18 septiembre 2010

El Resurgam de George William Garret (1870).

En 1879 el reverendo George William Garret, de Birkemhead (Inglaterra) proyectó con 27 años el Resurgam en forma de puro de 14 metros de eslora, 10 de diámetro y con 30,4 toneladas, utilizando el motor a vapor o máquina de vapor latente de Lamm (1870), teniendo capacidad para llevar a tres tripulantes. El submarino era construido en 1879 por Cochran & Cía. en Birkenhead, en la época costóunos £1500.
Al cerrar las calderas, el calor latente que salía de ellas se convetía en vapor cuando se abría la válvula del regulador. Esto hizo del Resurgam el segundo de los primeros submarinos mecánicos de la historia.
Garrett adoptó el método de Bourne para situarse en profundidad: un par de cilindros puestos en comunicación con el mar, conteniendo émbolos accionados por tornillos sin fin. Al hacer retroceder los émbolos, entraba el agua y el barco se sumergía; al accionarlos en sentido contrario, salía el agua y el barco emergía. Unos rudimentarios timones de profundidad contribuían a mantenerlo en la profundidad deseada durante el movimiento, pero dado que estaban situados exactamente en el centro del barco, resultaban prácticamente inútiles.
El vapor se mantenía de 3 a 5 horas y movía la biela que hacía funcionar el cilindro del motor, que le daba una potencia para 2-3 nudos. Aunque no está claro si el Resurgam II llegó a navegar alguna vez totalmente sumergido, en realidad realizó varios recorridos de prueba con la escotilla a ras de agua. Las pruebas iniciales en el muelle de Liverpool parecieron tener éxito así que intentó probar el submarino en la base Naval de Gosport. Aunque se le aconsejó que transportara el barco por ferrocarril, para acelerar las pruebas, Garret ecidió llevarlo por mar. 

Tras sufrir temperaturas de 43ºC dentro de la nave y sin espacio para tumbarse, el reverendo Garret y los dos amigos que le acompañaban fueron Rhyl a descansar y arreglar problemas que surgieron con los motores. Tras un mes de pruebas y adaptaciones, encontrándose en el rio Clyde, el vapor Elfin fue contratado para remolcar el Resurgam a Gosport. El 24 de febrero de 1880, el Elfin sufrió un vendaval que rompió los remolques y al no poderse cerrar la escotilla de acceso desde fuera, esta quedó abierta durante el trayecto, llenándose de agua e inundando el submarino que se perdió vacío en el mar, .
No será hasta 1989 que Bill Garret, biznieto empezaría a buscar el pecio del submarino que no se redescrubriría hasta 1995, cuando las redes del barco de Dennis Hunt quedarian atrapadas a él. Sería el buceador local, Keith Hurley, el que al liberarlas se daría cuenta del hallazgo en la posición 53° 23.78 'N., 33.18' W 'de 03°'.

 Mientras que la operación de examen y estudio fue organizada principalmente por el mismo Bill Garret, fue el DSV Terschelling el submarino que lo llevaria a cabo. La zona del pecio fue examinada con sonar para su localización exacta y tener una imagen clara de su posición. El Resurgam se encontraba de costado y parecía haber sufrido un fuerte impacto. Poco tiempo después, Bill Garret se zambullía en el mar y entraba parcialmente en el Resurgam II de su abuelo casi 100 años después del hundimiento. El pecio del Resurgam II se conviritó, tras el informe de Martin Dean, en un "Resto Arqueológico de protección especial" (Capt 42 del 6 de julio de 1996en el que se protege hasta 300 metros alrededor del pecio).
En la práctica nunca colmó el sueño de su inventor y se hundió ignominiosamente mientras iba remolcado a Portsmouth para hacer una demostración ante un público numeroso. A pesar de todo se establecieron dos relaciones como resultado de los trabajos de Garret: la primera fue entre él y el fabricante de ametralladoras sueco Nordenfelt y la segunda entre el submarino y el torpedo. Tras una prueba preliminar, con un modelo más pequeño, Garret construyó el Resurgam II. 
Actualmente se puede ver una réplica a medida del Resurgam en la terminal de transbordadores Woodside, (Birkenhead)

Nacho Padró

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada