08 marzo 2014

Mile Low Club: un submarino convertido en un hotel romántico

"Un servicio que les permite a los viajeros que disfrutan de la emoción entre las sábanas, hacerlo bajo el mar al mismo tiempo". La descripción proporcionada por la compañía de viajes de lujo Oliver's Travels  no podría ser más honesta.
El nuevo servicio, llamado  Mile Low Club , se enfoca en parejas que buscan excitación física bajo el agua en un submarino privado apodado Lovers Deep (en caso de que el resto de las claves no fueran suficientemente obvias).
El innovador destino vacacional −el submarino en cuestión está atracado en el Caribe− fue lanzado por la compañía de viajes británica para celebrar su décimo aniversario.
"Empezamos el negocio hace diez años, enfocados inicialmente en castillos franceses, pero en noviembre lanzamos Oliver´s Travels, y el enfoque ahí fue propiedades más extravagantes y únicas", dice el cofundador de Oliver´s Travel, Oliver Bell. "Para poder darle vida a la nueva marca, debíamos conseguir algunas ideas excepcionales de propiedades".
"Tuvimos una reunión donde nos preguntamos: '¿cuál es el lugar más genial para hospedarse?' Comenzamos con la luna y obviamente nos dimos cuenta que eso no sería posible, así que un submarino fue nuestro siguiente objetivo más realista, y encontramos una compañía de submarinos con la capacidad de hacerlo a medida".
Lo único es que necesitarás tener es bolsillos tan profundos como el océano; el viaje especial tiene un increíble costo de 175.000 libras (292.000 dólares) la noche. Como parte del servicio, tú puedes escoger cómo adornar el submarino −el cual actualmente está alquilado por una variedad de negocios para lanzamientos de marcas extravagantes−exactamente como tú quieras, desde la habitación hasta el baño y desde el bar hasta el salón de baile.
La compañía enfatiza que la tripulación (capitán, cocinero y mayordomo) ocupará habitaciones separadas e insonorizadas al otro extremo de la nave.

CNN / Por Matt Majendie y Hiufu Wong 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada