26 agosto 2010

El Ojo del Submarino: el Periscopio.

El Periscopio es el Ojo del submarino. Los hay de dos tipos: el Periscopio de Ataque, delgado para que sea poco detectable, y el Periscopio de Navegación, más grueso y con mejores características de luminosidad. Estos artilugios no sólo se utilizan para detectar objetos de superficie, también pueden ser usados para la orientación mediante un sextante, con un sistema láser, medir distancias, sacar fotografías y aumentar las imágenes.
Los primeros periscopios utilizaban dos espejos, uno en la ventana superior y otro delante del observador. Si bien el sistema básico funcionaba, tenía el inconveniente que los dos espejos no podían estar demasiado separados si se quería garantizar la nitidez, la cual cosa limitaba la longitud del periscopio a cerca de un metro.



Para conseguir llegar a los 15 metros de los modelos actuales se coloca un prisma reflector en la ventana superior que dirige la luz hacia el interior del tubo, donde un conjunto complejo de lentes evitan la pérdida de nitidez y antivibraciones y la dirigen hacia un segundo prisma reflector que dirige la imagen hacia el observador.
Unos cuantos tubos de bronce de diferentes diámetros, uno dentro del otro, permite recoger y extender el periscopio.
De diferentes modelos, encontramos periscopios monoculares y binoculares (si se mira por uno o dos ojos) y panorámicos (donde hay varias ventanas que alcanzan todo el horizonte y mediante un espejo se hacen converger todas las imágenes en una sola).
Para evitar que el periscopio sobresalga demasiado de la superficie, con el consiguiente riesgo de ser detectado, por las olas o pequeños fallos en el control de profundidad, los periscopios tienen un mecanismo de compensación, con el cual, aunque el submarino varíe ligeramente de profundidad, este se encuentra siempre a la misma altura, motivo por el que el observador, en ocasiones, se puede ver obligado a arrodillarse para poder seguir el ascenso y descenso del periscopio.


 Nacho Padró

14 comentarios:

  1. gracias sirve de mucho

    ResponderEliminar
  2. Me alegra saber que el Blog es de utilidad para los interesados en el Tema.
    Nacho Padró

    ResponderEliminar
  3. hola me llamo laureano gazpio Y TENGO 8 AÑOS.ME GUSTO MUCHO SU INFORMACION.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por el comentario Laureano, y me alegro de que te guste.
    Nacho

    ResponderEliminar
  5. Hola, quisiera saber si conoces como funciona el mecanismo del periscopio el cual permite que sea tan suave de manipular

    ResponderEliminar
  6. Al menos los primeros estaban engrasados para que las piezas no sufrieran fricción.

    ResponderEliminar
  7. pues es sorpredente gracias por la informacion

    ResponderEliminar
  8. es agradable todo y me gustaron las imagens gracis

    ResponderEliminar
  9. hola me llamo boris y la info me sirvio mucho para un trabajo practico

    ResponderEliminar
  10. hola me llamo ariadna y tengo 11 años tu informacion me sirvio de mucho te lo agradesco :)

    ResponderEliminar
  11. Me alegro mucho Ariadna, y gracias por el comentario

    ResponderEliminar
  12. Hola Nacho, hay un error en tu explicación sobre el periscopio, y creo que merece la pena comentarlo.

    Los periscopios no son "telescópicos", están hechos con un solo tubo rígido, monobloque. Esto es así porque las lentes internas han de mantener una distancia fija entre ellas, y no se puede variar su distancia sin desenfocar la imagen. Únicamente pueden replegarse o desplegarse del interior del submarino en un solo paso.

    Por otro lado, me gustaría felicitarte por tu excelente blog, que sigo siempre con interés.

    Firmado: Polipasto

    ResponderEliminar
  13. Gracias Polipasto por la aportación. Si bien lo que indicas es correcto, en algunos casos los periscopios permitian hacer "zooms" de visión para mejorar el tiro. De ahí lo de visión telescópica aunque fuera al precio de una peor calidad de visión

    ResponderEliminar