08 marzo 2014

Suecia asigna 2.800 millones para nuevos submarinos

 El Ministerio de Defensa de Suecia ha asignado un total de 3.840 millones de dólares (cerca de 2.800 millones de euros) para diseñar y fabricar la próxima generación de submarinos en su país. Suecia vendió hace tres años la compañía especializada en sumergibles Kockums AB a la alemana ThyseenKrupp.
La Agencia de Adquisiciones del Ministerio de Defensa sueca FMV anunció el pasado 27 de febrero la decisión política de dedicar ese dinero a la construcción de submarinos aunque no está claro como lo hará, informó la prensa local.
Los expertos especulan con la posibilidad de que el Gobierno sueco apoye una operación por la que Saab recompre la titularidad de la empresa Kockums AB, ahora denominada ThyssenKrupp Marine Systems (TKMS).
Fuentes oficiales, aunque sin identificar, del ministerio sueco de Defensa manifestaron su descontento con la falta de respuesta por parte de TKMS a algunos de sus peticiones como, por ejemplo, la fijación de un precio cerrado para la adquisición de dos nuevos submarinos del modelo A26 y la modernización de los de clase Gotland en servicio.
En febrero de 2010, FMV Kockums AB firmaron un contrato para iniciar la fase de diseño de un submarino de nueva generación –denominado A26- y posteriormente Defensa confirmó su intención de adquirir dos unidades para 2018-19 con el objetivo de que sustituyan a los de clase Södermanlands al final de su vida operativa.
Los sindicatos de los astilleros TKMS, situados en la localidad de Malmo, han mostrado su preocupación por el posible cierre de las instalaciones –las únicas en el país capaces de construir submarinos- si no se concretan los dos proyectos. Los astilleros cuentan en la actualidad con cerca de 1.000 trabajadores.
Los directivos de ThyseenKrupp estudian una reorganización de la compañía que, entre otras cosas, significaría rediseñar los astilleros de Malmo como instalación especializada en submarinos pequeños y buques de hasta 1.000 toneladas, abandonado las grandes unidades como los sumergibles A26.
ThyssenKrupp, a través de su subsidiaria Howaldtswerke-Deutsche Werft (HDW), adquirió la división naval Kockums de la empresa sueca Celsius AB en 1999. Más tarde, HDW pasó a formar parte de ThyssenKrupp Marine Systems.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada