09 abril 2016

SUBMARINO CLASE COLLINS

UN NARVAL EN LAS ANTÍPODAS.


Submarino clase Collins


El narval (nombre científico monodon monoceros) es un mamífero marino que vive en océanos polares y cuya característica mas destacable es un cuerno en su parte frontal (unicornio) así como una gran capacidad para sumergirse en aguas profundas, sobre unos 1.200 metros, en busca de alimentos. 

La historia de los Collins. 

Los submarinos clase Collins que forman parte de la RAN (Royal Australian Navy) son unos sumergibles de 3.500 toneladas de desplazamiento que fueron diseñados para moverse a gran profundidad por dos océanos de diferentes características (Pacifico e Indico), bajo una navegación silenciosa y amplia autonomía. 

Submarino clase Collins 
Submarinos Collins en formación


Se construyeron y diseñaron una serie de seis sumergibles en los astilleros de ASC (Australian Shipbuilding Corporation), siendo un proyecto que tuvo sus comienzos en el año 1982, basándose en el diseño del submarino sueco tipo 471, fabricado por Kockum para sustituir a los submarinos clase Oberon (construidos en los astilleros Scott en Escocia). 

Durante la fase de proyecto de diseño del submarino Collins, existieron bastantes discrepancias entre el modelo sueco y las expectativas de la marina australiana, siendo las más importantes las siguientes: 

  • El modelo sueco fue diseñado para navegaciones cortas , estando prevista su utilización de lunes a viernes. La marina australiana requería navegaciones largas y prolongadas estancias fuera de sus bases.

  • La diferencia de salinidad y temperatura entre las aguas del Pacifico y el Báltico, así como la climatología y estado de la mar.

Estas diferencias fueros resueltas a lo largo del proyecto por el equipo de técnicos seleccionados por la marina australiana y el astillero constructor Kockum. 

Al final, los seis submarinos clase Collins fueron bautizados con los nombres de distinguidos miembros de la RAN, que destacaron por su gran capacidad de sacrificio, dentro de las operaciones militares realizadas por la marina australiana. 

El primer submarino, denominado HMAS Collins, fue puesto en servicio en la RAN en el año 1996, siendo el último denominado HMAS Rankin en el año 2003.
 

Sus ventajas. 

Fueron diseñados para la implantación de una forma de casco de alto rendimiento, controles totalmente automatizados, bajo rango de detección y una elevada resistencia al choque. 

Dispone de un sistema de navegación altamente silencioso bajo propulsión eléctrica, cuya alimentación es suministrada por un banco de baterías de última tecnología, con un peso de 400 toneladas. La baterías se cargan en superficie o a profundidad de periscopio por un sistema de tres generadores eléctricos. Aparte de lo anterior, también lleva instalado un motor hidráulico fabricado por la empresa Scott-Mac Taggart para casos de emergencia y fallos en el sistema principal de propulsión. 

El diseño del submarino se completa con un sistema de combate de alta tecnología formado por misiles Harpoon, torpedos Mk-48 , sistema de contramedidas electrónicas y no-electrónicas, radar, sonar y un sistema de control de armas AN-BYG-1.
 

Submarino clase Collins 
Submarino Collins en puerto


Sus desventajas. 

El gobierno australiano encargo, en el año 2011, un informe al experto británico John Coles sobre los importantes problemas de sostenibilidad de dichos submarinos y sus cortos periodos de operatividad en la mar. 

Submarino clase Collins 
Portada de una revisión del informe Coles


El presupuesto de defensa previsto para los años 2012 y 2013 fue necesario incrementarlo en 735 millones de dólares para la realización de labores de mantenimiento en dichos submarinos. 

Las conclusiones que salieron a la luz en dicho informe, ponían de manifiesto que estos submarinos tenían necesidad de unas labores de mantenimiento complicadas y costosas , los sumergibles construidos en las décadas de los años ochenta y noventa, se pasaban en su base la mitad de su tiempo operativo para la realización de labores de mantenimiento
 

Sus sustitutos. 

Debido a estos elevados costes y a la falta de operatividad de los sumergibles, el gobierno australiano decidió involucrarse en un nuevo programa de construcción de submarinos bajo la denominación SEA 1000 (Australian Future Submarine) con una inversión prevista de 50.000 millones de dólares americanos. 

La contratación del proyecto para el futuro submarino SEA 1000 se encuentra repartida entre tres candidaturas con posibilidades reales de hacerse con el contrato y que son: 

1.-Francia, con su sumergible Scorpène, que incluirá como una opción dentro del proyecto el novedoso sistema de propulsión independiente del aire (MESMA)
 

Submarino clase Collins 
Submarino Scorpene (DCNS)


2.-Alemania con su modelo U-212A/214 que incorpora dentro del diseño un sistema AIP (Air independent propulsión). Corea del Sur dispone de licencia para la fabricación de este submarino, lo cual es de interés para el gobierno australiano. 

Submarino clase Collins 
SubmarinoU-212A en navegacion


3.-Japon con los sumergibles tipo Soryu. Es el más largo de todos los proyectos presentados. Dispone de un sistema AIP fabricado en Alemania equipado con un motor tipo Stirling. 

Submarino clase Collins 
Submarino Soryu en puerto japones


Características generales. 

Eslora: 77,8 metros 
Manga: 7,8 metros 
Puntal: 7 metros 
Desplazamiento en superficie: 3.100 toneladas 
Desplazamiento sumergido: 3.470 toneladas 
Velocidad max: 20 nudos sumergido 
Autonomía: 11.500 millas náuticas. 
tripulación: 48 personas. 
Armamento: misiles Harpoon, torpedos MK-48, minas


Submarino clase Collins 
Plano submarino HMAS Collins





Fuente:


https://vadebarcos.wordpress.com/2015/11/07/submarino-clase-collins-narval-antipodas/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada