21 julio 2013

El PX-8 “Auguste Piccard”: el primer Mesoscafo Turístico.


Tal como fue concebido en las ideas de Auguste Piccard y luego continuada por su hijo Jacques a quien debemos los proyectos y un prototipo, el Mesoscafo tenía que tener una cabina muy ligero de cristal o plexiglás, poder transportar a mucha gente en su interior. Nacía la idea de un sumergible turístico, el PX-8 Auguste Piccard, denominado por su creador Mesoscafo. En febrero de 1954 se puso en marcha y durante el verano, navegado, buceado, surgieron nueve veces al día, seis días a la semana,Este sumergible llegó a transportar a 40 personas hasta los 100 – 150 metros de profundidad en el lago Leman de Ginebra, con un total de más de 33.000 personas, en sus cerca de 1300 inmersiones,  hasta que fue vendido en el 2006 a una empresa estadounidense y sin un incidente. Actualmente se encuentra en un estado deplorable y hay una iniciativa para restaurarlo.

Estado actual del PX-8
La cabina estaba en la proa y un pasillo, flanqueado por dos hileras de veinte plazas cada uno, lo que lleva al compartimiento y la planta de energía, que se encuentra en la popa.
Formado por una cabina cilíndrica larga, cerrado en ambos extremos por un hemisferio. En el exterior, que tenía un puente, un arco, una cola, una quilla, timones de profundidad y dirección y proyectores.
Además fue una de las muchas atracciones de la Exposición Nacional de Lausana de 1964.. El Mesoscafo fue especialmente concebido y construido para la Exposición Nacional Suiza por su hijo, el Dr. Jacques Piccard, piloto del Batiscafo Trieste en su inmersión do 10.908 m. hasta el fondo del más profundo de los abismos oceánicos conocidos por el hombre. Cada pasajero disfrutaba de un confortable asiento frente a un espacioso ojo de buey panorámico, cada uno provisto dé su propio foco luminoso para escudriñar las profundidades del lago. Un circuito cerrado de televisión transmitirá la vista a la superficie. 

El Mesoscafo PX-8

Nacho Padró

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada