron. Debido a la lenta reacción de las autoridades, los hombres se ahogaron lentamente a medida que las reservas de oxígeno se agotaron.

Era el momento de que saliera a la luz la verdad. El 21 de agosto, el Jefe de Estado Mayor de la Flota del Norte de Rusia, almirante Mikhail Motsak, anunció al público que el Kursk se había inundado y que toda la tripulación había muerto. Al día siguiente, el presidente Putin se reunió con las familias de los marineros y oficiales muertos.


Foto. El capitán de corbeta Dmitri Kolesnikov, oficial de submarinos de la Flota del Norte de la Marina rusa fallecido en el naufragio del Kursk. Autor. Wikipedia.

Durante la reunión, Nadezhda Tylik, la madre del teniente de navio Sergei Tylik, interrumpio la reunión y se encaró con el presidente reprochándole la actitud del Gobierno durante la crisis. Ella se puso a gritar ante el presidente y fue reducida por la escolta y sacada de la sala. El escandalo ya era imparable, la situación tuvo eco en todo el mundo, enfatizando es mayúscula tragedia que se cobró la vida de 118 hombres.

Ante la magnitud del escándalo y de la incompetencia, el gobierno ruso se comprometió a levantar el naufragio con una operación de salvamento cuyo coste ascendía a 65 millones de dólares.

El Gobierno ruso contrató a las compañías de salvamento marítimo holandesas Smit International y Mammoet para sacar al Kursk del fondo del mar. Esta s convirtió en la operación de salvamento más grande jamás realizada.

El 8 de octubre de 2001, catorce meses después de la catástrofe y sólo cinco meses después de la adjudicación del contrato, el equipo de salvamento subió a la superficie los restos del buque en una operación de duró 15 horas. Una vez que el submarino estuvo en superficie y se depositó sobre una barcaza fue trasladado al astillero de Roslyakovo de la Marina rusa en Murmansk.

En Múrmansk el Kursk fue depositado en un dique seco, y posteriormente el casco de la nave fue abriéndose poco a poco. A bordo aparecieron los cuerpos de todos menos de tres de los 118 tripulantes del submarino. Los cuerpos de los tres que no aparecieron fueron totalmente destruidos por la explosión y el fuego y sus cuerpos no pudieron ser identificados o recuperados.

Fuente y Autores; http://www.diariodenautica.com/
Titulo Original: La tragedia del Kursk, diecisiete años de la muerte absurda de 118 marinos

Agradecemos a la Gente de Diario de Náutica  por compartir este material. 

QUÉ TAN PODEROSOS SON LOS SUBMARINOS NORCOREANOS?


DLN-.ESTADOS UNIDOS-.-La escasa información disponible para Occidente sobre el número y el potencial de la flota submarina de Corea del Norte es estimatoria, según evidencia un artículo publicado por la revista ‘The National Interest’. Cada nuevo informe al respecto que ha ido apareciendo en lo que va del siglo XXI citó algunos índices numéricos sin poder comprobarlos con las operaciones aritméticas básicas respecto a lo previamente conocido.
El medio se mostró inquieto por el tema después del intercambio de amenazas entre Pionyang y Washington. Corea del Norte se proclamó “lista para una guerra total en caso de que EE.UU. la inicie” e indicó que su primera misión sería hundir el portaaviones USS Carl Vinson “para demostrar su poder militar”. El presidente Donald Trump le pidió a su par chino Xi Jinping en una charla telefónica, que le recuerde al Gobierno norcoreano que EE.UU. tiene en su arsenal no solo los portaaviones, sino también submarinos nucleares.
El bloguero Kyle Mizokami opina que la flota sumergible norcoreana es vieja y obsoleta pero “tiene la ventaja de ser numerosa”. Las fuerzas navales y aéreas de Estados Unidos y Corea del Sur son ahora tan abrumadoramente superiores que la única forma viable de sobrevivir [a un ataque repentino] para la Armada de Pionyang es ir bajo el agua”, afirma. Sin embargo, no ofrece datos sobre cuántos submarinos norcoreanos pueden estar efectivamente sumergidos en cada momento.
Militares norcoreanos asisten a un desfile militar que conmemora el nacimiento del padre fundador del país, Kim Il Sung, en Pionyang, el 15 de abril de 2017.
Corea del Norte promete iniciar una guerra para reunificar el norte y el sur
El análisis publicado divide la flota sumergible en dos principales categorías: los submarinos importados de desplazamiento normal (de 1.800 a 2.000 toneladas) y los minisubmarinos de fabricación propia, inspirados en el diseño iraní de los años 1960.
El primer grupo consta de hasta 77 submarinos de la clase Romeo —suministrados por China— y cuatro submarinos soviéticos de la clase Whiskey. Se desconoce el número exacto de los que todavía están a flote, que tienen una autonomía en navegación de 60 y 30 días, respectivamente.
Sobre los ‘mini’ o pequeños sumergibles la información es aún más confusa. Se supone que los primeros que tenía Pionyang, de la clase Yugo, fueron dados de baja hace años. La última ocasión en que uno de ellos protagonizó un noticiero internacional fue en 1998, cuando un aparato quedó atrapado en las redes de un barco pesquero y fue remolcado a una base naval surcoreana. En aquel incidente, los tripulantes supuestamente se suicidaron o fueron ultimados para evitar su captura.
Desde entonces, virtualmente todos los Yugos han sido sustituidos por sumergibles costeros clase Sang-O. Uno de estos también fue interceptado por los surcoreanos a finales del siglo pasado y el resto está en servicio hasta el momento.
Entre los minisubmarinos destaca también la clase Yono, derivada de un proyecto iraní. Tiene un desplazamiento de 130 toneladas y solo dos silos de torpedo, siendo su velocidad en posición sumergida la más baja entre los sumergibles de combate actualmente en servicio.
Además, hay otra clase de diseño original norcoreano: Gorae (o Sinpo), de la cual existiría un solo ejemplar incorporado en la Armada y al menos seis en construcción. Una ventaja del modelo es que tendría la capacidad de portar misiles balísticos y no solo torpedos.
En el último intento de cálculo disponible, la CIA estimó en el 2015 toda la flota submarina de Kim Jong-un en unas 70 unidades, todas diésel-eléctricas. De ellas una veintena sería de la clase Romeo, 40 de la clase Sang-O y otras 10 tipo Yono. El resto habrían sido retirados del servicio: algo que no ha corroborado de ninguna manera Pionyang.
Mientras tanto, la Marina de Guerra de Corea del Sur cuenta con solo 15 submarinos (según otros datos, 23) de fabricación alemana y estadounidense.