02 noviembre 2012

Los Submarinos Ingleses y la Independencia Escocesa.

El Ministerio de Defensa del Reino Unido anunció hoy la construcción de una nueva generación de submarinos nucleares, pese a la oposición del sector liberal demócrata del gobierno de coalición y de los independentistas de Escocia.
El titular de la cartera, Philip Hammond, explicó que se invertirán 350 millones de libras (562 millones de dólares) en la fabricación de nuevas unidades para el Trident, el programa militar más importante que tiene el país y que maneja todas las armas nucleares.
A través de este operativo de defensa, el Reino Unido tiene al menos un submarino, cargado con un máximo de 40 cabezas nucleares, patrullando el mar las 24 horas del día los 365 días del año.
El Partido Liberal Demócrata, minoría en el gobierno de coalición que forman junto a los conservadores, se opone a invertir los 20 mil millones de libras que se necesitan para modernizar el programa, por lo que impulsaron una revisión en la búsqueda de alternativas.
La decisión de construir nuevos submarinos iba a ser tomada este año, pero esa falta de consenso hizo que se posponga para el 2016, fecha posterior a las próximas elecciones generales y al referendo de 2014 que llevará adelante Escocia para decidir si se separa del Reino Unido.
Hammond confirmó que el Tesoro destinará los fondos para crear los submarinos nucleares como "método de disuasión".Dicha inversión mantendrá unos 1.200 puestos de trabajo en Gran Bretaña.
Al comentar sobre una eventual independencia de Escocia, el Ministro de Defensa británico reiteró que el gobierno está determinado en mantener la base naval de Faslane como sede de los Trident, al considerar que está "confiado" que la población escocesa decidirá en las urnas seguir siendo parte del Reino Unido.

"El complejo de Faslane es el sitio de empleo más grande de Escocia con más de 6.500 puestos de trabajo vinculados a la economía local. Estoy confiado que la población escocesa decidirá seguir siendo parte del Reino Unido", agregó.
El anuncio se hizo tras una serie de "lanzamientos exitosos" de misiles Trident por parte del buque HMS Vigilant durante pruebas en el Océano Atlántico la semana pasada, confirmó el Ministerio de Defensa en Londres. El HMS Vigilant es uno de cuatro submarinos Vanguard que mantiene el Reino Unido como parte de su programa de disuasión nuclear. Dichos submarinos serán reemplazados a partir de 2028 por los Successor, que actualmente están siendo diseñados por compañías británicas. Todos los submarinos de la Royal Navy tendrán su base en Faslane desde 2017, incluidos los submarinos de ataque Astute y Trafalgar, que junto a los buques anti-mina Measure, aumentarán la plantilla de empleados en esa base a más de 8.000 para 2022.

Nacho Padró

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada