12 mayo 2012

El Siroco es dado de baja.

La Armada cuenta desde el lunes con sólo tres submarinos de los cuatro que tenía. La austeridad impuesta por unos rigurosos presupuestos le obliga a prescindir de determinadas unidades menos operativas o poco rentables. Si, como informaba LA RAZÓN el pasado 24 de abril, la Marina dará de baja el buque de desembarco «Pizarro» y el buque de mando «Diana», el patrullero de altura «Chilreu» (cuya baja también anunció este periódico) ya fue suprimido de la lista oficial de buques el lunes. Pero no fue el único que «cayó» en el Boletín Oficial de Defensa del día 7. Junto a él, la Armada anunciaba la baja del patrullero «Grosa» y del submarino «Siroco», uno de los cuatro de la clase S-70 que siguen en servicio y que será desarmado en el Arsenal de Cartagena.  

El S-72 Siroco
El submarino, según explican fuentes de la Armada, se intentó vender a Tailandia sin éxito y, a la espera de que la nueva serie de submarinos S-80 entre en servicio, su mantenimiento no compensa económicamente. Hasta 2015 no formarán parte de la Marina los nuevos submarinos construidos por Navantia, tras un ligero retraso en su construcción, y mantener el «Siroco» hasta entonces supondría un desembolso demasiado elevado. El sumergible está inmovilizado desde hace meses, después de que se optara por renunciar a someterlo a una gran carena. Actualmente, a la baja del «Siroco» se une la temporal del S-73, que se encuentra en proceso de gran carena. Toda una pena.