22 agosto 2015

The Hunt For Red October. Simulador de submarinos en tiempo real (1988)


En noviembre de 1988 la revista MEGAjoystick comentó el juego The Hunt For red October para Amiga y Atari ST, veamos qué se dijo.
The Hunt For red October es comparable con una simulación aérea, aunque es en realidad más original, ya que no manejamos un F16 o F18, sino un submarino nuclear dotado de las más avanzadas técnicas y el más complejo sistema de defensa.
El submarino
Red October es un submarino soviético nuclear de misiles balísticos. Está armado con 26 misiles SS-N-20 Seahawk con los cuels está potenciado para destruir unas 200 ciudades. El submarino tiene varios sistemas propulsión entre los cuales se encuentra el “Caterpilar”. Este sistema de propulsión disminuye el ruido causado, por ejemplo, por el sistema nuclear, lo que hace su detección casi imposible.
La historia
Ha llegado la hora de la verdad. Tus manos sudan e intentas no mostrar el nerviosismo que estás padeciendo. En tu mente aparecen las imágenes de tu mujer y de tus hijos, mientras te preguntas una y otra vez si saldrá bien. No obstante confías plenamente en tu inteligencia y en tus muchos años de mar que te han llevado a ser lo que eres: Marko Ramius, capitán de primer rango y comandante del Red October. La fuga que has planeado es perfecta: usar el submarino red October para logar llegar a los Estados Unidos de América.
Pero aunque la tripulación ignora tus propósitos desertores y anti-patrióticos, los soviéticos temen una fuga. Así pues estarán vigilando constantemente las actividades del Red October con la ayuda de la flota roja.
El primer problema que se te plantea es la negociación de la elevación de Reykjanes cerca de la costa de Islandia. Allí tendrás que esquivar también la flota soviética.
Una vez que hayas conseguido llegar al océano Atlántico tendrás que reunirte con la flota norteamericana. Ahora tu misión es fingir la destrucción del submarino, para que así los soviéticos dejen de fisgonear y los americanos tengan acceso a las nuevas técnicas enemigas.
Para llevar esta difícil misión a cabo tendrás control total en la pantalla del sonar, el sistema “Caterpilar”, periscopios de ataque y reconocimiento, torpedos y demás...
El juego
La posición de Red October se nos muestra con un pequeño submarino rojo. El mapa del Atlántico muestra también las posiciones de las flotas soviéticas así como de la OTAN. Estas posiciones irán variando según como progreses en la misión.
Controlamos el submarino gracias a un menú de iconos que nos promete una mayor facilidad de manejo así como una considerable ayuda a la hora de maniobrar rápidamente.
Pero al tratarse de una simulación en tiempo real, si queremos esquivar un misil enemigo con un brusco cambio de rumbo, tardaremos mucho, casi demasiado ya que solo podemos girar en un segundo unos 90 grados. Esto aporta una mayor dificultad al juego, así como la obligación de una atención al 100%. No os asustéis tampoco si vuestro submarino no se mueve, aunque hayáis subido la velocidad al máximo de 37 nudos. Esto es debido a que el mapa es muy pequeño y, al pretender ser el juego lo más real posible, un submarino no puede recorrer cien kilómetros en pocos segundos. Si utilizamos el sistema Caterpillar no podemos sobrepasar la velocidad de 15 nudos. (Este sistema consiste en la aspiración del agua a través de la proa y su expulsión por la popa, propulsando de esta manera la nave y eliminando el sonido y reverberación que resultaría con el uso de hélices).
El sistema Diesel está destinado al uso auxiliar si se estropea otro sistema.
Si disparamos un torpedo podremos naturalmente modificar previamente la dirección y elevación del mismo. Para disparar un torpedo activaremos el icono de “weapons” y allí deberemos activar el icono de “manual override”. Ahora seleccionaremos el torpedo que queremos, modificaremos la dirección y elevación y disparamos con el icono “fire”.
Aquí también podremos plantar decoys electrónicos, factor importante ya que sirve para desviar misiles amenazadores.
Bajo el icono de “telescope” podremos elegir entre estas funciones:
  • Actividad sonar
  • nivel de carga de baterías
  • periscopio izquierdo
  • orientación de periscopio
  • periscopio derecho
  • nivel de aire comprimido
  • actividad E.S.S
  • vista de periscopio
Así mismo podremos elegir entre vista de día y de noche, así como entre ataque y defensa. La actividad E.S.S es muy importante si no queremos derribar un barco de pesca o un barco americano por equivocación.
Algunos barcos son los siguientes:
  • Krivak (USSR)
  • Kashin (USSR)
  • Udaloy (USSR)
  • Slava (USSR)
  • Moskva (USSR)
  • Kirov (USSR)
  • Sverdlov (USSR)
  • Kynda (USSR)
  • Kara (USSR)
  • Kiev (USSR)
  • Kanin (USSR)
  • Grisha (USSR)
Todos los barcos de la Unión Soviética son peligrosos, pero los que verdaderamente destacan son los “destroyer” ya que son los que llevan el armamento más peligroso y en más abundancia.
Pero los americanos también disponen de algunos barcos:
  • Enterprise (USA)
  • Forrestal (USA)
  • Ticonderoga (USA)
  • Virginia (USA)
  • Charles (USA)
  • Nimitz (USA)
  • Leahy (USA)
  • Knox (USA)
  • Spruance (USA)
Estos, al tratarse de amigos en cierta manera no son peligrosos. Pero si abres fuego contra ellos pensarán que la fuga sólo era un truco y te atacarán con sus misiles. Así pues verifica previamente de qué bando es el barco que vas a intentar hundir.
La flota inglesa es una de las mejores por excelencia. Así pues no es de extrañar que nos crucemos con un barco inglés si pasamos cerca del Reino Unido. Los barcos que más aparecen son los siguientes:
  • Ark Royal (UK)
  • Briadsword (UK)
  • Invencible (UK)
Estos tres barcos en teoría no hacen nada y se comportan igual que los americanos. Recuerda que por defecto sólo los soviéticos abrirán fuego, con lo que les puedes reconocer con mayor facilidad.
Para reconocer estos barcos usaremos el cross-seccional bajo el menú “sonar”. Con el icono “sonar” podremos elegir entre:
  • sonar activo (señales de sonar activo son emitidas indicando así la presencia de otras naves en el área.)
  • cuadro cross-seccional (visualiza el perfil cross-seccional del fondo del mar con opción de magnificación o disminución).
  • Hidrofonía (permite un análisis más extenso del cuadro cross-seccional.)
Podremos cambiar también el rumbo submarino así como la profundidad (hasta un máximo de 450 metros).
En una ventana especial la tripulación nos comentará el progreso de la misión, así como si pasamos cerca de minas, si la profundidad disminuye, si somos atacados y, en definitiva, todo de lo que tiene que ser informado un comandante.
Cuando estemos jugando podremos pausar el juego o salvar la posición actual del mismo, factor muy importante, ya que difícilmente se puede acabar la misión en un día. También podemos utilizar esta función para salvar los datos si hemos conseguido avanzar mucho, para partir desde este punto si nos matan más tarde.
Conclusión final
The Hunt For Red October es una simulación muy bien lograda y en tiempo real de un submarino. Su grado de dificultad es alto y se requieren muchas partidas para familiarizarse con el menú de iconos. El juego tiene unos gráficos adecuados y unos sonidos digitalizados que recuerdan el sonido del sonar o de movimiento. Es, en resumidas cuentas, un buen juego, distinto a cualquier arcade, en el que la lógica y el pensar rápidamente son factores indispensables. No es de extrañar que en Estados Unidos se haya convertido en un auténtico número uno, ya que una vez que dominas su funcionamiento se convierte en un juego sumamente adictivo.
Pero recuerda ¿cuándo atacar? ¿cuándo escapar? ¿cuándo ocultarse? La decisión es tuya ...
Fuente | MEGAJoystick nº2 (noviembre 1988)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada