21 enero 2017

El alcalde de Valverde y el submarino alemán: una leyenda canaria que resiste al hierro

Era 8 de septiembre de 1917 cuando Juan Ayala, alcalde de Valverde, en El Hierro, el punto geográfico más alejado de la Península, se enteró por vecinos que un submarino alemán había emergido en el Puerto de la Estaca. Veloz, fue a ver el acontecimiento. Recriminó al comandante que no ordenara el izado de la bandera de España y desapareció seis días en el sumergible. 
Aunque en las actas municipales y la prensa de la época no hay menciones a este hecho, aspecto que hasta puede ser lógico por la lejanía de El Hierro y decisión política del veterano alcalde entonces, el doctor Francisco de Salamanca, decía antes de fallecer en 2012 que su hermano, José Miguel, le documentó lo sucedido. Y le confirmaba que ese 8 de septiembre de 1917 los vecinos del Puerto de la Estaca se alarmaron y pusieron en conocimiento de Ayala la aparición de un submarino alemán en las aguas de la bahía. 9 meses hubo fuego cruzado cerca de la isla entre embarcaciones británicas y alemanas. Por eso, los herreños estaban asustados. 
El alcalde, según la tesis de De Salamanca, bajó en su yegua hasta el puerto. Allí, recriminó a los militares alemanes su presencia en la isla porque España era neutral en la I Guerra Mundial. El alcalde quería que se izara la bandera española. El comandante del submarino, Henrich Metzger, rechazó la idea e invitó a Juan Ayala a subir. Dice la leyenda herreña que Ayala estuvo fuera de la isla varios días dentro del submarino. En el pleno municipal del 15 de septiembre de ese año se le ubica como "ausente". 
Dicen en El Hierro que los militares alemanes lo retuvieron. El submarino sería el U-63. Al retorno a la isla, Ayala pudo despedirse del comandante. Cuando la gente le preguntaba que dónde había estado, Ayala Hernández respondía que no sabía. Nunca aclaró este hecho.
Eso es lo que dice la leyenda herreña. Si fue el U-63, como sostiene De Salamanca, estaba bajo el mando de Henrich Metzger. En esas fechas, el 5 de septiembre de 1917 ese submarino liquidó al buque francés Prolétaire al norte de Argelia. El 11 de septiembre al brasileño Embleton en Cabo Espartel, el 12 de septiembre al noruego Reim en el Cabo de San Vicente y el 15 de septiembre de ese 1917 al norteamericano Platuria en aguas cercanas a Tánger. Sostiene la mitología popular de la isla que el alcalde Juan Ayala estuvo retenido seis días desde el 8 de septiembre de 2017. Los datos de actividad del submarino proceden de diversas fuentes alemanas especializadas. 
La leyenda del alcalde de Valverde es de 1917, pero en 1941 fue hundido el U111 al sur de El Hierro
La leyenda del alcalde de Valverde es de 1917, pero en 1941 fue hundido el U111 al sur de El Hierro  - ABCLa presencia de submarinos alemanes en Canarias en la I Guerra Mundial fue habitual. Existe la teoría que la presencia del submarino alemán en septiembre de 1917 en aguas del puerto de La Estaca se debiera a la necesidad de renovar sus tanques de aire. En aquella época, muy poca gente vivía en ese entorno y se dedicaban a la pesca artesanal y labores de transporte marítimo entre los pocos barcos con víveres que procedían de Tenerife. Era un espacio discreto para una operación de este tipo.
Antes que surgiera esa leyenda del alcalde Ayala, en enero de 1917, un subamarino alemán fue hundido por un buque británico en la zona de El Pinar. El alcalde pedáneo de aquella época llevó a parte de la tripulación a la capital de la isla, Valverde. El entonces delegado del Gobierno en la isla, Sebastián Padrón, acompañaría a un oficial y a un maquinista del submarino hundido a Tenerife. 
Submarinistas herreños afirman que frente a la Bahía de Naos hay un submarino hundido a unos 70 metros de profundidad. Puede también que sea ese de enero de 1917 o uno que fue hundido en 1941, U-111, tipo IX B, que desapareció el 4 de octubre de 1941 al suroeste de la isla de El Hierro por fuego artillero y cargas de profundidad del buque británico HMS Lady Shirley. Murieron 8 tripulantes y hubo 44 supervivientes.
El alcalde Juan Ayala tenía 70 años cuando supuestamente desapareció por unos seis días en un submarino alemán tras recriminar a su comandante que no usara la bandera española al fondear en aguas del Puerto de La Estaca. Eso dice la leyenda que ha durado como el hierro en la isla.
J.L.J. @ABC_Canarias Las Palmas De Gran Canaria

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada