06 diciembre 2013

El Migaloo, un submarino para ricos

El Nautilus es un submarino de leyenda que ha roto las barreras de la literatura para ser uno de los iconos entre este tipo de vehículos acuáticos. En la realidad el equipo formado por Christopher Gloning y Christian Gumpold se ha encargado de crear el Migaloo, un submarino de gran lujo que no estará pensado para los ejércitos o los exploradores de la vida marina. Su finalidad será servir como transporte de mayor lujo para los millonarios que quieran el transporte acuático más original de los últimos tiempos.
Las grandes fortunas que se deciden a tener una embarcación suelen querer una que sea la más grande que le permita su cuenta corriente y que sea diferente al resto. El estudio austriaco Motion Code: Blue puede haber dado con la tecla adecuada, un revolucionario concepto para la navegación más lujosa: una suerte de supersubmarino, el Nautilus del siglo XXI.

Los responsables del proyecto Migaloo han adoptado los diseños los actuales submarinos para crear un superyate de eslora similar a los que ofrecen los mejores astilleros del mundo, con la ventaja de poder sumergir la embarcación. Una original manera de proteger la privacidad del propietario, una de las exigencias más habituales en este exclusivo segmento náutico.
Los responsables del proyecto Migaloo han adoptado los diseños los actuales submarinos para crear un superyate de eslora similar a los que ofrecen los mejores astilleros del mundo, con la ventaja de poder sumergir la embarcación. Una original manera de proteger la privacidad del propietario, una de las exigencias más habituales en este exclusivo segmento náutico.Tras el Migaloo se esconde lo que está considerado como un superyate, pero con el diseño y características necesarias a la hora de sumergirse, lo que hace que se convierta en un submarino de pleno derecho. Habrá un total de 115 metros de eslora por 11 de manga,  sólo la torre de control posee un diseño diferente a los submarinos, ya que los creadores del Migaloo han ubicado en dicha área el salón principal, así como una escalera y un ascensor para descender a las entrañas de la nave, el espacio dará cabida a un total de ocho camarotes de un lujo sin precedentes en este tipo de vehículo. Al margen quedarán las instancias del propietario de la embarcación, por lo que estaremos hablando de un diseño ambicioso y completo, que permitirá recorrer las profundidades del mar de una manera muy llamativa.


Propuesta del Migaloo

La capacidad de inmersión del submarino será de un total de 240 metros, lo que implicará un buen rendimiento en cuanto a profundidad. Las imágenes difundidas del diseño en cuestión permiten ver el submarino moviéndose a través del agua en compañía de ballenas, lo que sin duda producirá un gran interés entre los millonarios con presupuesto suficiente para su adquisición.

Debido al diseño exterior de los sumergibles, la cubierta de popa del Migaloo presenta una extensión enorme, con espacio suficiente para ofrecer varias zonas de relax, solarium, bar, helipuerto y una piscina de 8 metros de largo. Antes de sumergirse, todo el mobiliario es almacenado y el fondo de la piscina se eleva hasta quedar a la misma altura de la estructura principal.
Por su parte, la cubierta de proa está reservada exclusivamente al armador, zona que puede quedar a resguardo del sol por un techo retráctil, que también se utiliza cuando la embarcación navega bajo el agua. Aún hay espacio para otra zona social exterior en lo alto de la torre, desde donde también se puede gobernar el Migaloo. El cuadro de mandos principal se esconde dentro de la torre así se espera que el submarino sea un medio con el cual realizar viajes a través del mar de larga duración, el Migaloo estará preparado con todo tipo de propuestas a nivel de entretenimiento. Por ejemplo, se ha confirmado que incluirá un solarium, una zona de bar, áreas en las que podremos relajarnos, salas de cine, gimnasio y también una zona en la que disfrutar de juegos recreativos. Todo ello implica que este gran submarino será capaz de resistir un peso elevado e igualar a la tecnología que se ha podido ver en diseños futuristas de series de televisión como SeaQuest. Otra de las características del submarino es una piscina con un tamaño de ocho metros de largo.

Este submarino, una vez esté completado y en disponibilidad, posiblemente se transformará en el último capricho de moda entre los millonarios. Los viajes en submarino no es raro que pronto se pongan de moda gracias al Migaloo.

Nacho Padró

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada