06 julio 2013

Un gran batiscafo: el Archimède.

Como alternativa francesa, tras los éxitos del FNRS-3, a los batiscafos de Piccard, la armada francesa encargó la construcción de un gran batiscafo a George Houot y Pierre Willm, que sería botado en 1961.
Era un batiscafo de 200 Tm (siendo el mas pesado de los batiscafos), con 22 m de eslora, 5 m de manga y 9 m de puntal. Su corazón estaba formado por una esfera de 2,10 m de diámetro y una pared de acero de 15 cm de grosor.
Las pruebas de inmersión se realizaron en la fosa de Kuriles-Kamchatcka (Japón), donde se alcanzó el fondo a una profundidad de 9.545 m. Hasta 1970 estuvo realizando trabajos de investigación científica abisal

El Batiscafo Archimede

Nacho Padró

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada