22 octubre 2016

Los Submarinos Rusos dominan el Pacífico

Los submarinos rusos están operando en el océano Pacíficos como hacía décadas que no operaban. Por primera vez desde la Guerra fría, la Flota del Pacífico de Rusia está recibiendo submarinos que son más silenciosos y tienen más armas y mayor alcance.
Según un estudio titulado “El reequilibrio asiático de Rusia” realizado por el Instituto Lowy de Política Internacional de Australia, el giro de Rusia hacia Asia ha desencadenado una renovación a gran escala de su Flota del Pacífico, que durante la próxima década alcanzará su mayor cifra de activos navales.
“Se han asignado a esta flota nuevos submarinos de misiles balísticos y cazadores asesinos, lo cual dará un gran impulso a las aspiraciones de proyección del potencial de Moscú en la región”, señala el estudio.
Según el analista militar ruso Dmitri Gorenburg, “la Flota del Pacífico podría convertirse en la mayor flota de Rusia durante la siguiente década debido a la creciente importancia geopolítica de la región y a la concentración de poderes navales en esta zona”.

Cambio de enfoque

Durante la Guerra fría, la Armada soviética era conocida por sus potentes armas, como el submarino de clase Typhoon. 
Bellona Foundation / wikipediaBellona Foundation / wikipedia
Con un desplazamiento de 48.000 toneladas, era casi tan grande como un portaaviones y eclipsaba al mayor submarino de la Armada de Estados Unidos por un margen de 20.000 toneladas. Este leviatán soviético podía lanzar 200 ojivas nucleares contra ciudades e instalaciones militares del enemigo en un solo bombardeo. 
Ahora la prioridad se centra en expandir la flota, especialmente con submarinos de la clase Boréi. Aunque tiene la mitad del tamaño del Typhoon, el Boréi supone un gran avance respecto a la escuela soviética de construcción de submarinos. La clase Boréi representa la nueva generación de submarinos rusos extremadamente silenciosos. Es más barato y necesita muchos menos miembros de la tripulación. Al mismo tiempo, no pierde en potencia de ataque y es capaz de lanzar entre 16 y 20 misiles nucleares con hasta ocho ojivas reorientadas de forma independiente.
Rusia espera remplazar sus submarinos de la guerra fría con un total de 12 submarinos de misiles balísticos Boréi, indica Gorenburg.

Potencial y proyección

El incremento en el tamaño, la potencia de ataque y el alcance de los submarinos rusos está en sintonía con el nuevo auge de Rusia. A lo largo de la guerra fría, la Armada de Estados Unidos alardeaba de tener unos submarinos mucho más silenciosos, algo que el reservado gobierno soviético nunca se molestó en refutar. 
Submarino Oscar. Es el submarino de ataque más grande del mundo, después de la clase Akula y la clase Borey. La pérdida más grave de esta clase de submarino es el K-141 Kursk que se hundió en el año 2000 en un trágico accidente. Fuente: ReutersSubmarino Oscar. Es el submarino de ataque más grande del mundo, después de la clase Akula y la clase Borey. La pérdida más grave de esta clase de submarino es el K-141 Kursk que se hundió en el año 2000 en un trágico accidente. Fuente: Reuters
No obstante, con la apertura de Rusia se están descubriendo las verdaderas capacidades de sus submarinos. Los tripulantes de submarinos rusos suelen contar historias sobre cómo han llegado casi a rascar la barriga de los barcos de EE.UU. sin que los estadounidenses se enteraran. Estas historias podrían estar más cerca de la verdad de lo que los expertos creen.
El almirante Mark Ferguson, comandante de las Fuerzas Navales de EE.UU. en Europa, declaró a la CNN que "Rusia está desplegando submarinos de combate y misiles a un ritmo difícil de seguir para Estados Unidos. Moscú está creando nuevos submarinos que resultan más difíciles de rastrear y detectar para la Armada estadounidense".
"Son más silenciosos, están mejor armados y tienen un mayor alcance", señala Ferguson. “Vemos que los rusos tienen sistemas de armamento más avanzados, sistemas de misiles que pueden atacar a zonas terrestres desde larga distancia, y también vemos que su habilidad de operación está mejorando a medida que se alejan de sus aguas”.
El almirante retirado James Stavridis, antiguo comandante de la OTAN, añade: “No podemos estar seguros al 100 % de cuál es la actividad subacuática de Rusia en la actualidad”.

Perspectiva para el futuro

En estos momentos existe un plan para desarrollar una clase de submarinos nucleares multipropósito con el objetivo de construir algo más barato y de menor tamaño de la clase Yasen. Este sería un submarino de ataque con menor armamento de misiles comparable a la clase Virginia estadounidense. La Armada rusa espera comenzar la construcción de estos submarinos lo antes posible en 2016 y tiene el objetivo de construir un total de entre 16 y 18 unidades.
Mientras tanto, la Armada de Estados Unidos cuenta con unas existencias de 53 submarinos, pero debido a decisiones de retirada del servicio y de presupuesto, esta cifra caerá hasta las 41 unidades a finales de la década de 2020.

El gato y el ratón

Durante décadas, los submarinos rusos y estadounidenses han estado jugando al gato y al ratón bajo los océanos de todo el mundo. Ahora parece que, sean lo silenciosos que sean los submarinos de la Armada estadounidense, los rusos los pillan a todas horas y en todas partes.
Un informe de Strategy Page con fecha del 18 de febrero de 2015 señala: “A principios de 2014 los expertos en detección de submarinos de la Armada de Estados Unidos se asustaron cuando una nave rusa de reconocimiento electrónico de la clase Vishnya fue avistada varias veces a lo lejos desde la costa este de Florida, cerca de varias bases de fuerzas aéreas navales y de submarinos. 
AFP / East NewsAFP / East News
El Vishnya avistado desde Florida iba acompañado de un remolcador. Ambas naves usaban puertos cubanos para reabastecerse. Las dos naves se dejaron ver por primera vez en Cuba en febrero.
“Lo que más asustó a la tripulación de detección de submarinos fue darse cuenta de que los ordenadores se han vuelto lo suficientemente baratos y potentes como para detectar submarinos mediante señales tan débiles como las ligeras alteraciones de las aguas de la superficie que provocaban a su paso sus naves. Se había sabido de la existencia de estas señales durante décadas, y se sabía también que con aparatos lo suficientemente potentes y sensibles podía utilizarse este método para rastrear submarinos en tiempo real.
Durante la guerra fría, el grueso del potencial de los submarinos rusos en el Pacífico lo constituían los submarinos de ataque. Diseñados para encontrar y destruir submarinos enemigos, sus tareas principales eran evitar que los submarinos de misiles balísticos enemigos lanzaran un ataque nuclear y destruir los rápidos submarinos de ataque enemigos antes de que estos encontraran a los submarinos de misiles rusos. En el teatro de operaciones submarino del siglo XXI, la Flota del Pacífico será más poderosa y contará con una mayor proporción de submarinos de misiles balísticos, los suficientes para mantener alerta a los estadounidenses.
http://es.rbth.com/tecnologias/defensa/2016/08/09/los-submarinos-rusos-dominan-el-pacifico_619433

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada