08 diciembre 2013

El K-132 se moderniza

El astillero militar Zvezdá, situado en Lejano Oriente ruso, inició la modernización del submarino nuclear K-132 Irkutsk. Los trabajos costarán 360 millones de dólares, escribe hoy el diario Izvestia.

Es la primera vez que se modernizará un submarino del Proyecto 949A Antey (Oscar II para la OTAN), al que pertenece el malogrado submarino Kursk. Hasta 2020 se someterá a reparación y modernización la mayoría de estos sumergibles.

El Irkutsk fue incorporado a la Flota rusa del Pacífico en 1988 y desde 2001 permaneció inactivo en espera de las reparaciones. Su reingreso al servicio está previsto para 2017.

Los submarinos del Proyecto Antey están destinados para la lucha contra portaaviones y llevan misiles antibuque Granit, capaces de volar a velocidades de Mach 2,5 (2.900 km/h) y abatir objetivos a distancias de hasta 600 kilómetros. En el caso del Irkutsk, los misiles Granit serán sustituidos por otros más modernos, Oniks.

Desde 1986, Rusia construyó 11 submarinos del Proyecto 949A Antey. Seis más fueron puestos en quilla y no han sido terminados. La Armada rusa cuenta actualmente con siete sumergibles de este proyecto: dos están operativos, tres en reparación y dos más en reserva.

El submarino Kursk del Proyecto Antey se hundió en el mar de Barents en agosto de 2000.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada