12 junio 2016

Una pequeña réplica del Peral vuelve a navegar

Doscientos jóvenes estudiantes del Instituto Politécnico han demostrado que llevan dentro el espíritu de Isaac Peral. Durante siete años han seguido sus pasos en el diseño y la construcción de una réplica cinco veces más pequeña que el submarino inventado por el ingeniero cartagenero inventó en 1888. El marino empleó tres años y 25.000 pesetas de entonces. Sus seguidores, guiados por los profesores, han tardado siete años. El coste no ha sido concretado.


Peral vuelve a sumergirse




El submarino autopropulsado es el tercero que construye el centro, pero los dos anteriores son solo estructura, sin movilidad.
Muchas aportaciones
Soldadores, electricistas y técnicos en electrónica y en prevención han trabajado en ello haciendo pequeñas aportaciones sucesivas durante varios cursos. «Cada uno puso su granito de arena y, lo que es más importante, aprendió con ello lo que supone colaborar en un proyecto real con su esfuerzo», explicó el profesor de electrónica Germán Villalba. El trabajo ha sido integral desde la fabricación del casco, con el soldado de las planchas, el posterior masillado y repintado exterior y la instalación eléctrica. La parte final ha sido la incorporación de la instalación electrónica y del dispositivo de control remoto. «Se ha conseguido un sumergible muy completo y permite accionar la propulsión, las bombas de achique e incluso la parada de emergencia si hay algún fallo de motores», explicó. También se puede conectar a un ordenador para hacer el chequeo de funcionamiento, como ocurre con cualquier vehículo moderno, desde los turismos hasta los submarinos de combate.
La prueba de inmersión fue realizada safisfactoriamente. El submarino también hizo una pequeña navegación junto al Club de Regatas bajo la vigilancia de voluntarios de un club de buceo. A la botadura acudieron también la presidenta de la Asamblea Regional, Rosa Peñalver, y el concejal Francisco Aznar.
Tras este éxito queda por definir qué utilidad se le dará al vehículo. La consejera reveló que aún no se ha tomado ninguna decisión. «Se elegirá el destino que más publicidad proporcione la actividad del Politécnico». Sí está claro que formará parte de un catálogo o inventario con el resto de los prototipos desarrollados en distintos centros de FP de la región para ordenar su uso posterior y que sea lo más beneficioso posible para los alumnos del futuro.
Eduardo rivelles para laverdad.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada