12 noviembre 2016

Comandante de la Fuerza de Submarinos de Brasil habla sobre desafíos de defensa regional

Expositores del panel “Fuerza de Submarinos: un poder vigente proyectado hacia el futuro”. De izq. a der.: Cap. de Frag. Lars Johst, comandante del Primer Escuadrón de Submarinos de la Marina de Alemania; Contralmte. Oscar, comandante de la Fuerza de Submarinos de la Marina de Brasil; Contralmte. Hugo Verán, comandante de la Fuerza de Submarinos de la Marina de Guerra de Perú; Contralmte. Andrew Lennon, segundo comandante de la Fuerza de Submarinos del Atlántico de la Marina de los Estados Unidos y el Dr. William F. Bundy, profesor de la Escuela de Guerra Naval de los Estados Unidos. (Foto: Marina de Brasil)
El concepto de seguridad multidimensional fue lo más destacado en el III Simposio Internacional sobre Seguridad y Defensa celebrado por la Marina de Guerra de Perú en Lima, entre los días 12 y 15 de septiembre. 
El evento contó con la participación del Contraalmirante Oscar Moreira da Silva Filho, comandante de la Fuerza de Submarinos de la Marina de Brasil, quien integró el panel de la conferencia “Fuerza de Submarinos: un poder vigente proyectado hacia el futuro”, junto a los comandantes de las fuerzas de submarinos de Alemania, Estados Unidos y Perú.
“El mundo sufre constantes cambios en los planes de interacciones entre países, además de una nueva realidad de defensa que incluye conflictos asimétricos y crimen organizado transnacional”, afirmó el Contralmte. Oscar en una entrevista a Diálogo. “Además de una mentalidad en seguridad, que la mayoría de los expositores juzgó primordial para el desarrollo de sus países, [el concepto de seguridad multidimensional] fue importante para estrechar las relaciones en lo que respecta a las políticas de defensa” dijo. 
El Contralmte. Oscar ejerció como jefe del Estado Mayor del Comando de la Fuerza de Submarinos, subjefe del Comando y Control Naval de Tráfico Marítimo y jefe del Departamento de la Comisión Naval brasileña en Europa. En el año 2013, fue nombrado director del Instituto de Estudios del Mar Almirante Paulo Moreira. 
Diálogo: ¿Qué importancia tiene y cuáles son las principales conclusiones del III Simposio Internacional sobre Seguridad y Defensa? 
Contraalmirante Oscar Moreira da Silva Filho: Como el propio tema del simposio lo expresa, el evento abre un espacio para reflexionar y reexaminar el concepto de seguridad multidimensional. Al tomar en cuenta a los actores de la seguridad en las Américas, específicamente en Sudamérica, donde está incluido Brasil, considero que la importancia del simposio es la de crear una cultura de seguridad continental para fomentar las acciones combinadas de fuerzas similares en la lucha contra las nuevas amenazas, que exigen compartir informaciones entre Estados. Entonces, la principal conclusión es la búsqueda de una unión de esfuerzos entre los países participantes, con el objetivo de presentar soluciones razonables sobre cuestiones de defensa y seguridad. 
Diálogo: ¿En qué contexto está actualmente la Marina de Brasil en materia de seguridad y defensa?
Contralmte. Oscar: Sudamérica está distante de los principales focos mundiales de tensión y libre de armas nucleares, y está considerada como una región relativamente pacífica. Además, los procesos de consolidación democrática y de integración regional tienden a aumentar la confianza mutua y a favorecer soluciones negociadas de conflictos eventuales. No obstante, Brasil es un país con características peculiares. Entre ellas podemos destacar la posibilidad de extender los límites de su plataforma continental y ejercer el derecho de jurisdicción sobre los recursos económicos en un área de aproximadamente 4,5 millones de kilómetros cuadrados, dentro de una región de suma importancia para el país también conocida como la Amazonia Azul. Esta inmensa área abarca la capa del pre-sal, donde están las más grandes reservas de petróleo y gas del país. Además posee un gran potencial para la pesca, los minerales y otros recursos naturales. La región amazónica brasileña es el centro de atención internacional en virtud de su gran potencial de riquezas minerales y de biodiversidad. La garantía de la presencia del Estado y la reanimación de la franja de la frontera son difíciles, entre otros factores, por la baja densidad demográfica y las largas distancias. Finalmente, la globalización ha aumentado la interdependencia económica de los países y, en consecuencia, del flujo de cargas. En Brasil, el transporte marítimo es el responsable de mover cerca del 95 por ciento del comercio exterior. 
Diálogo: ¿Cuáles son los principales desafíos a partir de este escenario?
Contralmte. Oscar: Dentro de este contexto y para concebir la relación entre las tareas estratégicas de negación del uso del mar, control de áreas marítimas y proyección de poder, la Marina de Brasil estará guiada por un desarrollo desigual y conjunto, al presentar como principal desafío en materia de seguridad y defensa la necesidad de constituir una fuerza y una estrategia navales que puedan integrar los componentes submarinos, de superficie y aéreos. Ello permitirá destacar la flexibilidad con la cual resguardamos el objetivo prioritario de la estrategia de seguridad marítima: la disuasión, al priorizar la negación del uso del mar al enemigo que trate de llegar a Brasil por medio del mar. 
En este sentido, Brasil mantendrá y desarrollará su capacidad para proyectar y fabricar tanto submarinos de propulsión convencional como de propulsión nuclear; construirá medios para ejercer el control de áreas marítimas, con especial atención a las áreas estratégicas de acceso marítimo a Brasil; dedicará atención especial al diseño y fabricación de barcos y portaaviones para múltiples propósitos; contará con naves de menor tamaño dedicadas a patrullar el litoral y los principales ríos navegables brasileños; iniciará los estudios y preparativos para establecer una base naval de uso múltiple en un lugar propio y lo más próximo posible a la desembocadura del río Amazonas; y acelerará el trabajo de instalación de sus bases de submarinos convencionales y de propulsión nuclear. 
Diálogo: Los submarinos S-BR1 y S-BR2 son construidos en el contexto del Programa de Desarrollo de Submarinos (PROSUB), el cual prevé la construcción de otros dos submarinos convencionales diésel-eléctricos y uno con propulsión nuclear. ¿Podría hablarnos sobre la previsión de entrega de estos equipos y la importancia del PROSUB?
Contralmte. Oscar: Está prevista la entrega de estos submarinos al sector operativo de acuerdo con la siguiente distribución: S-BR1 2020, 2.º semestre, S-BR2 2021, 2.º semestre), S-BR3 2022, 2.º semestre), S-BR4 2023, 2.º semestre) y el Submarino con Propulsión Nuclear SN-BR, julio de 2027. La importancia del PROSUB puede ser enfatizada por la propia forma en que el asunto está incluido en la Estrategia Nacional de Defensa, ya que este proyecto contribuye con algunos de los principales objetivos nacionales de defensa. Con la construcción de los S-BR y del SN-BR, junto con sus instalaciones de apoyo, Brasil podrá garantizar con más eficiencia la tarea de negación del uso del mar, al contar con una fuerza naval submarina de envergadura integrada por submarinos convencionales y submarinos con propulsión nuclear. Indirectamente, pero no por eso menos importante, la gran cantidad de inversiones en investigación, recursos humanos y materiales necesarios para desarrollar el proyecto también permitirá que exista un arrastre tecnológico hacia otros sectores de la industria nacional, lo cual derivará en la autonomía de tecnologías indispensables y traerá consecuentes beneficios a la sociedad. 
dialogo-americas.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada