22 octubre 2016

Drones submarinos impulsados por pila de hidrógeno

El desarrollo de la tecnología de propulsión basada en la pila de hidrógeno es uno de los avances que ayudan a solucionar los dos grandes desafíos medioambientales de la automoción: el uso del petróleo y las emisiones de dióxido de carbono. Los vehículos con pila de combustible pueden funcionar con hidrógeno renovable a partir de fuentes como la eólica y la biomasa. Una vez convertido en electricidad la única emisión es vapor de agua, por lo que es una fuente de energía limpia; y su recarga tarda sólo unos minutos, dando solución a otro de los grandes inconvenientes que tienen los vehículos propulsados por energía eléctrica.


Drones submarinos impulsados por pila de hidrógeno



El mayor logro de la pila de combustible es que es capaz de transformar la alta energía del hidrógeno en energía eléctrica con gran eficiencia, lo que posibilita vehículos con mayor autonomía y resistencia que los alimentados con baterías estándar. 
En este contexto, General Motors (GM), la Oficina de Investigación Naval y el Laboratorio de Investigación Naval de EE.UU., están desarrollando el programa Prototipo Naval Innovador: una cooperación para incorporar sistemas de pilas de combustible para automóviles en la próxima generación de grandes drones submarinos de la Marina, con el objetivo de conseguir vehículos con una autonomía superior a los 60 días.
El Laboratorio de Investigación Naval concluyó recientemente una evaluación de un prototipo de dron submarino equipado con una pila de combustible de GM. «Nuestros experimentos en agua con un prototipo integrado, muestran que las pilas de combustible pueden cambiar las reglas del juego de los sistemas submarinos autónomos», ha afirmado Frank Herr, jefe del departamento «Ocean Battlespace Sensing» de la Oficina de Investigación Naval.
En este sentido, Herr también ha querido destacar que «la fiabilidad, alta energía y la autonomía que nos ha llegado a través de nuestra asociación con GM son particularmente importantes ya que la Armada quiere utilizar drones submarinos para multiplicar sus fuerzas».
Las pilas de combustible de GM son compactas y ligeras, y se puede lograr reducir su coste de producción una vez que se empiecen a fabricar en serie. Estos atributos se ajustan a los objetivos de la Marina para desarrollar sistemas fiables y asequibles.
«La colaboración con la Armada nos ha permitido aprender gracias a los más de 4 millones de kilómetros de experiencia con nuestro programa de pila de combustible ‘Project Driveway’ en el mundo real», asegura Charlie Freese, director ejecutivo global de GM «Fuel Cell Activities». Además, Freese ha asegurado que: «Nuestros clientes se beneficiarán de estos aprendizajes adicionales sobre el rendimiento de las pilas de combustible en otras aplicaciones diferentes al automóvil».
ABC.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada