10 marzo 2011

El S-31 "Sábalo" queda renovado .


El pasado viernes, durante el acto de abanderamiento del sumergible y del buque Yavire, efectuado en la Base Naval de Puerto Cabello, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ratificó que estas decisiones serían impensables si estuviese la derecha al frente del Gobierno. El submarino, de tecnología alemana, vive con la Armada Venezolana desde 1976, y ha sido sometido tres veces a mantenimiento mayor. Los dos primeros, en Alemania; y el último, a partir de 2004, en los Diques y Astilleros Nacionales (Dianca), ubicados en el litoral carabobeño. Esta empresa tiene más de cien años, y cuenta con 1.400 trabajadoras y trabajadores.
El presidente de la compañía, Alfredo Pineda, aseguró que es la primera vez que se acomete este tipo de restauración en el país. De la inoperancia de un amasijo metálico con cables y botones desordenados y sin sentido, la recuperación logró hacer del Sábalo un equipo “como de paquete”.
“Los sensores del aparato, el sistema de control y los sistemas de integración… Todo se hizo aquí. Somos el quinto país que hace este tipo de reparaciones”, comenta Pineda.
A las labores de mantenimiento se incorporaron 32 empresas, de las cuales 11 son extranjeras, entre ellas HDW Alemana; DCNS francesa, y Kelvin Hughes del Reino Unido. Intervinieron 221 mujeres y hombres venezolanos en la renovación del equipo militar.
El control de tiro, la tecnología de la cónsola multifuncional de medidas de apoyo electrónico y radar; el desarrollo del sistema de izado y arriado de mástiles; el desarrollo del sistema de control de snorkel y el desarrollo del sistema de control de máquinas y carga de baterías, entre otros equipos neurálgicos, ahora son de factura bolivariana.
Incluso, el sistema de periscopio y otros componentes de relevante cuantía se produjeron en suelo venezolano, reveló el presidente Chávez en Puerto Cabello. Estados Unidos se negó a suministrar los repuestos de esta nave oceánica, lo cual aceleró el ingenio nacional.


DEFENSA EN AGUA

El pez de metal aguantó sin problemas las altas profundidades, navegó unas 927.5 millas náuticas y efectuó 25 maniobras de zarpes y atraques. Se probaron la velocidad y el alcance de los sensores, tanto los acústicos como los del espectro electromagnético.
El Sábalo alcanza una velocidad en la superficie de 12 nudos, y en inmersión, de 22 nudos. Tiene hasta 50 días de autoabastecimiento.
Puede ser utilizado en una guerra de resistencia o guerra asimétrica, en labores de inteligencia, defensa antisubmarina y antisuperficie. Además de ser útil para la investigación científica y la vigilancia. La lucha contra el narcotráfico, el contrabando y la piratería tendrán en este submarino un principal aliado.
Con relación al buque Yavire, el representante de la empresa española Navantia en Venezuela, Ricardo Sierra, especificó que la unidad ejecuta operaciones de guardacostas y navales. “Es la segunda de su clase en el país (Venezuela). Cuenta con una diversidad importante de equipos de tecnologías para la vigilancia, control de derrames de petróleo, búsqueda, salvamento y acciones humanitarias”.
Yavire es el segundo de los ocho buques que vendrán de España a Venezuela. Se estima que para este año todos estén surcando las costas autóctonas.
Sierra relató que la nave atravesó un intenso temporal en el tránsito de Europa a Suramérica. “La embarcación se comportó de maravilla, sin ningún tipo de altercado. Eso nos dice la calidad de este barco”, refirió.

AYUDA EUROPEA

A juicio del encargado de negocios de España en Venezuela, Guillermo Kirkpatrik, el acto de abanderamiento de los equipos en Puerto Cabello “representa, de alguna manera, el grado de amistad e intercambio” que poseen Madrid y Caracas.
“Las relaciones son muy buenas. Somos dos pueblos próximos que compartimos historia. Pero también compartimos presente, pues Venezuela es uno de los países donde residen cantidades importantes de españoles. También en España acogemos a muchos venezolanos”, indicó.
Las empresas ibéricas en las tierras de Bolívar operan de buena forma, precisó. “Los dos pueblos queremos que sigan profundizándose los lazos entre estas naciones”, acotó Kirkpatrik.
Por su parte, el embajador de Alemania, Georg Clemens Dick, celebró la colaboración de su país, mediante la compañía HDW, en la restauración del submarino. “Eso significa que tenemos una amistad enérgica en el trabajo común. Lo propio ha pasado en el sector eléctrico”.
La colaboración muestra, en su opinión, un nuevo paso en el acercamiento entre los alemanes y los suramericanos. “Constituye un honor para mí entregar esta unidad. La mayor participación nuestra se halló en el área de los tableros, del casco y de bomba. Esperamos que el aparato sea de gran provecho para Venezuela”, aseveró Dick.

RECURSOS PARA SUBMARINO CARIBE

El Mandatario Nacional anunció la aprobación de los recursos para terminar el mantenimiento mayor del submarino Caribe, cuyo monto asciende a 15 millones de dólares.
En la actualidad, los trabajos de ejecución física del submarino tienen 52%. La experiencia adquirida con el Sábalo permitirá apurar las restauraciones, refirió el directivo de Dianca, Alfredo Pineda.
T y F/ Luis Tovías Baciao Puerto Cabello, Carabobo.-

Noticia que apareció el 31 de enero en http://www.elsnorkel.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada