05 marzo 2017

Hallazgo, recuperación y puesta en exposición de un “Lobo Gris” Historia del U-534

Ya estaba terminando la 2da Guerra Mundial. La aviación aliada dominaba el territorio que aún le quedaba a Alemania. El 5 de Mayo de 1945, en posición 56.59 N, 11.48 E, un bombardero Liberator británico de la RAF, comandado por el suboficial John Nicol, atacó al U534, que estaba navegando en superficie camino a Noruega, pero fue derribado por los antiaéreos del submarino alemán, muriendo toda la tripulación del avión. 
Le tocó luego el turno en el ataque a un destructor, cuyo primer intento no tuvo éxito ya que las cargas de profundidad pasaron el blanco sin dañarlo. El segundo ataque sí, resultó exitoso, ya que una carga cayó sobre la cubierta del U 534, rodó por la misma hacia el agua y explotó directamente debajo de su casco, hundiéndose lentamente, por lo que todos los tripulantes pudieron escapar pero tres, murieron en el agua por hipotermia "entre los cuales se encontraba un radioperador argentino". (Esta información apareció en U-Boat.net). Fueron levantados por botes salvavidas de un buque faro a una milla de distancia. El U534 era uno de los modelos más viejos de la armada alemana, un submarino de la clase IXC/40, poco maniobrable pero con una autonomía de unas 16.800 millas. Tenía problemas de condensación y olor en su interior, al cabo de varias jornadas, se hacía insoportable. 

Su rescate en 1993 
El U-534 fue hallado en la costa de Dinamarca, en el Kattegat en 1993, un buzo danés lo había encontrado e identificado años antes al norte de la isla de Anholt. 


 
Su rescate en 1993 
 
Esperando los trabajos de restauración ¿o el soplete? 

Cuando lo sacaron a la superficie, después de 48 años bajo el agua, su casco, aunque oxidado, estaba casi intacto. Por problemas económicos no podía ser mantenido en Dinamarca y casi va a desguace, pero fue tomado por el Warship Preservation Trust y llevado navegando montado sobre una barcaza a Inglaterra en mayo de 1996, donde estuvo en exhibición en el Nautilus Maritime Museum en Birkenhead, Wirral cerca de Liverpool. Pocos meses después de ser reflotado y conducido a Liverpool, uno de sus antiguos tripulantes, un anciano sobrerviviente alemán, entró al interior del submarino en busca de recuerdos. Según contó, sus cosas estaban tal y como él las había dejado aquella mañana de 1945. 

Pero ahora el gobierno local decidió cerrar el viejo Museo de Merseyside para construir departamentos de lujo (¡Sí, pasa en todos lados!) y el buque fue retirado de allí y colocado en unos antiguos muelles, donde está a la espera de su destino final. Quizás sea devuelto a su dueño original en Dinamarca o vaya a desguace. Mientras tanto espera su fin solitario y convirtiéndose en herrumbre. 

 
Dos imágenes de su rescate 

 
Sobre la barcaza que lo llevaba a Inglaterra 

 
Daños en el casco? 

 
Sobre la barcaza que lo llevaba a Inglaterra 

 
Daños en el casco? 

 
Elementos hallados intactos, platos en el lavaplatos y diversos elementos de vestimenta 

 
Maquina Enigma, intacta 

 
su perfil hoy 

Soldados Digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada