09 julio 2013

Los Monoplaza SP-500 01 y 02, las hermanas mayores de Denise.


Estos dos sumergibles de exploración, también llamados SP-500, alrededor de dos por tres metros y dos toneladas, son una versión mejorada del SP-350 Denise de Cousteau, también llamadas “Pulgas de Mar”, al ser menores con un peso de 2,4 Tm y que podían llevar a su tripulante hasta los 500 metros de profundidad. Lanzados en 1967, para los trabajos de la Sociedad Cousteau, las pulgas de mar deben su concepto a los técnicos del equipo de Cousteau y su construcción a los de la fábrica aeronáutica Sud-Aviation.
El principio y el equipo de las pulgas de mar son idénticos a los de la SP-350, pero, como si fueran aviones de combate, los sumergibles son pilotados por una palanca de mando con botones para cada dedo de la empuñadura. Una vez en el agua, los pilotos de los dos submarinos pueden verse entre sí a través de cuatro ventanillas de plexiglás 7,5 centímetros de grosor, ya que pueden rodar entre sí y, lo más importante, pueden ayudarse mutuamente. El brazo de muestreo se puede utilizar en caso de emergencia para captar la pulga que está en problemas y elevarlo a la superficie.

El trabajo SP-500, se centra por sus características en la observación científica y la fotografía y la filmación subacuática ya que además cuentan con una autonomía de 24 h de oxígeno.. Las pulgas de mar son el fruto de años de trabajo dedicado concebir, construir y perfeccionar la herramienta ideal para la exploración de las profundidades. Los mini-submarinos permitió un rápido avance en la comprensión del océano, especialmente en lo que se refiere a los grandes ecosistemas submarinos.

Nacho Padró

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada