26 enero 2014

Listo el segundo submarino para Hanoi

Hanoi, 26 ene (PL) Un segundo submarino para las fuerzas defensivas de Vietnam se encuentra listo hoy en un astillero ruso, para zarpar hacia este país dentro de dos meses, informan hoy medios nacionales.

Esta semana el Almirantazgo de la constructora naval de San Petersburgo firmó el documento que certifica la terminación del sumergible y las pruebas demostrativas de su segura operatividad.

A finales de 2013 arribó al puerto militar Cam Ranh, en la provincia central Khanh Hoa, el primero de los seis submarinos HQ-183 contratados por Vietnam, que lleva el nombre de Hanoi.

Se espera para marzo la llegada de la segunda embarcación de este tipo, bautizado como Ciudad Ho Chi Minh.

Apodados "huecos negros", estos sumergibles poseen la capacidad de permanecer bajo el agua sin que sean detectados, alcanzan una velocidad de 37 kilómetros y están equipados con torpedos y misiles cruceros, según las fuentes públicas.

Sus adquisiciones se contrataron en 2009 durante una visita a Rusia del primer ministro Nguyen Tan Dung, a un costo de dos mil millones de dólares, que cubren además el suministro de complementos y piezas y el entrenamiento de tripulación vietnamita hasta 2016.

pgh/hr

25 enero 2014

USS Nautilus

"USS Nautilus", nueva dimensión de la guerra submarina global
USS Nautius

Los submarinos que se incorporaron a las fuerzas navales de las principales potencias mundiales a finales del siglo XIX – principios del XX, convirtiéndose, durante la Primera Guerra Mundial, en un arma estratégica sumamente peligrosa, todavía no eran "submarinos" en el sentido estricto de esta palabra, considerando el tiempo que pasaban encima y debajo del agua. Más bien se merecían el calificativo de "sumergibles". Sus posibilidades tácticas y operativas resultaban notablemente limitadas por la necesidad de renovar con frecuencia la reserva del aire atmosférico que les servía para echar a andar los motores diésel y recargar las baterías para desplazarse bajo el agua. Solo podían permanecer sumergidos unas cuantas decenas de horas. En parte, el problema fue solucionado a través del snorkel, un dispositivo que permite al submarino operar sus motores diésel y equipos de ventilación sumergido a una profundidad de periscopio sin dejar de tomar el aire de la superficie. A pesar de su nombre alemán, este dispositivo tenía un prototipo en Rusia inventado poco antes de la Primera Guerra Mundial por el comandante del submarino Skat, el teniente Nikolái Gudim. Pasó felizmente todas las pruebas de funcionamiento, pero jamás llegó a fabricarse en serie. Las experiencias de la Segunda Guerra Mundial demostraron que permaneciendo largo tiempo en la superficie el submarino se exponía a un peligro fatal. Los radares enemigos prácticamente no tenían problemas para interceptarlo a cualquier hora del día o de la noche y en cualquier situación climática. En cambio, éste sí tenía complicaciones para huir sumergido de la fuerza naval enemiga con la aparición de los buques rápidos, cazadores de submarinos, provistos de potentes equipos acústicos. Era obvia la necesidad de un nuevo tipo de propulsor. La iniciativa de hacer un submarino de propulsión nuclear vino de la mano del capitán (y futuro almirante) Hyman Rickover, uno de los más famosos ingenieros navales de EEUU, que en 1949 fue nombrado jefe del departamento de reactores atómicos de la Marina de Guerra liderando el desarrollo del sistema de propulsión para el "USS Nautilus" y el proyecto en su conjunto. La construcción del submarino de nueva generación comenzó en verano de 1952. El 21 de enero de 1954, fue botado al agua y el 30 de septiembre del mismo año se incorporó a la Armada de EEUU. El 17 de enero de 1955, realizó su primera salida al mar. Fue la primera navegación de un buque de propulsión nuclear en la historia mundial. En 1955, la Armada estadounidense recibió también otro submarino, el "Seawolf", diseñado paralelamente al "USS Nautilus", pero dotado de un reactor de metal líquido. Cabe decir que, a diferencia de Rusia, EEUU no usaría mucho esa clase de reactores.
 El USS Nautilus era un buque de guerra eficaz, debidamente equipado y armado con seis tubos lanzatorpedos, pero siendo el primer submarino nuclear del mundo, obviamente presentaba algunos defectos. Primero, producía mucho más ruido que los submarinos diésel-eléctricos. Además, tenía una configuración del casco no muy ideal, lo que lo hacía aún más ruidoso. Todos estos defectos fueron rectificados en los buques de posteriores generaciones. Desde finales de los años cincuenta y hasta nuestros días, el bajo nivel de ruido es una de las prioridades para los diseñadores desubmarinos nucleares en EEUU, como uno de los principales factores de imperceptibilidad.
Los estudios teóricos para la creación de un submarino nuclear comenzaron en la Unión Soviética casi simultáneamente a EEUU. Pero la escasez de recursos industriales y mano de obra especializada predeterminaron un atraso en el plano práctico, siendo la prioridad del momento la creación de un arma atómica y una infraestructura de industria nuclear. El primer proyecto soviético de submarino nuclear arrancó en 1952, cuando el "USS Nautilus" ya se estaba en construcción. En septiembre de 1955, la Unión Soviética comenzó a construir su primer submarino nuclear "K-3" que recibiría el nombre de "Leninski Komsomol". El 9 de octubre de 1957, el buque fue botado al agua, y el 4 de julio de 1958 realizó su primera salida al mar. Por alguna razón, esta primera navegación coincidió con el Día de la Acción de Gracia en EEUU. No sabemos si realmente fue una coincidencia o una especie de "regalo" al potencial enemigo con motivo de la fiesta.En los años cincuenta, la Unión Soviética se esforzó por reducir su atraso en número de submarinos frente a EEUU, construyendo más de doscientos cincuenta sumergibles diésel-eléctricos. Para principios de los años setenta, eliminó asimismo la diferencia en número de submarinos nucleares. En aquellos tiempos, Reino Unido y Francia ya estaban construyendo submarinos nucleares propios y había arrancado un proyecto similar en China, pero EEUU y la Unión Soviética seguían siendo líderes de la carrera. La Unión Soviética no solo tenía más submarinos, sino aventajaba a EEUU también en otros aspectos. Los submarinos soviéticos eran más ruidosos y técnicamente más sencillos que los estadounidenses, pero tenían mayor velocidad y profundidad de inmersión y llevaban armamentos más variados y potentes. Este último factor se debía principalmente a la tarea de mantener el equilibrio estratégico de fuerzas: los submarinos cumplían el papel central en la estrategia de lucha contra los grupos de portaaviones de EEUU. Por eso, la Unión Soviética hizo hincapié en la construcción masiva de sumergibles portadores de misiles de crucero y se adelantó en el desarrollo de misiles de lanzamiento submarino. Sin embargo, el grueso del parque de submarinos lo constituían los portadores de misiles balísticos, parte inalienable de la triada nuclear.
Hoy en día, los submarinos siguen siendo uno de los principales componentes de la máquina de guerra rusa y factor clave de la estrategia de disuasión. En el futuro, esta tarea se encargará no solo a los portamisiles estratégicos, sino también a los submarinos multipropósito, armados con misiles de crucero de largo alcance. El primer buque de esa clase, el K-329 Severodvinsk se incorporó a la Marina de Guerra rusa a finales de 2013, y puede llevar hasta treinta y dos misiles de crucero. Está provisto de diez tubos lanzatorpedos y ocho rampas universales de lanzamiento para batir submarinos, buques de superficie y blancos terrestres bien alejados de la costa. Estos submarinos son muy útiles en conflictos locales, sin dejar de ser un arma eficaz para las guerras nucleares globales, que deben prevenir de acuerdo a su concepto de herramienta de disuasión.


La Voz de Riusia   nv/lj/er

Grecia y sus problemas con los submarinos

La crisis económica en Grecia ha supuesto un aumento de la lucha contra la corrupción en las adquisiciones de material de defensa; según el diario alemán Spiegel, en las últimas semanas otras dos personas han sido detenidas por sospechas de haber recibido sobornos decompañías de armamento alemanas o de haber transferido dinero de sobornos en conexión con la venta de cuatro submarinos alemanes clase 214 en el año 2000, con un valor de 1.400 millones de euros.
Los primeros submarinos de la clase 214, versión para exportación de los submarinos de laArmada alemana clase 212, presentaron graves problemas técnicos (entre otras ruido, inestabilidad en superficie y vibraciones) en concreto los vendidos a Corea del Sur y a Grecia,no entrando en este país el hasta noviembre de 2010 del primer submarino, el Papanikolis,fabricado en Alemania. Los otros tres de ese contrato se estaban fabricando en los astilleros griegos HSY, estando pendientes la fabricación de otros dos contratados en 2010.
La implicación de empresas alemanas en casos de soborno por las ventas de sistemas de armas no es nueva. Según Spiegel, hace años investigadores de la ciudad alemana de Kiel, sede de la empresa fabricante de los submarinos 214 HDW (actualmente del grupo ThyssenKrupp Marine Systems), iniciaron una investigación sobre altos dirigentes de la empresa por sospechas de corrupción, pero por falta de cooperación de las autoridades griegas las investigaciones fueron abandonadas.
Se sospecha que uno de los arrestados, Sotiris E., habría recibido 20 millones de euros en conexión con esta venta, siendo jefe, en aquel momento, del astillero estatal HSY de Atenas,que sería adquirido por HDW, según un disposición del acuerdo. Según Spiegel, los investigadores griegos creen que el consorcio alemán del submarino (la empresa Ferrostal y los astilleros HDW) dieron ese dinero a E. como soborno para asegurar que no obstaculizaría el plan. E. recibiría el dinero a través de empresas pantalla de las islas Marshall y de Hong Kong y también a través de su abogado. E. niega las acusaciones, afirmando que los pagos fueroncomisiones legales.

Ateneadigital.es

La Flota rusa del mar Negro recibe nuevos submarinos

La Flota rusa del mar Negro recibe nuevos submarinos

Seis novedosos submarinos diésel-eléctricos del proyecto 636.3 deben incorporarse a la Flota rusa del Mar Negro hasta 2016. Tres de ellos se pondrán en servicio operativo en el año en curso.

Son el "Novorossiysk", el "Rostov del Don" y el "Stari Oskol", sumergibles convencionales de tercera generación de la clase Varshavianka (o Kilo, según la clasificación de la OTAN). El primero en llegar será el "Novorossiysk". Tiene setenta y tres metros de largo, diez de ancho, la profundidad máxima de inmersión de trescientos cincuenta metros y la velocidad máxima sumergido de 20 nudos. Según fuentes abiertas, lleva un potente armamento incluyendo misiles de crucero Club- S. El vicepresidente de la Academia de Problemas Geopolíticos, el capitán de navío Konstantín Sivkov, señala :
Son misiles de unos 300 kilómetros de alcance. Pero también puede llevar misiles Calibre que tienen entre 1200 a 1500 kilómetros de alcance. Según informó el jefe de la Fuerza Naval, el almirante Víktor Chirkov, el Calibre ya está en dotación de la Armada rusa. Por sus características, es equiparable al Tomahawk de EEUU y puede batir objetivos en países ubicados bien lejos del mar Negro, como, por ejemplo, los de Medio y Cercano Oriente.
El bajo nivel de ruido es uno de los parámetros sin parangón del nuevo submarino ruso. Su predecesor del proyecto Varshavianka, el número 877, se mereció el apodo de "agujero negro" entre los expertos occidentales, por lo silencioso que era. En ello, no tenía análogos entre los sumergibles occidentales. Y el 636.3, que es una versión profundamente modernizada del Varshavianka, es aún menos ruidoso. Además, está dotado de equipos acústicos de más alto nivel, lo que lo hace notablemente superior a los buques enemigos de la misma clase. Incluidos los de propulsión nuclear. El nuevo sumergible ruso es capaz de cumplir un amplio espectro de tareas. Se trata, en primer término, de neutralizar los submarinos enemigos en las inmediaciones de su litoral, y no frente a las costas de Rusia, y de proteger las bases navales y las comunicaciones costeras y marítimas propias. Últimamente, el grado de tensiones en la cuenca del mar Negro es relativamente bajo, acota el almirante:
Pero no debemos olvidar de la proximidad del Mediterráneo, donde la situación suele ser distinta y, en ciertas circunstancias, puede extenderse sobre el mar Negro, sobre todo, si no se logra sofocar el conflicto en Siria, a pesar de los recientes avances positivos en este sentido, o si se desata un conflicto armado contra Irán, generando un flujo inusitado de refugiados y terroristas hacia la cuenta del Negro. Esto puede provocar un conflicto en el mar Negro.
Los expertos estiman que, al recibir seis nuevos submarinos en solo tres años, la Flota rusa del Mar Negro podrá proteger eficazmente el litoral frente a los eventuales ataques de buques enemigos. En lo sucesivo, el total de submarinos no nucleares en dotación de la Flota del Mar Negro debe llegar a doce e incluso quince unidades, haciendo posible solucionar con éxito todas las tareas planeadas.
nv/lj/er
La Voz de Rusia

Los S-80

Para los que no conocen a fondo los S80hay que recordar que pertenecer al grupo de los llamados submarinos SSK-AIP, es decir, naves convencionales de propulsión anaerobia.

Su estructura es monocasco, el casco resistente es al mismo tiempo el exterior excepto a proa y a popa. El diseño del submarino es modular, con formas externas optimizadas para reducir su firma sonora. El sistema de control de plataforma permite la máxima automatización y reducir la tripulación a tan sólo 32 personas, lo que permite embarcar personal adicional, como un equipo de operaciones especiales de 8 miembros.

La gestión del sistema de combate se realiza mediante siete consolas, denominadas CONAN SUB e instaladas en las fragatas F-100 y las F-80 modernizadas. Los medios de detección acústicos activos y pasivos serán seis:

1.- Sonar cilíndrico de casco ubicado en proa.

2.- Sonar de franco de barrido lateral, con sensores pasivos a lo largo del casco.

3.- Sonar remolcado, con una antena lineal remolcada pasiva que contiene los grupos hidrofónicos.

4.- Telémetro sonar pasivo (sin emisión de ondas de ningún tipo) mediante sensores situados a ambas bandas.

5.- Sonar de navegación, para la detección de obstáculos y minas.

6.- Interceptador sonar, para la detección de emisiones de sonar basado en tres sensores distribuidos en la cubierta del buque.

Además, los submarinos contarán con un radar Aries de detección en superficie y navegación,desarrollado por Indra, que también proporciona los transpondedores IFF y los sistemas de contramedidas electrónicas (incluyendo los señuelos contra torpedos y sonar lanzables desde el interior). Las comunicaciones serán de tipo integrado e incluirán sistemas de transmisión de datos por satélite.

En cuanto a su armamento, los S-80 dispondrán de seis grupos lanzatorpedos de 533 mm, con sistema de lanzamiento activo por turbo bomba situados en proa, que podrán lanzar torpedos multipropósito, pesados y de largo alcance DM 2 A-4 Seehecht, misiles antibuque UGM-84 Sub-Harpoon, misiles de crucero UGA-109 Tomahawk -aunque se estudia la posibilidad de adquirir un producto similar de fabricación europea- y minas.

Así, el número total de torpedos o misiles es de 18, 6 en disposición de tiro dentro de los tubos y los restantes estibados dentro de la sección de proa. En el caso de las minas en número varía en función del tamaño y de la posibilidad de introducir más de una por tubo. La carga de las armas se realiza a través de una escotilla específica inclinada en la sección de proa.
Una propulsión muy novedosa

El S-80 es un submarino diesel eléctrico al que se ha añadido un sistema auxiliar de propulsión compuesto básicamente por un reformador de bioetanol y una pila de combustible. El sistema de producción de energía marca la diferencia respecto a los distintos tipos existentes de propulsión anaerobia. Su resultado acaba siendo energía eléctrica en forma de corriente continua y la potencia de esa energía debe ser adecuada para poder alimentar el sistema de propulsión eléctrico o ser utilizada para la recarga de las baterías.

Expresado de forma sencilla, el sistema de propulsión del S-80 está formado por tres generadores diesel eléctricos MTU, un motor eléctrico sincrónico de imanes permanentes, con una potencia de 3.500 kW, dos locales de baterías de litio, con 180 elementos en cada uno, una hélice con siete palas y un sistema AIP. Precisamente se trata del elemento más innovador. Incluye reformador de bioetanol, pila de combustible, sistema de control y equipos auxiliares. La novedad es que el hidrógeno se obtiene por un proceso químico de reformado a partir de bioetanol, fácilmente almacenable y que no supone problemas de seguridad.
Las claves de su casco
Los astilleros de Navantia, en Cartagena, donde se construyen son los único de España donde es posible acometer un prouyecto así de construcción y ensamblado final de los módulos del buque.
La mayor parte de las tareas necesarias para la construcción se realizan en los diferentes talleres situados en las cercanías de las entradas y buena parte de los equipos y herramientas utilizados fueron adquiridos para el programa Scorpène.
El casco resistente está dividido en cinco secciones. Entre la segunda y la tercera se intercala el cofferdam, que contiene la esclusa para la entrada o salida de buceadores, para escape libre en caso de accidente, y que puede enlazar con la escotilla de otro submarino. Dicho casco está construido en acero especial HLES 80. En la fabricación se recurre al sistema de construcción modular integrada usado en la fabricación de buques de superficie.

La diferencia en este caso es que el casco resistente es lo primero que se construye, para posteriormente instalar en el interior de las secciones los bloques prefabricados. Laconstrucción del casco resistente se inicia con el corte y conformado de la chapa de acero de alta resistencia. El paso siguiente es la construcción de los anillos del casco. La unión de las secciones va formando las cinco secciones (cámara del motor eléctrico, cámara de generadores y baterías, propulsión AIP, cámara de mando, habilitación y maquinaria auxiliar y cámara de torpedos).

La fabricación de un buque de este tipo implica la integración de numerosos equipos de procedencias muy diversas. A medida que aumenta la complejidad se incrementa el número de equipos que deben ser comprados a empresas especializadas, siendo fundamental la integración de equipos realizada por Navantia.



http://www.ateneadigital.es/RevistaAtenea/REVISTA/articulos/GestionNoticias_16352_ESP.asp

21 enero 2014

El comic Blechkoller

En el cine hay todo un subgénero de películas bélicas dedicado a los submarinos (con grandes títulos como El submarino, La Caza del Octubre Rojo, K-19, Duelo en el Atlántico...) pero en el cómic no es nada habitual y menos un título con tanto interés como Blechkoller (Norma), del guionista Damián Campanario (Khalid) y el dibujante Javier Hernández (que debuta a lo grande en el mundo del cómic).
“Es un álbum enmarcado en la segunda guerra mundial, más concretamente en el papel que jugaron los submarinos durante la misma –asegura Damián-. Cuenta la historia de Erik Schultz, el técnico de comunicaciones de un submarino alemán, y de como la presión y la responsabilidad de su puesto lo hacen enfermar hasta el punto de poner en peligro la vida de sus compañeros”.
De aspecto frágil y enfermizo, iremos viendo a lo largo de su travesía como Schultz sufre el síndrome "Blechkoller" y como ciertos episodios de su infancia agravan su situación –comenta Javier Hernández-.
“Lo acompaña su superior Günter, que podríamos definir como el antagonista de Erik. Su carácter es fuerte e impulsivo. Por último destacaría el personaje del capitán, que podemos decir que encarna la figura paternal y que acaba jugando un papel determinante al final de la historia. La transformación física que experimenta este personaje ha sido, de hecho, un gran reto para mí como dibujante”.
Blechkoller (o síndrome de la lata de sardinas) es un tipo de psicosis que padecían algunos tripulantes de los submarinos tras varias semanas de confinamiento, encerrados en un espacio muy reducido y con unas condiciones de vida muy duras -comenta Damián-. Apenas podían apenas sanear el aire dentro del submarino, sin poder asearse y sobre todo con la tensión de poder ser atacados en cualquier momento por las cargas de profundidad y acabar así en el fondo del mar sin escapatoria alguna”.
“Esa psicosis –continúa el guionista- podía provocar ataques de histeria donde los tripulantes llegaban incluso a infligirse autolesiones o atacaban a otros compañeros de tripulación. Es la enfermedad que padece el protagonista en su U-boot y que se ve potenciada por el desarrollo de la historia a lo largo de todo el álbum”.
Una enfermedad agravada por el ambiente claustrofóbico del submarino. “Al ser un thriller psicológico es fundamental reflejar ese ambiente –comenta Javier-. Para hacerlo utilicé planos muy cerrados y puntos de vista que reflejaran la incomodidad de las estancias dentro de un submarino. El tratamiento del color, potenciando su valor narrativo, me ha ayudado a recrear esos ambientes". “Sí, más que un cómic bélico (aunque ese sea el escenario) podríamos hablar de un thriller psicológico -añade Damián- porque el conflicto está, en gran medida, en la mente de Erik, nuestro protagonista. En la historia vamos alternando la acción en el submarino con flashbacks que cuentan una parte de su pasado y que nos dan pistas del origen de su enfermedad y de sus comportamientos en el presente”.
“Intentamos que el inicio del cómic empezará ya con un primer conflicto y luego en lugar de dejar respirar el lector las cosas se pusieran cada vez más difíciles para Erik. Y transmitir la sensación de opresión, la angustia y la claustrofobia que debían sentir los marineros durante esos largos periodos de confinamiento en los submarinos”.
Un ambiente subrayado por los estupendos dibujos de Javier Hernández: “Me interesa mostrar especialmente las expresiones de los personajes, su expresión corporal, que la ambientación ayude a reforzar esos aspectos, el estilo semi-realista que hago es ideal para ese propósito aunque también diría que no lo controlo del todo, intento no entretenerme mucho en los detalles para mostrar una idea que encaje bien con la narración”.

Jesus Jimenez

Fragmento de una viñeta de 'Blechkoller'

Fragmento de una viñeta de ’Blechkoller’Norma

19 enero 2014

USS Pasadena


El Galerna consigue la calificación Opeativa de Combate

Los ejercicios, que tuvieron lugar en diciembre, estuvieron dirigidos y planificados por el personal de EVACART, el órgano de evaluación y certificación del CEVACO situado en Cartagena, y se acometieron tanto en puerto como en la mar. El  “Galerna” (S-71) fue el primero de una serie de cuatro unidades construidas en la factoría de la Empresa Nacional Bazán de Cartagena, hoy Navantia, quedando actualmente  sólo tres submarinos operativos (Galerna, Mistral y Tramontana). La entrega oficial se efectuó el día 21 de enero de 1983, en el Arsenal Militar de Cartagena.

El CEVACO, (Centro de Valoración y Apoyo a la Calificación Operativa para el Combate) tiene como misión principal la evaluación y certificación para el combate de las unidades. Bajo el lema "Nos adiestramos como combatimos para combatir como nos adiestramos", su objetivo es mejorar el adiestramiento de las unidades y certificarlas para que puedan cumplir sus cometidos con la máxima eficacia.


Fuente: Armada española.

Fotografías:

·Recogida del naufrago con el NASAR.
·En pleno ejercicio de “Ataque Terrorista”.
·Submarino ‘Galerna’ defendiéndose de un ataque FIAC.
·Embarcación rápida FIAC desfilando por la amura del Submarino , ‘Galerna’ de fondo un Cazaminas y el Remolcador “Las Palmas”.
·Puesto de vigilante en FPL, durante ejercicio de un ataque FIAC.

Defensa.com

Iran muestra su Submarino Yunes

La 28.ª escuadra iraní, escoltada por el submarino Yunes clase Kilo, acaba de completar con éxito su misión en aguas internacionales, hecho considerado como un importante hito en el desarrollo del poder naval de la república islámica.

Después de completar con éxito su primera misión en alta mar, el submarino Yunes hizo una breve parada cerca de las costas de Omán y posteriormente regresó a su base permanente, según la agencia IRNA.

La importancia que el mando militar y político de Irán atribuye a la misión del Yunes fue expresada por el capitán del sumergible, Hosein Harirí, quien dijo, al comentar el viaje inaugural del Yunes en aguas internacionales, que "la presencia de este buque fuera de las aguas territoriales de Irán demuestra que las fuerzas navales de la República Islámica son estratégicas tanto en la superficie del agua como en las profundidades". 

Los submarinos de esta clase pueden llevar a cabo operaciones autónomas y permanecer bajo el agua durante 45 días seguidos, reforzando en gran medida el potencial de las escuadras que estén escoltando. 

De acuerdo con el vicealmirante Sayarí, comandante en jefe de la Marina de Guerra iraní, la misión principal de la 28.ª escuadra ha sido proteger los recursos e intereses de la república islámica en alta mar y defender las vías marítimas internacionales. 

Para Irán, las rutas marítimas comerciales más importantes son el nordeste del océano Índico, el golfo de Adén, el estrecho de Mandeb, el mar Rojo, el canal de Suez y el estrecho de Malaca, así como las aguas del sureste del continente asiático. 

El Yunes pertenece a los submarinos clase Kilo. Tres de estos sumergibles silenciosos fueron adquiridos a Rusia en la década de los 90 y ahora llevan los nombres Tareq 901, Noor 902 y Yunes 903. Durante su servicio en la Armada iraní fueron objeto de más actualizaciones. 

Con un desplazamiento de 3.000 toneladas, son los únicos submarinos iraníes capaces de operar en alta mar, aunque últimamente el país está botando varios submarinos clase Fateh de 600 toneladas de desplazamiento, considerados en Irán como semipesados. La Armada iraní cuenta además con minisubmarinos Yugo, de producción norcoreana, y una treintena de pequeños (unas 115 toneladas) sumergibles Gadir.

EEUU concentra submarinos en el Pacífico para presionar a Rusia

Más del 60% de los submarinos de Estados Unidos con armas nucleares se encuentran en el Pacífico realizando tareas de disuasión nuclear ante Rusia, China y Corea del Norte.

Así lo revela el informe 'La energía nuclear Estados Unidos, 2014', publicado por la revista 'Bulletin of the Atomic Scientists', según el cual cuatro o cinco submarinos están listos para lanzar un ataque nuclear inmediato en cualquier momento.

El documento, elaborado por dos conocidos expertos estadounidenses, Hans Christensen y Robert Norris, señala que hoy en día Estados Unidos dispone de unas 7.400 ojivas nucleares de varios tipos. 2.700 de ellas se están preparando para su destrucción en conformidad con los acuerdos internacionales; 2.530 se encuentran almacenadas y las restantes 2.130 están en servicio. De las últimas, 1.152 ojivas están desplegadas en misiles intercontinentales en submarinos, 470 en misiles terrestres balísticos, 300 en bombarderos y por lo menos 200 son ojivas nucleares tácticas.

Como se puede ver en el informe, en su estrategia de disuasión nuclear los Estados Unidos optan por los submarinos con misiles nucleares, que "en el 60% de los casos realizan actividades de patrullaje en la región del Pacífico". "Esto se hace para garantizar que, en caso necesario, se pueda iniciar una guerra nuclear o realizar ataques en respuesta contra China, Corea del Norte o la parte oriental de Rusia", dice el documento.

Harpoon de EEUU para submarinos de Taiwan

Taiwán ha recibido este jueves el primer lote de misiles de crucero antibuque Harpoon encargados a Estados Unidos. Según el mando naval taiwanés, con estos misiles estarán dotados submarinos de ataque diésel eléctrico tipo 793 y 794, según el portal Want China Times

El pedido de estos misiles fue formalizado en 2008, provocando la indignación de Pekín. No es el primer contrato de compraventa de Harpoon con los Estados Unidos: un acuerdo anterior había incluido el suministro de estos misiles para los cazabombarderos F-16 de la Fuerza Aérea taiwanesa. 

Rusia tendra dos Borei mas en 2014

Rusia construirá dos submarinos Borei en 2014

El astillero ruso Sevmash, en la localidad de Severodvinsk, comenzará a construir dos nuevos submarinos nucleares estratégicos del proyecto 955A clase Borei en 2014.

El inicio de la construcción de los submarinos coincidirá con la conmemoración del Día del Marino de los Submarinos, el 19 de marzo, y el Día de la Marina de Guerra de Rusia, que se celebra el último domingo de julio.

Hasta el momento, se desconoce los nombres que recibirán los nuevos submarinos, pero continuará la tradición de asignar nombres de príncipes rusos a los sumergibles del proyecto Borei.

La construcción de los submarinos del proyecto 955А forma parte del programa estatal de armamento para los años 2011-2020, que prevé la incorporación de ocho submarinos de este tipo para Armada de Rusia.

og/lj/er

07 enero 2014

Submarinos y Cómics




Gracias a Bill Blanchard

Vietnam recibe primer submarino de fabricación rusa

Un buque de carga pesada con el primer submarino de fabricación rusa de Vietnam llegó el martes en la noche al puerto Can Ranh, en el sur de Vietnam, luego de un viaje de un mes y medio desde San Petersburgo, Rusia.
El submarino propulsado con diesel y de nombre "Hanoi" es el primero de seis submarinos de clase 636 Kilo que Vietnam compra a Rusia para modernizar su Armada, informó hoy la agencia de noticias oficial de Vietnam.
Los submarinos están siendo construidos en los astilleros Admiralty Verfi Shipyards en San Petersburgo.
El submarino tiene un desplazamiento de 3.000 toneladas y es capaz de operar a un máximo de profundidad de 300 metros y a un promedio de entre 6.000-7.500 millas náuticas durante 45 días y noches y con 52 tripulantes. Se trata de la mejor opción para reconocimiento y patrullaje.
La recepción del primer submarino de clase Kilo generó una enorme atención en Vietnam.
Para el 3 de enero, todo el equipo del submarino será descargado antes de que sea botado en el mar.


http://spanish.peopledaily.com.cn/31618/8501766.html

Listos los drones submarinos

Se trata de los 'drones' submarinos Slocum Glider, de 1,5 metros de largo, y que recibieron su nombre en honor del capitán Joshua Slocum, quien en 1895-1898 navegó en solitario alrededor del mundo en un pequeño barco

Listos los drones submarinos




   Foto: Cortesía urgente24.com
La Armada de USA ha ordenado una flota de "planeadores transoceánicos", minisubmarinos no tripulados, que van a recolectar información científica y de inteligencia. Reseña urgente24.com 
Se trata de los 'drones' submarinos Slocum Glider, de 1,5 metros de largo, y que recibieron su nombre en honor del capitán Joshua Slocum, quien en 1895-1898 navegó en solitario alrededor del mundo en un pequeño barco. El 17 de diciembre la Armada de USA ofreció un contrato a la empresa Teledyne Bentos para continuar "los esfuerzos de investigación" de los Slocum Gliders. 
 
Según los periodistas del blog 'Swampland' de la revista 'The Time', la Marina de USA ha estado buscando la manera de hacer bajo el agua lo que la Fuerza Aérea de USA hace en los cielos: enviar 'drones' de larga autonomía que recolecten información que podría cambiar el rumbo de una guerra. 
 
Se supone que cada 'drone' Slocum Glider será capaz de trabajar hasta cinco años de una manera independiente, es decir, sin ninguna recarga o mantenimiento, enviando información desde el océano a los buques estadounidenses o a tierra gracias a una antena presente en su parte trasera.
 
Una flota de estos aparatos podría cercar la costa enemiga, ayudando a la Marina a encontrar minas y submarinos enemigos de tecnología furtiva, así como pronosticar huracanes


Rusia incorpora nuevos submarinos atómicos a su arsenal naval

A principios de año se hizo entrega a la flota del sumergible "Yuri Dolgoruki" – el prototipo del proyecto Boréi. Su construcción se inicio en 1995. El "Severodvinsk" se retrasó aún más, fue puesto en quilla en 1993. La construcción del "Alexánder Nevski" se llevó a cabo algo más rápido: comenzó en 2004.
Por lo demás, hay que comprender que el tiempo real de construcción del "Yuri Dolgoruki" y el "Severodvinsk" fue algo mayor: el financiamiento estable y los trabajos regulares comenzaron solo hacia mediados de los años 2000. Hasta entonces ambos buques representaban en sí algunas secciones aisladas y vacías. Al propio tiempo, ambos proyectos tuvieron que ser rehechos para los nuevos equipos, puesto que el progreso en el ámbito de la electrónica, la hidroacústica y otras ramas no permanecía en un mismo lugar.
Hoy el tiempo de construcción se acorta: ya en 2014 se debe hacer entrega a la Armada del tercer buque del proyecto 955 "Vladímir Monomaj"puesto en grada en 2006. Y se tiene planeado reducir el tiempo de construcción del cuarto y último buque del proyecto Boréi a cuatro años. Exactamente lo mismo se debe hacer con los Yasen. El mayor problema de los Boréi sigue siendo por ahora el perfeccionamient o final del sistema de misiles Bulavá, aunque esto se debe corregir dentro de uno o como máximo de dos años.
Disuasión nuclear y convencional
La finalidad de los Yasen y Boréi es parecida, pero, no obstante, existen diferencias sustanciales. Los Boréi – "Dolgoruki", "Nevski" y otros posteriores son portamisiles estratégicos. Cada uno puede llevar a bordo dieciséis misiles balísticos con cargas nucleares. El armamento principal de los Yasen son las plataformas universales de lanzamiento con capacidad para treinta y dos misiles de crucero de los sistemas Ónix y/o Kalibr. En dependencia del armamento los Yasen pueden abatir objetivos sobre la superficie acuática o costera a una distancia de dos mil ochocientos kilómetros. El alcance de los misiles antibuque es inferior – hasta trescientos kilómetros, pero poseen una velocidad de vuelo más alta.
La diversidad y alta precisión de los misiles de crucero permiten utilizar los submarinos tipo Yasen para las misiones de disuasión estratégica no nuclear. Estos misiles pueden destruir la infraestructura militar, incluyendo las instalaciones del sistema de alerta temprana y la defensa antimisiles. Además, pueden atacar unidades de portaviones y sus torpedos y sistema hidroacústico permiten combatir con los portamisiles estratégicos enemigos.
En general, en el marco del actual programa de armamento, las Fuerzas Navales deben recibir para 2020 de a ocho submarinos del proyecto 955 Boréi y del 885 del Yasen. La Marina de Rusia acaba de recibir dos Boréi y se espera el próximo ingreso del primer Yasen, y en 2014 se aguarda la puesta en quilla como mínimo de cuatro submarinos de ambos proyectos.
Y no solo Yasen
A pesar de todas las cualidades del proyecto 885, los Yasen poseen un defecto bastante sustancial: el coste de estos submarinos ronda los cien mil millones de rublos. Esto se debe a su considerable tamaño y a las excelentes características táctico-técnicas más sus posibilidades de combate. A la vez, las tareas de la Armada no pueden resolverse exclusivamente a expensas de la puesta en explotación de una cantidad relativamente no grande de estos sumergibles. En el mejor de los casos, los Yasen pueden sustituir a los cada vez más viejos "cazadores de portaviones" del proyecto 949A Antéi. Sin embargo, la Marina aún necesita no menos de entre quince y veinte modernos submarinos atómicos multipropósito para resolver las tareas diarias de seguimiento de los submarinos y buques del eventual enemigo y asimismo para la defensa de sus portamisiles ante los caza submarinos enemigos, y, por último, para su presencia regular en las regiones clave del océano con posibilidad de rotación oportuna de las fuerzas y de incremento de las mismas.
Tal submarino debe ser el nuevo proyecto de la Oficina de Diseño y Construcción Naval Malajit. La construcción de los submarinos se iniciará aproximadamente en la segunda mitad de la actual década. El proyecto tendrá menores proporciones y un arsenal también inferior en comparación con el Yasen. Esto hará que la construcción de los submarinos de este tipo sea mucho más rápida. En combinación con los submarinos diésel de nueva construcción, los tres nuevos proyectos atómicos – Yasen, Boréi y el submarino Malajit con buenas perspectivas, conformarán la base de las fuerzas submarinas de la Armada de Rusia de aquí a treinta o cuarenta años.
mj/lj/ll
La Voz de Rusia.