16 abril 2016

Drones encontraron restos de un "monstruo" en el fondo del Lago Ness

Investigadores noruegos que analizaban el famoso Lago Ness de Escocia resolvió uno de los misterios más grandes de la zona durante las últimas décadas al encontrar el “monstruo” del lago; pero no el real, sino el artificial que crearon hace casi 50 años para grabar una película.
La compañía Kongsberg Maritime ha estado explorando el lago Ness usando un dron submarino equipado con sonares para “mapear” el fondo del lago. Y es que el mítico lago en donde se cree habita un extraño monstruo milenario con forma de dinosaurio y cuello alargado tiene zonas con más de 226 metros de profundidad, además de abismos en donde fácilmente podría esconderse una criatura como esta, o al menos eso piensan los lugareños.
Según publica Gizmodo, el dron submarino descubrió lo que parecía ser una criatura inmóvil con una forma que concuerda con la descripción que durante muchos años se le ha dado al monstruo del lago Ness, quizás demasiado.
Lamentablemente no se trata de una criatura con aspecto prehistórico y que ha sido protagonista de un sinfín de leyendas y supuestos ataques durante tanto tiempo, sino más bien la réplica que construyeron para grabar la película The Private Life of Sherlock Holmes en la década de 1970, y que tenía 46 años desaparecida.
La réplica, de 9 metros de largo, fue construida por el especialista en efectos especiales Wally Veevers, pero después de comenzar a grabar con ella el director decidió que no le gustaba el aspecto de las jorobas, por lo que ordenó quitárselas. El problema es que su funcionamiento correcto dependía de su estructura como fue diseñada, por lo que al modificarlo solo lograron que se hundiera y se perdiera por casi cinco décadas.

Permalink: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada