16 abril 2016

LOS SUBMARINOS DE LA CLASE SCORPÈNE.

Los submarinos de la clase Scorpene


La clase SSK Scorpène son una serie de submarinos de ataque de propulsión diésel eléctrica desarrollados conjuntamente por el consorcio naval europeo del mismo nombre creado en 1992 por la compañía francesa DCN (hoy en día DCNS) y la española Izar (hoy en día Navantia). Estos submarinos destacan por su velocidad, su sigilo y su alto nivel de automatización. 

La clase cuenta con cuatro variantes: la versión reducida costera CA-2000 con el sistema de propulsión anaeróbica MESMA como modo de propulsión principal; la versión estándar CM-2000 con propulsión diésel eléctrica; la versión AM-2000, derivada de la anterior incorporando el sistema de propulsión anaeróbica MESMA como modo de propulsión secundario; y la versión alargada S-BR para la marina brasileña.
 

Los submarinos de la clase Scorpene


El primer pedido de un Scorpène llegó en 1997 con el encargo de la marina de Chile de dos unidades; a este siguieron el pedido de otras dos unidades para Malasia en 2002, cuatro en 2003 para España (posteriormente cancelado), seis para la India en 2005 y otros cuatro para Brasil en 2008. 

Con el objetivo de conseguir un submarino lo más sigiloso posible, el diseño de los Scorpène incluye un casco, una vela y unos apéndices con unas formas que reducen al mínimo su ruido hidrodinámico. Los equipos de a bordo se montan sobre soportes elásticos que se colocan en plataformas suspendidas, reduciendo así las vibraciones sobre la estructura.. De esta manera se reduce el riesgo de detección por los sensores enemigos mientras se aumenta el alcance de los sensores propios. 

El uso de acero de alta resistencia para el casco, unido a la alta automatización de los sistemas del buque que permite reducir a un mínimo de 31 personas la tripulación, hacen que el peso del sumergible se reduzca, permitiendo aumentar la carga de combustible o víveres, de tal manera que se aumenta la autonomía del submarino. 

La hélice de estos submarinos gira propulsada por un motor eléctrico de 2.900 kW, alimentado por cuatro generadores diésel eléctricos en la superficie y por baterías cuando navega sumergido, baterías que se recargan por medio de los generadores diésel al salir a la superficie. Es en ese momento cuando el submarino es más detectable por el enemigo, debido al ruido de los generadores y al tubo de exhaustación que se refleja en el radar. 

Como alternativa a las baterías, DSCN ofrece la implantación del MESMA (Module d’Energie Sous-Marine Autonome, en francés), en la que la turbina que propulsa en submarino en inmersión se alimenta del vapor calentado por la combustión de etanol y oxígeno. La incorporación del MESMA implica el aumento de la eslora en poco más de 8 metros, mientras que el tiempo de inmersión se multiplica por tres, pasando de 7 a 21 días, pero a un coste entre los 40 y los 50 millones de euros.
 

Los submarinos de la clase Scorpene


El submarino se maneja desde la sala de control, en la que equipos altamente automatizados se encargan del manejo de la propulsión y la dirección mientras monitorizan los sistemas del buque en busca de posibles problemas. El sistema de navegación recibe y combina datos del propio submarino mediante sus propios sensores a la vez que información exterior procedente de sistemas de posicionamiento global. 

La tripulación de los submarinos de la clase Scorpène está formada por 31 personas, alojadas sobre una plataforma soportada elásticamente e insonorizada. En caso de accidente el sumergible cuenta con equipos y víveres para asegurar la supervivencia de la tripulación durante siete días, contando con un sistema de conexión para una campana de inmersión o vehículo de rescate submarino para el rescate de los tripulantes. 

El armamento de los Scorpène se compone de torpedos o misiles de crucero, hasta un total de 18 unidades, o 30 minas, dependiendo de los requerimientos del cliente. El sistema de control de combate SUBTICS se encarga de manejar el conjunto de armas del submarino. Este sistema se compone de un subsistema de manejo de información, el subsistema de control de armamento y de un conjunto de sensores acústicos – formado por un sónar pasivo cilíndrico de largo alcance, un sónar activo, un sónar remolcado o un sónar de alta resolución antiminas, entre otros – y se dispone en seis consolas multifunción alrededor de una mesa táctica central.
 

Los submarinos de la clase Scorpene


Los Scorpène chilenos. 

En diciembre de 1997 la marina chilena encargaba dos de estos submarinos con el objetivo de reemplazar dos submarinos de la Clase Oberon retirados del servicio activo en 1998 y 2003. Las proas de los dos submarinos se construyeron en Cherburgo (Francia) y las popas en Cartagena (España). El primero de ellos, el General O’Higgins, se ensambló en Francia y fue entregado en 2005. El segundo, el General Carrera, se ensambló en España y fue entregado en 2006. 

Los submarinos de la clase Scorpene


Los Scorpène malayos. 

Dos submarinos fueron encargados por la marina malaya en junio de 2002. Al igual que los anteriores, se construyeron por partes y el primero de ellos, el Tunku Abdul Rahman se ensambló en Cherburgo y fue entregado en 2009. El segundo, el Tun Abdul Razak, ensamblado en Cartagena, fue entregado en 2009. 

Los submarinos de la clase Scorpene


Los Scorpène indios. 

En octubre de 2005 la India encargaba seis unidades de la clase, pero a diferencia de los anteriores, los submarinos están siendo construidos en el astillero de Mazagon en Bombay, con transferencia tecnológica de las compañías francesas DCNS y Thales. El primer submarino, el INS Kalvari, comenzó a construirse en 2006 y se espera que sea entregado en 2016. Los otros cinco serán entregados uno al año hasta 2021. Los dos últimos llevarán instalado el módulo de propulsión anaeróbica en el que está trabajando la agencia india DRDO (Defence Research Development Organisation). 

Los Scorpène brasileños. 

Brasil encargó en diciembre de 2008 cuatro unidades de propulsión diésel eléctrica, construidas mediante un consorcio formado por DCNS y la compañía brasileña Odebrecht. El casco de la primera de ellas se comenzó a construir en Cherburgo en 2010 y fue enviado a Brasil en 2012 para continuar su armamento en el astillero de Sepetiba, esperando que pueda entregarse en 2017. Los otros tres, construidos en su totalidad en Brasil tienen como fecha de entrega en los años 2018, 2020 y 2021. 

Características generales. 

Eslora total: 61,7 metros 
Manga: 6,2 metros 
Calado: 5,4 metros 
Desplazamiento en inmersión: 1.565 toneladas 
Desplazamiento en superficie: 1,450 toneladas 
Máxima profundidad de operación: 350 metros 
Velocidad en superficie: 12 nudos 
Velocidad en inmersión: 21,5 nudos 
Autonomía en superficie: 6.500 millas náuticas (12.000 km) a 8 nudos 
Autonomía en inmersión: 550 millas náuticas (1.020 km) a 5 nudos 
Tripulación: 31 personas
 

Los submarinos de la clase Scorpene



Fuente:


https://vadebarcos.wordpress.com/2015/01/25/submarinos-clase-scorpene-navantia-dcns/


Comunidad Militar de Taringa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada