04 abril 2015

Los submarinos rusos vuelven a patrullar por los mares del mundo

alt
Por primera vez desde 1989, la flota submarina estratégica de Rusia comenzará a realizar patrullas a nivel global por aguas internacionales. Así se declaró recientemente en un curso del Ministerio de la Defensa dedicado al desarrollo de la flota de guerra. Las patrullas locales en zonas marítimas cercanas (clasificación soviética: B-0) recomenzaron en 2006, pero para las zonas oceánicas no había suficientes submarinos operativos ni sistemas de comunicación especiales en los submarinos. Ahora, nuevamente, se volverán a realizar patrullas submarinas en todos los sectores de los océanos del mundo, incluso a las orillas de los cinco continentes del planeta. Además, se ha aprobado que  a partir de 2017, en las patrullas participarán los submarinos silenciosos multifuncionales APL de nueva generación del proyecto 885М "Fresnal", con misiles de crucero H-102 armados de cabezas nucleares a bordo
El sistema de patrulla global de combate, a partir de 1992 fue degradándose poco a poco. Si en 1986 el sistema de exploración del estado mayor de las fuerzas navales de los EEUU fijaba la posición simultánea en distintas zonas marítimas de 34 submarinos de la URSS (estos informes de exploración han dejado de ser secreto y se encuentran accesibles al público), en 1995, el Pentágono constataba ya solamente un submarino "Tiburón" en una zona de responsabilidad muy limitada, que era el Norte de Europa.
En los años 90, Rusia perdió el componente marítimo de la tríada nuclear y era extremadamente vulnerable ante un ataque masivo de misiles nucleares de un posible adversario. El programa parcial de  patrullas submarinas volvió a estar operativo en 2006, después de que fueran reparados y modernizados las unidades 5APL, que formaban parte de la Flota. Todos ellos estaban en sus bases porque tenían defectos técnicos que implicaban riesgos para la seguridad de la tripulación y el barco.
Sin embargo, hasta el lanzamiento de los nuevos submarinos "Tiburón", no se consiguió  cubrir las necesidades, ya que, en primer lugar, no había suficientes unidades (hay que tener en cuenta que por cada grupo de tres submarinos, solamente uno "trabaja" en los mares, otro está en la reserva, y el tercero en su fase de mantenimiento planificado), y en segundo lugar, el sistema de comunicaciones global con las unidades submarinas para mantener la conexión con los puestos de mando, también había sido desmontado tras el colapso de la URSS.
Solo había sobrevivido un transmisor de gran potencia en Vileykoy (Bielorrusia). Hay que decir también que el sistema de satélites militares rusos todavía no cubría suficientemente todos los sectores oceánicos para asegurar la recepción de las directrices de mando a todas las unidades. Por eso, las patrullas estratégicas se limitaban a zonas del Océano Glacial Ártico (Flota Norte) y una parte pequeña del Océano Pacífico (Flota del Pacífico).
En 2012 la agencia norteamericana AFP realizó un reportaje de análisis publicado en el sitio Strategic Security Blog, el que se investigada el componente marítimo de las fuerzas nucleares estratégicas rusas, sacando la conclusión de que, a pesar de la intensificación de los ritmos de la construcción de submarinos nucleares, todavía hoy la fuerza de submarinos nucleares rusos son muy poca amenaza para los Estados Unidos.
alt
La actividad de los submarinos nucleares rusos con objetivos estratégicos en los EEUU era estimada como insignificante. El Pentágono había establecido que durante todo el año, los submarinos rusos solamente habían podido realizar cinco misiones desde las bases de las flotas del Norte y del Pacífico. Como comparación, basta decir que en el punto álgido de la guerra fría, solo en 1984, la Flota de guerra soviética había realizado en los océanos del mundo 102 misiones de combate con submarinos armados con misiles nucleares.
Ahora, después del desarrollo del sistema de satélites de comunicaciones de onda larga y la entrega a la Armada de los submarinos nucleares de nueva generación – tres unidades 955 "Borey" con cohetes balísticos y dos 885М "Fresnal" con los misiles cruceros a bordo– que poseen en comparación con los "Tiburones" mayor autonomía y capacidad de eludir los sistemas occidentales, con lo que la flota de combate submarina puede volver a patrullar los océanos del  mundo, incluso a zonas que habían sido inaccesibles hasta ahora. La presencia en distintos sectores de los océanos mundiales se realizará por medio de un algoritmo especial secreto y de forma rotativa, y con la introducción de las unidades de la clase "Borey" (9 unidades) y "Fresnal" (10 unidades), con lo que pueden recomenzar las patrullas globales a niveles similares a los de la época soviética.
Los submarinos nucleares rusos en los océanos del mundo pueden restablecer el equilibrio militar mundial, ha informado el experto militar y redactor jefe de la revista rusa "Defensa Nacional", Ígor Korotchenko. "Es necesario desplegar nuestros submarinos estratégicos en aquellas regiones desde donde sea posible realizar, en caso de necesidad, el lanzamiento de misiles balísticos intercontinentales desde el mar. El sentido de las patrullas en el mantenimiento de la invulnerabilidad de nuestros submarinos estratégicos. De ese modo restablecemos el equilibrio estratégico en el mundo y apoyamos el estatus de la Federación Rusa como potencia nuclear", declaraba Korotchenko.
En la actualidad, Rusia dispone de 9 submarinos nucleares estratégicos, que se encuentran desplegados en las flotas del Norte y del Pacífico. Como ha señalado en una entrevista en «El Experto Online» un antiguo comandante de la división de submarinos, el vicealmirante Nikolay Osipov, con la recepción en las unidades de combate de la Armada de los submarinos estratégicos de la clase de "Borey", la flota de submarinos estratégicos de Rusia, no sólo podrá continuar sus patrullas en el Océano Glacial Ártico, Atlántico y Océano Pacífico, sino también recomenzarán las tareas de combate en aquellas regiones  donde, desde la disolución de la URSS, no había presencia de submarinos rusos. Se trata de reanudar esa presencia en los mares del Sur, que permitirá poder operar con la reserva estratégica nuclear no sólo a través de Norte, sino también a través del Polo Sur.


Sin embargo, Osipov quiere dar un enfoque especial a los submarinos de la clase "Fresnal",  silenciosos y capaces de acercarse desapercibidos a una extremamente corta distancia de las costas del adversario y de forma instantánea sorprender con sus misiles de crucero H-102, con cabeza nuclear, a las bases y centros de control y mando del enemigo. Estas unidades podrían desplegarse, por ejemplo, por toda la costa Este de EEUU y de esa forma, sus misiles no tendrían que desarrollar una trayectoria balística. Según los resultados de las pruebas, el misil H-102 puede alcanzar su objetivo hasta una distancia de 5 500 km y destruirlo con una precisión de 2 m.
http://www.elespiadigital.com/index.php/noticias/defensa/8992-los-submarinos-rusos-vuelven-a-patrullar-los-mares-del-mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada