12 abril 2011

El USS Florida en Gibraltar.

El submarino nuclear USS Florida recaló ayer en la base naval de Gibraltar, lo que ha vuelto a reabrir la polémica en torno al riesgo que representa la presencia de este tipo de embarcaciones en la Bahía de Algeciras.
El submarino, que pertenece a la flota de ataque de Estados Unidos, recaló en la base gibraltareña como una escala técnica de avituallamiento, ya que forma parte de la base operativa que la OTAN tiene establecida en la operación militar desplegada en Libia.
Según señaló ayer a este diario el diputado en el Congreso Salvador de la Encina, el Gobierno español recibió hace varios días la notificación oficial de la llegada del submarino “por los canales habituales de la OTAN”.
La salida del USS Florida de Gibraltar está prevista para la próxima semana, cuando se contempla que vuelva a unirse a la base operativa de Libia, de donde procede en la actualidad, y donde ya participó semanas atrás en la intervención militar del país árabe con el lanzamiento de misiles a los centros estratégicos de Gadafi.
El USS Florida es un submarino de propulsión nuclear. Sin embargo, no dispone de armamento nuclear, ya que fue reconvertido entre los años 2003 y 2006, por lo que su arsenal se concreta en un total de 160 misiles Tomahawk.
Se trata del segundo submarino nuclear estadounidense que recala en las últimas fechas en la base naval de Gibraltar después de intervenir en la operación de la OTAN en Libia con el lanzamiento de misiles.
Así, el pasado 24 de marzo ya se produjo la entrada en la base naval de Gibraltar del submarino estadounidense de propulsión nuclear USS Providence, el cual también regresaba de haber participado en el disparo de misiles Tomahawk en la guerra de Libia.

USS Florida entrando a puerto
Críticas
La llegada del submarino a la base gibraltareña provocó ayer la rápida reacción de los colectivos ecologistas del Campo de Gibraltar, que criticaron que en la comarca “no tenemos problemas de centrales nucleares en tierra porque las tenemos flotantes”, poniendo de manifiesto que desde que se fuera el Tireless en 2001, han atracado, contando con este, un total de 32 submarinos británicos y estadounidenses de propulsión nuclear en la base militar de Gibraltar.
Desde Verdemar alertaron ayer del “peligro” que conlleva el hecho de que funcionen con un reactor nuclear, a lo que se añadieron que “en algunos casos, tienen hasta 48 cabezas nucleares de armamento”.
Añadieron, asimismo, que algunos sólo hacen paradas de avituallamiento, mientras que otros “han sido manipulados en la zona”, cuestión esta de la que, según señalan, pueden estar ajenos los propios estados, al ser considerado “secreto militar”.
Finalmente, consideraron que, si siguen recalando en la zona submarinos de propulsión nuclear, España “debería replantearse su permanencia en el Foro de Diálogo Tripartito” con Reino Unido y Gibraltar.
A este respecto, el diputado Salvador de la Encina señaló que “en España no queremos estos submarinos. No los deseamos. Pero, más allá de la protesta, no podemos impedirlo legalmente, mientras que Gibraltar sea una base militar OTAN reconocida. Son aliados nuestros”.
Gibraltar está jugando un papel estratégico como escala militar en la guerra de Libia. La llegada del USS Florida, que también está equipado para llevar fuerzas especiales, es la segunda de estas características en pocos días. Además, está previsto que otras embarcaciones militares atraquen también este fin de semana en Gibraltar.
Incluso, según el Sunday Times, a partir del lunes comenzarán a llegar 600 marines británicos en vuelos regulares a Gibraltar

Nacho Padró

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada