18 abril 2015

Navegar en el VAS 525/60

El mar tiene un magnetismo muy especial, resulta terriblemente atractivo y seductor y, en su fondo, esconde además la magia del misterio y lo desconocido porque hay mucho que no sabemos de lo que ahí ocurre; tanto es así que no nos faltan aventuras imaginarias acerca de los fondos marinos ¿quién no recuerda al capitán Nemo en su Nautilus en un viaje de veinte mil leguas de viaje submarino ideado por Julio Verne?
Los viajes submarinos, que hemos visto también a toda pantalla en el cine o la televisión, estos ya no soñados o inventados sino reales como la vida misma, tienen también una melódica banda sonora, la que le pusieron los Beatles el día que le cantaron a un yellow submarine. Y eso es lo que te proponemos hoy, viajar en un submarino amarillo que acaba de ponerse a la venta.
Se trata del sumergible eléctrico VAS 525/60manufacturado por GSE TRIESTE; en él pueden viajar 4 o 5 pasajeros y puede ser manejado por 1 o 2 pilotos, su eslora es de 8’4 metros con 2,6 de altura y puede sumergirse hasta 160 metros de profundidad a una velocidad máxima de 6 nudos; el VAS 525/60 funciona en perfecta coordinación con una embarcación madre.
Este pequeño submarino amarillo está pensado como capricho para quienes poseen ya un gran yate de lujo, para convertirse en el complemento perfecto de embarcaciones a las que no les falta detalle como tantas de las que solemos mostraros en loff.it. Es un sumergible como los que suelen utilizar los exploradores de hoy en día, nuestros científicos marinos, hecho a la medida del estilo de vida más vanguardista y lujoso; de ahí que los asientos sean de piel y que disponga a bordo de una pequeña nevera, baño y también de luz y conexión individual no sólo para los pilotos sino también para los pasajeros.
La funcionalidad y seguridad de este equipo no ofrece duda alguna porque ha sido construido en connivencia y bajo los estándares militares americanos; dispone de teléfono subacuático, modo de piloto automático y doble pantalla para el control de la buena marcha del equipo. Aunque el oxígeno disponible para un viaje con su ocupación completa llega a las 8 horas, este equipo dispone de una reserva de oxígeno que puede durar hasta 96 horas en caso de que se produzca algún accidente, cosa harto difícil dado que además dispone de sistema sonar antichoque y funciona con motor eléctrico.
Imagina cómo sería acomodarte en este pequeño gran sumergible y ver desde las cuatro ventanas, dos a cada lado, de que dispone, el fondo del mar con el que siempre has soñado… sin mojarte ni un pelo.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada