21 mayo 2016

Pentágono

La Defensa estadounidense estudia la posibilidad de crear almacenes de equipo bélico escondidos en las aguas profundas. En caso de necesidad, estas reservas se utilizarían para realizar ataques rápidos o suministrar armas.

La agencia DARPA —el autor del concepto— ha desarrollado almacenes submarinos autónomos de 5 metros de largo y 2 toneladas de peso, capaces de resistir una enorme presión de agua durante un largo período
Los aparatos, denominados UFP —Upward Falling Payloads, en inglés- podrán ser colocados a una profundidad de hasta 4 kilómetros y tendrán capacidad para albergar drones militares y armamento. Al recibir una señal desde cualquier rincón del planeta, los UFP se moverán inmediatamente a la superficie del mar y lanzarán sus drones.
A pesar de que el programa ya marcha a toda vela, todavía no se conocen muchos detalles. La DARPA está en el proceso de elaboración de los prototipos y los medios submarinos, cuyas pruebas están planeadas para el año 2017. Los sistemas UFP estarán dotados con pilas y medios de conexión que ofrecerán a los aparatos la autonomía necesaria y la capacidad de recibir señales a una profundidad de varios kilómetros.
Los lanzamientos de vehículos no tripulados submarinos ya fueron ensayados por la Marina estadounidense, y actualmente no son un concepto ajeno para los militares de EEUU. Sin embargo, por ahora se desconoce dónde y contra qué enemigo EEUU prevé desplegar sus aparatos UFP.


Lea más en http://mundo.sputniknews.com/america_del_norte/20160521/1059922898/pentagono-ataques-submarinos.html#ixzz49KJJQa69

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada