29 agosto 2011

El Delfin: el primer accidente de la flota Rusa

En 1914 la flota submarina rusa contaba con una variopinta colección de 36 submarinos de construcción británica, americana, francesa y alemana; repartidos por el este, el oeste y por el Mar Negro.
Aunque la mayoría habían participado en ejercicios entre la Marina y el Ejército, la verdad es que la flota submarina se encontraba en muy mala preparación: los submarinos del zar llevaban una vida miserable, estaban mal alimentados, mal mandados y peor instruidos... lo que provocaria que en el conflicto de la I WW acabarían teniendo una actuación espectacularmente mala.
La causa de esta situación se inicia con el desastre de 1904, del submarino ruso Delfin de 203 toneladas: este submarino con motores de gasolina y eléctricos se botó en 1903, y en 1904 sufrió un fatal accidente al inundarse en superficie a causa de la estela que provocó un remolcador al pasar por el lado. De las 36 personas, entre alumnos y tripulación ,fueron rescatadas 24. El accidente se produjo debido a las características de diseño. Al llenar los tanques de lastre de aire están grabados en el barco, y por lo tanto era necesario para cerrar la escotilla en el último momento antes de abandonar el barco bajo el agua. El hecho de que su capitán, Mikhail Beklemishevno (Septiembre 30, 1902 hasta septiembre 3, 1904) no estuviera presente en la sesión de instrucción dice mucho sobre el estado de adiestramiento de la Marina Imperial de entonces.


El Delfin ruso en su llegada a puerto
Estado del submarino tras el accidente.

Nacho Padró

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada