01 marzo 2009

El Goldfish Suizo.

El Pabellón de Suiza presenta el Goldfish, primer submarino solar del mundo: El pabellón de Suiza en la Expo ha presentado el proyecto Goldfish ("pez de oro"), que en 2011 conllevará la construcción, por parte de la empresa energética suiza BKW, del primer submarino del mundo que funcionará con energía solar, recogido en una plataforma flotante llamada Goldport ("puerto de oro").
Los jefes del proyecto, Martin Pfisterer y Marie-Anne Kiener, han explicado en una rueda de prensa que en un momento en el que el consumo de agua y energía aumenta en todo el mundo y crea retos económicos y ecológicos, este proyecto es un ejemplo de cómo puede aprovecharse una energía renovable.
El Goldfish navegará en el lago Thun, junto a los Alpes suizos, gracias a la energía solar recogida en el Goldport, una central solar flotante que producirá suficiente energía como para garantizar las inmersiones del submarino y posicionarse en el lago a través de un sistema GPS, ha indicado Kiener.
Según el proyecto, una embarcación trasladará a los viajeros desde la orilla hasta el Goldport, donde además de la zona de atraque habrá una carpa central con capacidad para sesenta personas y cinco paneles solares encargados de recibir la energía del sol.
El submarino, que se recargará conectándose a la plataforma con un cable, tendrá capacidad para 24 pasajeros, y podrá sumergirse hasta los 300 metros de profundidad.
Aunque el proyecto ha demostrado su viabilidad, sigue en una "fase temprana", y Martin Pfisterer ha querido invitar a "todos los países, ciudades, empresas, organizaciones e inversores privados interesados" a ponerse en contacto con ellos para impulsar el proyecto, que tiene un coste aproximado de diez millones de dólares.
Además, Pfisterer ha hablado de los múltiples usos que podrían darse a la plataforma solar móvil en zonas con poco oleaje y suficiente radiación solar, como las embarcaciones de ocio en Dubai, transporte de pasajeros en el río Huanpu de Shangai o el suministro de energía a instalaciones costeras como la ópera de Sydney.En su opinión, estas centrales flotantes podrían contribuir a reducir considerablemente el consumo de agua y energía, y serán importantes en el futuro para alimentar transportes e infraestructuras respetuosas con el medio ambiente.

Nacho Padró a partir de una noticia de la Agencia EFE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada