23 octubre 2020

La US. Navy y la caza de submarinos chinos y rusos

 

caza de submarinos chinos y rusos“Es bastante conocido que nuestra patria ya no es un santuario”, dice el Vicealmirante Daryl Caudle, de las Fuerzas de Submarinos del Atlántico. “Por lo que tenemos que estar preparados para llevar a cabo operaciones de combate de alta intensidad en aguas locales.”

Mandos de la Flota se reunieron a mediados de septiembre, para realizar un intenso simulacro antisubmarino en la Costa Este, aguas que los comandantes de la Armada dicen que están abiertas a los submarinos rusos.

“Aquí es donde está la disputa… donde está la competencia. Específicamente en el Atlántico, debido a la capacidad submarina de los rusos. Tenemos que mantener la ventaja”. El vicealmirante Andrew Lewis, comandante de la nueva 2ª Flota con base en Norfolk, dijo a los periodistas. “Así que tenemos que estar preparados aquí para llevar a cabo operaciones de combate de alta gama en aguas locales, como lo hacemos ahora en el extranjero porque… ya nada es un santuario”.

Los ejercicios se realizan mientras la Armada desarrolla nuevas capacidades, incluyendo barcos sin tripulación, fragatas de alta velocidad y un nuevo acuerdo para basar submarinos y ampliación de una base en Noruega, para hacer frente a la rápida modernización de las flotas submarinas china y rusa, que ya operan con mayor frecuencia en el Ártico y podrían potencialmente comenzar a acercarse a la costa de EE.UU.

Lo que no está claro es, cuán interesado está Moscú en jugar cerca de las costas americanas. Su flota de submarinos se ocupa principalmente de proteger la infraestructura crítica rusa y a sus propios submarinos de misiles balísticos, clave para la segunda capacidad de ataque de Moscú. Probablemente hay poco apetito en Moscú para enviar a sus submarinos en misiones regulares de largo alcance y alta duración cerca de nuestras costas. Su flota es pequeña y un despliegue tan lejano dejaría sus otros activos desprotegidos.

En lo que la 2ª Flota de la Navy puede estar más interesada cerca de las costas de EE.UU., dijo Michael Kofman, director del Russia Studies Program del Centro de Análisis Naval, son los submarinos del 10º Departamento de Moscú, que opera varios submarinos de gran tamaño alimentados por energía nuclear que operan de forma independiente de la Armada Rusa.

La agencia rusa Main Directorate of Deep-Sea Research, ha convertido varios submarinos de misiles balísticos en buques nodriza para que atraquen otros submarinos o buques submarinos no tripulados en misiones especiales de inmersión.

Esta flota de submarinos también puede manipular los cables submarinos y otras infraestructuras submarinas, mediante brazos retráctiles que pueden alcanzar y agarrar objetos del fondo del océano.

“Una preocupación secundaria para EE.UU. es la actividad de esta segunda flota”, dijo Kofman. “Piensen en ellos como submarinos especializados que tienen grandes capacidades, algunas de esas relacionadas con las infraestructuras de cables de fibra óptica en el fondo del océano, en un conjunto de operaciones completamente diferente” de la Armada Rusa.

La US. Navy puso en el mar, durante el reciente ejercicio “Viuda Negra”, varios activos de alta gama, como el buque de asalto anfibio Wasp, los destructores USS Arleigh Burke y McFaul, aviones de vigilancia P-8, helicópteros y dos submarinos de ataque.

Una parte fundamental del ejercicio fue resolver cualquier fallo en el mando y control entre el nuevo Mando de submarinos y la 2ª Flota, ya que las dos organizaciones trabajan en cómo coordinar sus actividades. Las cosas aprendidas durante esta semana ayudarán a los comandantes a forjar una relación de trabajo más estrecha, y a limar asperezas en la coordinación y la comunicación, en las operaciones futuras.

A finales del mes pasado, un submarino ruso apareció inesperadamente en la superficie en aguas internacionales frente a la costa de Alaska, cogiendo por sorpresa al Mando del Norte. El submarino, que formaba parte de un ejercicio militar ruso más amplio, no llegó a entrar en aguas estadounidenses, pero su proximidad fue una señal de que muchas capacidades navales rusas han mejorado mucho desde que tocaron fondo inmediatamente después de la Guerra Fría.

El ejercicio Viuda Negra sigue a la confirmación a principios de este mes de que Noruega había hecho mejoras en un puerto sobre el Círculo Polar Ártico para preparar el camino para un aumento de las visitas de los submarinos nucleares de EE.UU., proporcionando un nuevo e importante punto de partida para observar la activa Flota del Norte de Rusia cuando transita hacia el Atlántico Norte.

El submarino ruso cerca de Alaska apareció sólo unos días después de que el submarino de ataque rápido americano USS Seawolf emergiera del Ártico frente a la costa de Tromso, Noruega. El barco es uno de los tres submarinos de ataque rápido de la clase Seawolf especializados en la obtención de información, por lo que es probable que el submarino con base en Washington estuviera operando bajo el hielo del Ártico antes de detenerse frente a la costa noruega.

En dos ocasiones durante el año pasado, la Armada de EE.UU. ha hecho público que sus submarinos nucleares atracan en Noruega, enviando una clara señal a Rusia sobre la presencia estadounidense en la región y mostrando un raro vistazo al mundo secreto de los despliegues submarinos. El nuevo trabajo permitirá a los submarinos americanos y de la OTAN atracar en el puerto y reabastecerse, permitiendo despliegues más largos en la crítica región del Ártico.

El mayor enfoque de la Armada en las operaciones submarinas es un indicador clave de lo que más le preocupa al Pentágono en los próximos años: los rusos y los chinos despliegan nuevos submarinos. “La guerra antisubmarina es una misión primordial para la totalidad de la US. Navy, sin importar su uniforme”, dijo Lewis.

Se espera que el buque mediano de superficie no tripulado de la Armada (MUSV), aún en desarrollo, desempeñe un papel en la caza de submarinos en los próximos años como parte de su capacidad de obtención de información, proporcionando una alternativa sin riesgos a los costosos buques o aviones tripulados que dan vueltas en el océano buscando pequeños submarinos en las vastas extensiones del océano.

Un nuevo informe del Instituto Hudson señala que el modo de actuación actual, que emplea conjuntos remolcados de movimiento lento y fácil de rastrear, “no puede escalar para hacer frente a más de unos pocos submarinos adversarios, y para eso tendrán abandonar los puntos de estrangulamiento, mientras  despliegan en el océano abierto”. Empleando MUSVs (Medium Unmaned Surface Vehicles), que remolca conjuntos activos y pasivos, conectados en red con aviones no tripulados, se pueden rastrear más submarinos simultáneamente.

El Almirante Lewis, sin nombrar específicamente a los MUSV, pareció subrayar ese punto. “El futuro de la guerra submarina, así como de otras guerras, está en la combinación de las fuerzas tripuladas y no tripuladas y en la integración de las mismas”, dijo.

Fte. Breaking Defense

Los submarinos griegos no son tan “invisibles” para los militares turcos

 Las imágenes de vigilancia publicadas por el ejército turco el jueves parecían refutar los informes de los medios de comunicación de que los submarinos griegos que operaban en el Mediterráneo Oriental eran “invisibles” para las fuerzas armadas de Turquía, según informa la Agencia Anadolu.

De acuerdo con las imágenes obtenidas de fuentes de seguridad, los elementos navales griegos están siendo constantemente monitoreados por las Fuerzas Armadas Turcas (TAF) en la región.

Las fuentes dijeron que las TAF están vigilando los submarinos de tipo 214 tanto desde el aire como desde el mar, a medida que aumentan las tensiones tras el descubrimiento de ricas reservas de hidrocarburos en la región y las reivindicaciones marítimas del gobierno griego.

Añadieron además que los informes falsos de Grecia sobre que Turquía no se había dado cuenta de la presencia de los buques griegos eran simplemente para fines propagandísticos para consolidar la opinión pública en su país.

En agosto, Turquía reanudó la exploración de energía en el Mediterráneo Oriental después de que Grecia y Egipto firmaran un polémico acuerdo de delimitación marítima, lo que impulsó el gesto de buena voluntad de Turquía de detener su búsqueda.

Declarando el acuerdo greco-egipcio “nulo”, Turquía autorizó al buque de investigación sísmica Oruc Reis a continuar las actividades en una zona de la plataforma continental de Turquía.

Turquía se ha opuesto sistemáticamente a los esfuerzos de Grecia por declarar una zona económica exclusiva basada en pequeñas islas cercanas a las costas turcas, lo que viola los intereses de Turquía, el país con el litoral más largo del Mediterráneo Oriental.

Ankara también ha dicho que los recursos energéticos cercanos a la isla de Chipre deben compartirse equitativamente entre la República Turca de Chipre Septentrional y la administración grecochipriota de Chipre meridional.

Rescate en alta mar de pescadores por submarino

 Cartagena-Colombia-Noticias625.co 17-10-2020. El llamado de alerta fue hecho por los tripulantes de la Flotilla de Submarinos de la Fuerza Naval del Caribe y con ello, se dio inicio al despliegue de una operación de búsqueda y rescate  de la Estación de Guardacostas de Cartagena.

Los tripulantes del Submarino ARC PIJAO, lograron el avistamiento de los pescadores, quienes habrían quedado a la deriva producto de fallas mecánicas, durante una faena de pesca artesanal.

Hasta lugar también llegó la una unidad de Reacción Rápida de la Estación de Guardacostas y lograron poner a salvo a los dos pescadores, quienes fueron transportados hasta muelle seguro.

La Armada de Colombia continuará con el desarrollo de patrullajes de control y vigilancia en las aguas jurisdiccionales, al tiempo que invita a la comunidad de navegantes a implementar las medidas de seguridad antes de hacerse a la mar entre las que se encuentra el correcto uso del chaleco salvavidas, verificación de equipos de comunicación y motores de la embarcación, con el fin de minimizar la ocurrencia de emergencias en el mar.

Armada de Colombia rescata dos pescadores a la deriva en la  Bahía de Cartagena. Un Submarino y Una Unidad de Reacción Rápida de Guardacostas  participaron en la Operación.

Submarinos clase Mackerel

Los submarinos de la clase Mackerel eran un par de submarinos experimentales construidos justo antes de la Segunda Guerra Mundial y botados en 1940 y 1941. Los dos eran similares en tamaño y capacidad a la clase S construidos al final de la Primera Guerra Mundial. En algunas referencias, los Mackerel se denominan "clase M". 

Los Mackerel surgieron de estudios de diseño ordenados por la Junta General de la Marina a partir de 1936, cuando el almirante Thomas C. Hart se unió a la Junta y encabezó el porgrama para el pequeño submarino. En ese momento se consideró que la producción en masa de grandes submarinos de flota no sería práctica. También se consideró necesario reemplazar lass antiguas clases S, R y O, para proporcionar defensa de área a las bases submarinas y operar en aguas restringidas. Para los Mackerel, la Electric Boat Company y el astillero de la marina de Portsmouth presentaron dos diseños algo diferentes.

Como prototipos, el Mackerel y el Marlin eran alg odiferentes. Las referencias coinciden en que el Mackerel utilizó una disposición de propulsión de transmisión directa, pero difieren en cuanto a si el Marlin tenía transmisión directa o transmisión diésel-eléctrica. Ambos submarinos tenían diseños de motores que no se usaban en otros submarinos de la Marina de EEUU. A fines de 1941, se hizo evidente que los submarinos de flota podían producirse en masa y el interés por los submarinos pequeños comenzó a menguar. El interés en ellos se reavivó con el examen del U-570 alemán, un submarino Tipo VII capturado por los británicos y prestado a los Estados Unidos. Además, el almirante Hart regresó a la Junta General a fines de 1942, tras participar en la última y fútil defensa de Filipinas e Indonesia en 1941-42. Señaló que ninguna otra marina había abandonado a los pequeños submarinos. Sin embargo, el almirante Frederick J. Horne, vicejefe de Operaciones Navales, consideró que los submarinos pequeños solo deberían construirse si no había interferencia con la producción de submarinos de la flota. Una vez que se hizo evidente que habría suficiente producción de la clase Gato más capaces, el interés en el diseño disminuyó y no se ordenaron submarinos pequeños adicionales. La producción de submarinos se estandarizó durante la guerra en la clase Gato y sus sucesores, las clases Balao y Tench. 

Ambos submarinos pasaron toda su carrera operando desde la base de submarinos de New London, Connecticut y Portsmouth Navy Yard en funciones de entrenamiento e investigación, contribuyendo al desarrollo de la guerra tanto submarina como antisubmarin. El 12 de abril de 1942, el Mackerel fue atacado por un submarino alemán mientras se dirigía a Norfolk, Virginia, pero los torpedos fallaron y el contraataque del Mackerel no tuvo éxito El. Marlin apareció como el "Corsair" de la película Crash Dive de 1943, filmada en la base de susbmarinos de New London. Después de la guerra, ambos barcos fueron desmantelados en noviembre de 1945 y desguazados en 1946-47.

Características generales (Mackerel)
Desplazamiento: 838 toneladas emergido; 1.209 toneladas sumergido
Eslora: 74,09 m; manga: 6,73 m; calado: 3.969 m
Propulsión: 2 motores diesel; 2 baterías Sargo de 60 celdas; 2 motores eléctricos electrodinámicos; 1.680 CV (1.250 kW); 1.500 CV (1.100 kW) sumergido 
Velocidad: 16 nudos (30 km/h) en superficie; 11 nudos (20 km/h) sumergido 
Alcance: 6.500 millas náuticas (12.000 km) a 10 nudos (19 km/h) 
Profundidad máxima: 76 
Dotación: 4 oficiales, 33 marineros
Armamento: 6 tubos lanzatorpedo de 533 mm (cuatro adelante, dos popa),12 torpedos; 1 cañón de 76 mm

Características generales (Marlin)
Desplazamiento: 813 toneladas emergido; 1.184 toneladas sumergido
Eslora: 72,82 m, manga: 6,585 m; calado: 3.969 m
Propulsión: 2 motores diésel ALCO; 2 baterías Sargo de 60 celdas; 2 motores eléctricos General Electric; 1.700 CV (1.300 kW); 1.500 CV (1.100 kW) sumergido 
Velocidad:14,5 nudos (27 km/h) en superficie; 9 nudos (17 km/h) sumergido 
Alcance: 7,400 millas náuticas (13,700 km) a 10 nudos (19 km/h) 
Profundidad máxima: 76 m
Dotación: 4 oficiales, 34 marineros
Armamento: 6 tubos lanzatorpedos de 533 mm (cuatro adelante, dos popa); 12 torpedos; 1 cañón de 76 mm

Imagen
USS Mackerel, 2 de marzo de 1941

https://en.wikipedia.org/wiki/Mackerel-class_submarine 

Del submarino Isaac Peral al S-80, la revolucionaria tecnología de las 'pilas' fabricadas por Tudor

18/10/2020 - 

CARTAGENA. El funcionamiento de un submarino bajo el agua es muy parecido al de un coche híbrido en carretera. Su batería alimenta el motor eléctrico, que propulsa al submarino y al resto de aparatos auxiliares mientras tiene suficiente carga. Lo que a día de hoy nos parece innovador, con la irrupción de los híbridos por las calles y carreteras de todo el mundo, los sumergibles ya lo tenían en sus cascos casi desde su origen. 

Es por ello que la tecnología empleada por el submarino Isaac Peral en 1888 marcó todo un hito en la construcción de submarinos, al ser el primero propulsado por motores eléctricos. Sobre este asunto hay un nombre propio, protagonista a la vez que desconocido por casi todos: las baterías de la empresa Exide (antes Tudor) han acompañado a la historia de los sumergibles españoles a lo largo del último siglo y pico, ya que ellos se han encargado de ponerle las pilas. Desde el Isaac Peral, botado en Cádiz un 8 de septiembre de 1888, hasta los modernos S-80, en proceso de construcción en la sede de Navantia en Cartagena, las baterías de Tudor han marcado la diferencia.

Para no perdernos, la función principal de una batería en un sumergible es la de almacenar la energía eléctrica necesaria para alimentar el motor eléctrico principal, al cual está engranado el eje que mueve la hélice del submarino; y así dar servicio a los equipos que necesitan corriente eléctrica para su funcionamiento.

La baterías del Isaac Peral ya eran revolucionaras respecto a las de la época, puesto que contaban con una serie de mejoras para aumentar su capacidad y seguridad. Se convirtieron, pues, en un hito de la innovación tecnológica y un siglo después, las baterías del S-80 cuentan con todas la modernizaciones del momento. La batería del Peral sumaba 613 elementos (30 toneladas), que proporcionaban 500 V y 50 amperios con una autonomía teórica de 396 millas a 3 nudos. Ocupaban casi el 60% del espacio, cada elemento media, aproximadamente, 50 x 42 x 40 cm y pesaban 50 kilogramos.

Tras el Isaac Peral, la Armada siguió pidiendo a Tudor la construcción de sus baterías para que formaran parte de las dos siguientes series de submarinos: S-60 y S-70.  La fabricación de baterías entre las 2 series de submarinos ha evolucionado según los nuevos medios de automatización industrial y controles de calidad en su fabricación. 

Sin embargo, el concepto y los materiales utilizados (ácido y plomo) no han cambiado nada. Lo que sí se han modificado en los submarinos de la serie S-70 respecto a sus antecesores son las placas interiores (ganando capacidad de almacenamiento), el sistema de refrigeración, agitado de electrolito y monitorización de control remoto de los parámetros de los elementos, así como mejoras de sus compuestos y su adaptación al medio marino. Todas estas mejoras han permitido aumentar la eficiencia tanto de su carga como de su descarga.

Por su parte, las baterías del S-80 son de plomo ácido con una serie de mejoras tanto en capacidad (con unas dimensiones algo superiores a las de los S-70), elementos de control, eficiencia y seguridad. Estas baterías proporcionan al submarino mayor velocidad y autonomía, que sumado al AIP le proporcionará al submarino la posibilidad de permanecer en inmersión pura, es decir sin dar snorkel, hasta una autonomía de unas 3 semanas.

El gran hándicap del peso, cada vez mayor para generar más autonomía

El peso en un submarino es uno de los grandes inconvenientes con el que los ingenieros tienen que manejar y sabar solventar a la hora de establecer los tamaños, capacidad y funcionalidad del mismo. De las 30 toneladas que aguantaba el Isaac Peral con sus baterías, se ha pasado a las 212 de los S-80. 

El tamaño de un elemento de una batería de submarinos mide 120 centímetros de altura y 36 centímetros por 45 centímetros de base, y pesa 590 kilos. El S-60 tenía un compartimento para baterías, llamado cajón, y contaba con 160 elementos (95 toneladas). El S-70 está dotado con 320 elementos (190 toneladas), divididos en dos cajones de baterías. El futuro S-80 contará con 360 elementos (cerca de 215 toneladas de peso), 180 por cajón.

Las baterías, no obstante, evolucionan y su futuro tiene otro nombre: iones de litio en lugar de plomo-ácido. Ofrecen una mayor capacidad energía almacenada por unidad de peso y volumen y una menor degradación, aunque las baterías de litio aún ofrecen dudas para su embarque a bordo de submarinos