09 abril 2016

SUBMARINO CLASE OSCAR II

LA TRAGEDIA DEL KURSK.


Submarino Clase Oscar II.


Con el nombre de Kursk es conocida una ciudad en la parte occidental de la extinguida Unión Soviética, donde se desarrolló la mayor batalla de tanques de la Segunda Guerra Mundial. En este lugar, desde el 5 de julio al 23 de agosto del año 1943, el Ejército Rojo derroto a 50 divisiones de blindados hitlerianos. Está considerado como un lugar para el orgullo nacional y fue erigido un monumento en su recuerdo. 

Submarino Clase Oscar II. 
Imagen del monumento a la batalla del Kursk


Para seguir recordando este acontecimiento, la marina de guerra soviética bautizó como Kursk un submarino nuclear de la clase Oscar II. 

La clase Oscar II. 

Los submarinos clase Oscar II fueron diseñados como unos sumergibles de doble casco y nueve compartimentos estancos, preparados para transportar misiles tipo crucero; con un desplazamiento sumergido de 18.300 toneladas y construidos en los astilleros de Severodvinsk (el mismo astillero donde se construyeron los submarinos de la clase Typhoon) fueron el orgullo de la flota roja, considerándose prácticamente insumergibles (si esta frase fuese aplicable a un sumergible) en caso de ataque o accidente. 

Concebido conceptualmente como un submarino de ataque de propulsión nuclear con turbinas de vapor, tiene capacidad de disparo para misiles de crucero con el objetivo de atacar a grupos de combate navales de la OTAN. Equipado con veinticuatro misiles tipo SS-N-19 Granit (denominación OTAN “Shipwreck”) con una rango de alcance de 550 kilómetros, pudiendo los misiles desplazarse en vuelo a una vez y media la velocidad del sonido. Este tipo de submarino Oscar II supera en diez metros la eslora de su antecesor el Oscar I.
 

Un trágico final. 

En agosto del año 2000, los equipos registradores del instituto sismográfico de Noruega registran en tres estaciones diferentes un gran explosión (equivalente a seis toneladas de trinito tolueno TNT) en el mar de Barents. 

Submarino Clase Oscar II. 
Imagen registro explosion en el sismógrafo


hundimiento de un submarino clase Oscar II denominado (K-141) “Kursk” en el mar de Barents, debido a una explosión de grandes dimensiones 

Se barajaron muchas posibilidades sobre su hundimiento, colisión con un submarino americano, un mina perdida de la Segunda Guerra Mundial o una explosión a bordo, siendo la última de ellas la que fue consiguiendo más consistencia, a pesar de la insistente reiteración de los medios oficiales de comunicación en las dos primeras. 

El submarino llevaba a bordo 118 tripulantes bajo el mando de comandante Gennady Lyachin.
 

Submarino Clase Oscar II. 
Imagen tripulacion Kursk en la cubierta del sumergible


La mayoría de los miembros de la tripulación eran menores de treinta años en la fecha del hundimiento. 

Todos los tripulantes fallecieron bajo una losa de cien metros de agua en el fondo del mar. Solo tres cuerpos nunca pudieron ser recuperados de la profundidad de las aguas. 

Fue considerada como una de la mayores tragedias acaecidas bajo el gobierno de Vladimir Putin, el cual fue acusado públicamente de demorar en exceso las tareas de rescate de los tripulantes, al no solicitar a tiempo la ayuda de países extranjeros y continuar con sus vacaciones oficiales. El coste total del rescate de los restos del Kursk fue valorado en 60 millones de euros.
 

Análisis de la tragedia. 

Para aclarar las causas de la explosión, que fue registrada en los sismógrafos como un movimiento sísmico de 4,2 grados en la escala Richter, se barajaron varias hipótesis: 

Submarino Clase Oscar II. 
Infografia de detalle de la deflagración


  • Colisión con una mina procedente de la Segunda Guerra Mundial.
  • Atacado con “fuego amigo” en unas maniobras de la flota soviética.
  • Pruebas de funcionamiento de un torpedo ultra-secreto indetectable a los medios electrónicos de contramedidas de la OTAN.
  • Colisión con un submarino de una flotilla de la OTAN.
  • Explosión de un torpedo en la cámara, antes de su lanzamiento.
 

Expertos de la Royal Navy británica encontraron la última explicación la más verosímil a lo sucedido en el Kursk, por similitud a lo acontecido con el sumergible británico Sidon durante el año 1955 en la localidad de Portland. 

El Kursk debía de llevar como armamento un tipo de torpedo anticuado y en condiciones deficientes, cuyo sistema de propulsión empleaba un concentrado de peróxido de hidrogeno (agua oxigenada), conocido por las siglas HTP, el cual no es inflamable y no reacciona con los combustibles derivados del petróleo. 

Al contacto con ciertos metales (cobre, plata o bronce) se produce una reacción y el peróxido de hidrogeno se descompone en vapor de agua y oxígeno, aumentando su volumen unas 5000 veces, lo cual se empleaba como medio propulsor en los torpedos. 

Se supone que este proceso se inició sorpresivamente y antes de efectuar el lanzamiento, produciéndose una reacción en cadena en el compartimento de torpedos y provocando la monstruosa explosión y posterior hundimiento. 

Durante las labores de rescate de los restos sumergidos, la proa del submarino (donde se alojaba el compartimento de torpedos) fue separada del resto del casco mediante una sierra de cadena y depositada en el fondo del mar, quedando definitivamente cerrada la vía de una posible investigación que corroborase las deficiencias en los torpedos.
 

Características generales. 

Desplazamiento en superficie: 13.900 toneladas 
Desplazamiento en inmersión: 18.300 toneladas 
Eslora: 154 metros 
Manga:18,2 metros 
Puntal: 9 metros 
Profundidad máxima: 830 metros. 
Velocidad en superficie: 16 nudos 
Velocidad en inmersión: 28 nudos 
Propulsión: Nuclear con turbinas de vapor. 
Armamento: Misiles “Granit”P-700/ Torpedos 533/650 m.m.


Submarino Clase Oscar II. 
Plano de detalle del submarino Kursk



Comunidad Militar de Taringa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada