05 abril 2011

Un Robot Submarino halla los restos del AF447

Gráficio del "País" del desastre
Tras el desastre del vuelo AF447 (A330-203) de Air france,  ya comentamos que submarino nuclear francés Esmeraude habia estado buscando los restos del avión pero sin encontrar nada (noticia del 10/6/09). Ahora por fin un robot submarino ha encontrado los restos del fuselaje y algunos cuerpos en el fondo del Atlántico.
La recuperación de los cuerpos y de las cajas negras del Airbús francés A330-203 siniestrado el 1 de junio de 2009 en aguas de Brasil comenzará dentro de un mes, según han confirmado los responsables de la Oficina de Investigación y Análisis (BEA, en sus siglas en francés). Este anuncio se ha producido después de que el domingo se hiciera público que un robot submarino había localizado una gran parte del fuselaje donde encontraron algunos de los cadáveres de las 228 personas que componían el pasaje del vuelo AF447, que viajaba desde Río de Janeiro a París. Hasta ahora sólo se habían rescatado pequeños restos del fuselaje, un ala y 56 cadáveres flotando en el agua.

El descubrimiento alimenta la esperanza de que aparezcan también las cajas negras del avión y que, gracias a ellas, se pueda responder a la pregunta que todavía pende sobre este accidente: ¿Por qué se hundió en medio de la noche a las cuatro y cuarto de la madrugada? Todo sigue siendo un misterio. Durante muchos meses, submarinos nucleares especializados con receptores sonoros hipersensibles y barcos equipados con los mismos dispositivos peinaron la zona en busca de las cajas negras. Éstas emitieron un sonido uniforme del tamaño de un martillazo durante 40 días. Después se agotó la batería. Y hubo que buscar de otra forma.

El responsable de la operación, Alain Bouillard, ha advertido que no se puede conocer el estado en el que se encuentran estos instrumentos tras permanecer casi dos años en el océano. "No sabemos si están junto al fuselaje o si se desprendieron, en cuyo caso será más difícil encontrarlos", ha declarado Bouillard. El BEA está empleando submarinos avanzados equipados con cámaras de alta definición y brazos articulados capaces de manipular los restos. Estos restos se encuentran a una profundidad de casi 4.000 metros, en una planicie abisal, a unos kilómetros al norte de la última comunicación del piloto del avión con Brasil.

Turbina del AF447


Tren de aterrizage del AF447

Fuselaje del AF447

Nacho ´Padró

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada