12 julio 2013

Los Submarinos de abandono: La Familia de los Deep Diver.

En 1966, John H. Perry y Ed Link diseñaron el PLC-4 Deep Diver, dos elipsoides de 143 centímetros de diámetro que presentaba la novedad de permitir a los submarinistas el poder abandonar el submarino y regresar posteriormente. El elipsoide anterior tenía una escotilla para entrar en la nave mientras que el elipsoide de popa contaba con dos escotillas: una de comunicación con la popa y otra -inferior- que permitía que los submarinistas salieran al mar.

Los posteriores modelos que fabricaría la empresa de Perry  se basarían en las mismas características variando sólo el peso y profundidad:

  1. PC-4B Shelf Diver (1968):  con el que se inspeccionó el canal subterráneo de agua de los Alpes a Marsella.
  2. PC-8 (1969): El primero con un morro acrílico. 
  3. PC 1601 (1976): que llegaba a los 900 metros de profundidad.
  4. PC-12: que transportaba turistas en las islas Caimán.
  5. PC-8B: trabajando 25 años ininterrumpidos para el Instituto de Oceanografía de Bulgaria
  6. PC-1804 (1982): el último de la factoría.

Nacho Padró

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada