02 diciembre 2013

Novorossiysk, el primer submarino invisible Ruso

La Marina de Guerra de Rusia cuenta con el primer submarino “invisible”, el Novorossiysk, que ha sido dotado del sistema tecnológico "stealth", que lo hace imperceptible a los radares y que incluso la OTAN lo definió como un "agujero negro del océano".
La  agencia de noticias oficial RIA Novosti,  informó que el Novorossiysk, cuya construcción comenzó en agosto de 2010, es el buque insignia del programa Varshavianka, también conocido como clase Kilo Mejorada en terminología OTAN.
El sumergible forma parte de la clase Kilo Mejorada que  son capaces de detectar un blanco a distancias hasta tres o cuatro veces superiores que las que necesitan los sumergibles análogos de otros países, según datos de la Marina rusa.
"Una de las flotas más antiguas de Rusia, la del mar Negro, adquiere por fin su componente submarino gracias a esta serie", ha destacado el segundo jefe de Estado Mayor de la Marina rusa, el contralmirante Victor Bursuk, en la ceremonia de botadura celebrada este jueves en los astilleros militares de San Petersburgo.
Europa Press informó este mismo astillero está construyendo, en la actualidad, para la Flota del mar Negro, otros dos submarinos similares, el Rostov del Don y Stari Oskol, así como sumergibles del programa 636.1 destinados a la exportación.
En total, la Flota del mar Negro de la Marina Rusa tiene encargados seis submarinos de esta clase, que deben ser entregados en 2016. Los submarinos diésel-eléctricos de este programa desplazan 3.100 toneladas, tienen una velocidad máxima de 20 nudos y pueden sumergirse a 300 metros. Con una tripulación de 52 militares, el sumergible está armado con 6 tubos lanzatorpedos de 533 milímetros y minas. (ECHA- Agencias)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada