21 julio 2016

EL HMS Ambush choca con un buque mercante en Gibraltar

La asociación ecologista Verdemar-Ecologistas en acción no se fía de las autoridades gibraltareñas y ha solicitado al Gobierno español que se realice un análisis radiológico de la Bahía de Algeciras (Cádiz) tras conocerse que un submarino nuclear de la Armada Real Británica,'HMS Ambush’, colisionó este miércoles con un buque mercante en las aguas que rodean al peñón en el transcurso de unos ejercicios de entrenamiento. El incidente ha hecho revivir en la zona la tensión que se vivió hace más de una década con el HMS Tireless, un submarino británico que en 2000 estuvo un año varado en Gibraltar para una reparación del reactor nuclear.
Fue el propio Ministerio de Defensa británico quien confirmóel accidente, señalando que se produjo al mediodía del miércoles cuando el HMS Ambush emergía a la superficie tras haber realizado un ejercicio de entrenamiento. El choque provocó daños externos en el submarino, especialmente en la torreta, pero no ha afectado a la planta nuclear. Tampoco el buque mercante ha informado de daños materiales y no se han registrado heridos por parte de las tripulaciones. Tras el incidente, el submarino se dirigió inmediatamente al puerto de Gibraltar para ser sometido a nuevos controles
El 'HMS Ambush', un submarino de la clase Astute –los más avanzados de la Armada británica— desarrollado en los astilleros de BAE Systems fue puesto en el agua en 2011 y entró en funcionamiento en marzo de 2013. Pesa 7.400 toneladas y puede transportar y disparar misiles crucero Tomahawk. Tenía previsto pasar una semana en el Peñón, donde es habitual que estas embarcaciones realicen paradas técnicas para revisiones, ejercicios o abastecimiento de combustible. Desde el Ministerio de Defensa británico han confirmado que se ha abierto “una investigación inmediata” aunque aseguró que “no hay ninguna preocupación de seguridad asociada al submarino”.

"SE SALTAN LA NORMATIVA"

Sin embargo, el portavoz de Verdemar, Antonio Muñoz, ha cuestionado “el tipo de seguridad” de las autoridades británicas, reprochando que en una zona tan transitada como es el Estrecho de Gibraltar los submarinos están obligados “a ir por encima del agua” y “no pueden emerger de la nada”. “Se saltan la normativa a la torera”, reprochó Muñoz, quien exigió que el Consejo de Seguridad Nacional acuda a la Bahía de Algeciras con medidores Geiger para hacer un análisis radiológico de la zona y determinar si hay o no contaminación, dado que si hay una fuga de radioactividad no es tan fácil de detectar como una mancha de hidrocarburos.

Un submarino nuclear británico choca con un buque mercante en Gibraltar
AFP
El submarino nuclear 'HMS Ambush', en aguas de Gibraltar, el 20 de julio.


Desde la asociación resaltan que la catalogación de Gibraltar (puerto tipo Z) establece que los submarinos nucleares pueden atracar allí para “descanso de la tripulación o que sean visitados por el público”, pero “jamás para mantenimiento y reparaciones de estos sumergibles, existiendo incluso la prohibición de entrada en un puerto Z de submarinos de propulsión nuclear dañados o averiados”, dado que no están dotados de planes de emergencia, evacuación o seguridad y supondría un enorme riesgo para la población.
Pese a estos extremos, Muñoz recordó que hasta un centenar de submarinos de propulsión nuclear han recalado en la colonia desde 2001, año en el que partió el HMS Tireless después de un año reparando el sistema primario de su reactor nuclear. La reparación de esta nave provocó un intenso enfrentamiento entre las autoridades españolas y británicas.
JC// Sevillla para ELPERIODICO.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada