27 diciembre 2014

Submarino de ataque nuclear Clase los Ángeles

La Clase "Los Ángeles" cuando fue proyectada para el servicio activo, eran los submarinos de propulsión nuclear con mayor cantidad de unidades construidas en un mismo proyecto, 64 en total.

Contaban con una elevada velocidad, movilidad, capacidad de ataque y sigilo comparable con las Clases "Skipjack", "Permit" y "Stungeon" (precedente Clase de Submarinos de ataque nuclear con casi la mitad de desplazamiento) en otras palabras, se habían unificado en un solo proyecto todas las capacidades.

El notable incremento de las dimensiones del buque fue gracias a la instalación de un nuevo modelo de propulsor, el reactor térmico Diseñado por la General Electric modelo S6G. La vida útil de combustible de éstos reactores sin la necesidad de renovarlo era de entre 10 y 14 años.


Submarino Clase Los Ángeles USS "Los Ángeles" (SSN 688)




Un Clase "Los Ángeles", sin identificación visible, posiblemente el USS "Dallas".




Las mejoras también incorporadas eran, además, el incremento del espacio disponible para una dotación de armamento más amplio y la utilización de diversos mecanismos para incrementar la insonoridad en inmersión con materiales de fabricación de base sintética.



Interior de un submarino clase Los Ángeles.




Navegando en el USS Toledo.




Los sistemas de escucha y localización subacuáticas de los submarinos clase Los Ángeles se siguieron modernizando paulatinamente desde la puesta en marcha del proyecto en 1974.

El sonar activo/pasivo BQQ-5 estaba instalado en la proa en un contenedor de forma esférica, los sistemas de hidrófonos para calculo de distancia eran 3 en un principio y luego se instalaron 2 más para aumentar la precisión, se encontraban a ambos lados del casco, uno sobre la vela y dos del tipo remolcados de baja frecuencia. Un total de 5 hidrófonos de escucha de gran alcance equipaban a las unidades.


Una de las pantallas del sistema de sonar del USS Toledo.




A causa de la escasez de espacio disponible para el transporte de una mayor dotación de armamento, un defecto común de todas las unidades submarinas Norteamericanas de la época, a partir de la construcción de la unidad Nº34, se les habían instalado 15 tubos de lanzamiento verticales para los misiles de crucero "Tomahawk" en el espacio disponible entre el casco resistente y el montaje del sonar de proa.

Posteriormente los tubos se redujeron a 12 para permitir incrementar la cantidad de minas antisubmarinas transportadas.



Pintura que describe un lanzamiento de misil "Tomahawk" por parte de un submarino de clase Los Ángeles.




Misil "Tomahawk".




Misil antisubmarino nuclear de largo alcance UUM-44 "ASBROC" con una cabeza de guerra de hasta 250kt.




Sirvió en las primeras unidades heredados de la clase "Permit", luego paulatinamente fueron retirados de servicio en todas las unidades al finalizar la Guerra Fría. Se construyeron una 300 unidades.




Misil Sub-Harpoon lanzado desde submarino.




Durante su servicio, los submarinos clase Los Ángeles, demostraron ser una muy buena plataforma antisubmarina.
 

INCIDENTES


Un buque Soviético de clase "Alpha I", en su primer misión operativa de largo alcance había logrado despistar hábilmente a un clase "Los Ángeles" que lo estaba siguiendo a lo largo de la costa de Islandia, quizás se debió a la gran velocidad que caracterizaban a las unidades de la clase "Alpha I" que llegaban a superar ampliamente los 40 nudos.

Recordemos que los submarinos de ataque nucleares de la ex Unión Soviética, eran en su mayoría muy veloces, pero no los menos ruidosos y más fiables, pero muchas de esas falencias eran suplidas en ocasiones por las dotaciones con astucia y buena suerte.



Submarino Soviético Clase "Alpha"




En el año 2005, el 8 de enero, el USS "San Francisco" colisionó con una elevación del fondo del océano a unos 160 metros de profundidad, el suceso ocurrió a 670 kilómetros de la Isla de Guam. Muchos tripulantes resultaron con serias y graves lesiones.

Los daños comprendieron la perdida de los tanques de lastre delanteros, el equipo de sonar y sistemas de emergencia de proa, por suerte el reactor no sufrió daños en su sistema refrigerante y pudo mantenerse en funcionamiento, de éste modo, y como el casco interno había soportado el impacto, la nave pudo emerger por sus propios medios.

Fue escoltada hasta su base por varios buques de apoyo y arribó a Guam 2 días después. Estuvo en reparaciones desde entonces y se planeó suplantarlo por otro unidad de la misma clase, pero se determinó que continuaría en servicio luego de las reparaciones.
  


El USS "San Francisco" en dique seco, luego de haber colisionado con una montaña submarina.


Características


Clase Los Ángeles


Desplazamiento: 6000 toneladas en superficie, 6900 toneladas en inmersión.
Dimensiones: eslora 109,7 metros; manga 10,1 metros; calado 9,85 metros.
Dotación: 127 hombres.
Aparato motor: un reactor nuclear de agua presurizada General Electric S6G que alimentan a dos turbinas de vapor acopladas a un eje.
Velocidad: 18 nudos en superficie, 31 nudos en inmersión.
Cota alcanzable (profundidad): hasta 450 metros operativa, 750 metros máxima.
Tubos lanzadores: 4 en total de 533 milímetros, 2 a cada lado, retrasados hacia media nave.
Armamento estándar: 26 torpedos/misiles Mk48/SUBROC antisubmarinos en algunas unidades, misiles Sub-Harpoon y misiles crucero Tomahawk, o bien, 52 minas Mk57,Mk60 o Mk67.
Sistemas electrónicos: 1 radar de descubierta en superficie BPS-15, 5 sonares BQQ5 con sistema de remolque para 2 de ellos, 1 central de control de lanzamiento de torpedos Mk113 y Mk117, 1 sistema de comunicación satelital WSC-3, 1 teléfono subacuático, 1 sistema de contramedidas electrónicas integrado a 1 lanzador de señuelos y 1 sistema de interceptación de anomalías.

http://peluchinga.org/posts/info/68760/Submarino-de-ataque-nuclear-Clase-los-ngeles.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada