13 diciembre 2014

Rusia prepara sus opciones en el mercado de submarinos de propulsión anaerobia

(Infodefensa.com) Moscú – Rusia espera iniciar la producción de submarinos no nucleares de propulsión anaerobia en 2016. De ese modo la industria naval del país podrá participar en el mercado con mejores precios, tal y como adelantó hace un año Serguei Sujanov, portavoz de la oficina de diseño especializada en este tipo de buques Rubín. Ahora, el director general adjunto de esta misma firma, Andréi Baránov, ha puesto fecha a esa incursión en el mercado de sumergibles más similares a los S-80 que oferta la española Navantia que a los que tradicionalmente viene desarrollando la industria rusa.
“Nuestros planes no han cambiado”, ha explicado Baránov en una entrevista a la agencia Sputnik Nóvosti, antes de revelar que en el año 2016 “crearemos el prototipo del sistema de propulsión anaerobia”.
El comandante de la Marina de Guerra rusa, almirante Víctor Chirkov, ya anunció el pasado marzo que su país contará con su primer sumergible de propulsión anaerobia entre 2016 y 2017.
Además de un tamaño más reducido, adelantó Sujanov a finales del año pasado, los nuevos buques “serán mucho más silenciosos, y en lo que se refiere al grupo propulsor podrán ser totalmente eléctricos”. En este punto explicó que ya existen sistemas eficaces de propulsión independiente del aire (AIP), un equipamiento que también montarán los S-80 españoles y que previsiblemente les permitirá navegar en inversión durante veinte o treinta días.
La gran ventaja del sistema de propulsión anaerobia (o independiente del aire) radica en que los submarinos consiguen ser menos detectables porque no necesitan emerger para recargar las baterías, apunta la agencia estatal rusa RIA Novosti.
Según Baránov todos los trabajos de investigación y desarrollo ya han terminado. Su empresa, Rubín, es una de las principales compañías rusas de diseño de submarinos tanto diésel-eléctricos como nucleares.
Una tradición de sumergibles nucleares
La tradición rusa en el desarrollo de sumergibles militares se centraba hasta el momento en la construcción de grandes naves de propulsión nuclear. Las tres primeras generaciones de submarinos estratégicos tenían dimensiones “formidables”, en palabras de Sujanov. Destacaban los de la clase Akula –denominados Typhoon por la OTAN–, desarrollados por la Unión Soviética en los años 1980, y que contaban con un desplazamiento máximo de 48.000 toneladas en sus 175 metros de eslora.
 Infodefensa.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada