26 agosto 2010

El Ojo Acústico del Submarino: el Sonar.

Considerado como el "Ojo Acústico" del submarino, se usa para la localización y orientación de obstáculos debajo del agua. Se basa en el principio básico del reflejo del sonido en una superficie sólida que produce una variación de su trayectoria.
El funcionamiento del Sonar se basa en un Transductor que transforma la energía eléctrica en sonora gracias al fenómeno de la pizoelectricidad de algunos materiales, como el cuarzo, que al vibrar por el paso de una corriente eléctrica produce ondas sonoras y al revés, si recibe una vibración sonora es capaz de convertirlo en impulso eléctrico. Este impulso es recogido por un transmisor y amplificado para ser oído por el Operador de Sonar..
Normalmente los submarinos presentan dos sonares: uno a proa y otro en el vientre de la nave que se usa para medir la distancia a la que se halla el fondo. El alcance del sonar es limitado (un máximo de 10 km) aunque se puede variar la frecuencia:los sonidos de alta frecuencia dan imágenes nítidas de los objetos reflectores, pero por contra son de alcance inferior, mientras que por el contrario, los sonidos de baja frecuencia dan imágenes poco nítidas pero tienen un alcance superior.
Todo esto siempre que no haya alteraciones por diferencias de densidad en el agua, pues al atravesar las clinas de densidad se producen distorsiones y enormes desviaciones de la trayectoria del sonido, lo que puede ayudar a crear "Areas de Sombra" para no ser detectado.


                                                                                                                   Cámara de Sonar del USS Dolphin.

Nacho Padró

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada