05 diciembre 2011

El SM U-20 hunde al RMS Lusitania.

Hundimiento del RMS Lusitania anunciado por el New York Times

El 7 de mayo de 1915, el RMS Lusitania fue torpedeado a las 14:00 horas por el submarino alemán U-20 frente al viejo faro de Old Kinsale frente a las costas irlandesas. En sólo unos minutos se había escorado 25°, haciendo que fuese muy difícil arriar los botes salvavidas. En tan sólo 18 minutos, el buque se había hundido. El naufragio causó la muerte de más de 1.198 pasajeros incluidos 100 niños. Sobrevivieron 761 personas. La muerte de 234 ciudadanos estadounidenses fue probablemente una de las causas por la que EE.UU. entró en la Primera Guerra Mundial dos años más tarde.
El buque se hundió a más de 96 metros de profundidad. Quedó sobre su quilla levemente inclinado a estribor, prácticamente entero. Allí permaneció durante muchos años. Durante la baja marea, a los pescadores locales les era posible divisar las sombras de sus mástiles. Cuando por fin la tecnología permitió sumergirse a mayores profundidades, el Lusitania ya se había desmoronado sobre su costado de estribor. El gobierno inglés siempre interpuso una multitud de obstáculos para explorar el pecio, y a menudo lo usó como objetivo para prácticas de tiro de torpedos, siendo ésta una de las causas de su mal estado. Robert Ballard, conocido oceanógrafo descubridor del RMS Titanic, realizó en 1990 un informe del barco en su tumba.
En ese reportaje se pudo ver que en 1970 se le extrajeron las hélices. Además del avanzado deterioro general, se pudo observar también que el fondo de la proa casi no existe, habiendo evidencias de una gran explosión desde adentro hacia afuera. Es imposible que este daño haya sido causado por un torpedo alemán de esa época, tipo G de baja penetración. Hoy en día se puede ver al siniestrado barco consumiéndose rápidamente, producto de las agitadas y oxidantes aguas irlandesas, casi totalmente aplastado sobre su costado de estribor. Esto es debido a la calidad del hierro empleado en su construcción. Sus chimeneas yacen derruidas en el fondo. Solo la proa permanece erguida, enfilada a Queenstown, el puerto adonde nunca llegó.
El RMS Lusitania fue un transatlántico británico diseñado por Leonard Peskett y construido en el astillero John Brown & Company en Clydebank, (Escocia). El barco entró en el servicio de pasajeros con la Cunard Line el 26 de agosto de 1907. Fue nombrado en honor de la antigua provincia romana de Lusitania. El Lusitania fue construido como parte de la competición de la Cunard Line con otras compañías navieras, principalmente alemanas, por el tránsito Atlántico de pasajeros. Contaba con 239m de eslora, 31.550 tn de desplazamiento y una manga de 26 m. Podía desarrollar una velocidad máxima de 25-26 nudos. El Lusitania y su gemelo Mauretania proporcionaron un servicio regular entre las islas Británicas y los Estados Unidos hasta el estallido de la Primera Guerra Mundial. Ambos transatlánticos ganaron para la Cunard en diferentes momentos de su carrera la Banda Azul, el premio al barco más veloz en cruzar el océano. La junta directiva de Cunard decidió usar propulsión de turbinas Parsons, gracias a las cuales mantuvieron el récord de velocidad durante 22 años, además de ser propulsores menos ruidosos y con menos vibraciones que los motores de expansión anteriores. Ambos buques fueron los más grandes del mundo en el momento de su botadura y tenían para cada pasajero un 50% más de espacio que sus rivales, lo que les permitió ofrecer un lujo sin precedentes. El Lusitania era un buque de líneas elegantes, dotado de cuatro chimeneas, turbinas y cuatro hélices. Poseía suficiente cantidad de botes salvavidas, de acuerdo con la normativa de la época. Era además el más moderno de su época con 17,5 compartimientos estancos, detectores de incendios, control eléctrico de botes salvavidas y una potente central de T.S.H. Se diferenciaba del RMS Mauretania por poseer 1.500 tn más de desplazamiento, tener tumbonas de cubierta, ventiladores cilíndricos (en vez de los tradicionales) y un castillo de proa más corto. Era capaz de transportar 2.198 pasajeros distribuidos en sus diferentes clases. Tal fue su éxito que la competidora White Star Line diseñó el interior de lujo de sus barcos de línea tales como el RMS Titanic y RMS Olympic basándose en el lujo interior de este barco

El RMS Lusitaria en 1907
El Almirantazgo requisó en julio de 1914 el RMS Mauretania y el RMS Lusitania para poder cargar emplazamientos artilleros de 15 cm. Ambos barcos fueron inscritos en la Cunard como cruceros auxiliares armados. Los cañones no fueron instalados finalmente.
En septiembre de 1914, Leonard Peskett, constructor de los barcos de la Cunard, inspeccionó el Lusitania (anclado en Liverpool) junto a Winston Churchill. Peskett, entre otras observaciones, hizo ver al Primer Lord que este navío tenía particularidades en su construcción que lo inhabilitaban para enfrentar una emergencia en caso de ser torpedeado. Churchilll exclamaría: "¡Este es otro cebo viviente de 45.000 t.!"
Para 1915 había transportado alrededor de 250.000 pasajeros en ocho años de impecable servicio.
Por contra, el SM U 20 de la "Kaiserliche Marine" (Marina Imperial de Alemania creada tras la formación del Imperio alemán) fue un de los cuatro submarinos oceánicos del Tipo U 19 (U 19 al U 22), construidos entre 1910 y 1913. Como armamento llevaba un cañón de 88 mm en cubierta y cuatro tubos lanzatorpedos, ubicados dos a dos en popa y proa. Iba equipado con seis torpedos tipo G en cada patrulla; una vez agotados, debía regresar. Tuvo dos comandantes: el primero fue Otto Dröscher y el segundo, Walther Schwieger.
El SM U-20 Posee la triste marca de haber hundido al trasatlántico de la Cunard Steam-Ship Co., Ltd. RMS Lusitania de 30.796 t el 7 de mayo de 1915. El historial del U 20 fue de tan sólo siete patrullas con 31 naves enemigas hundidas, con un registro total de 145.830 t, y dos buques dañados con un total de 2.643 t. Encalló en las costas de Dinamarca en octubre de 1916 y, para evitar que fuera tomado intacto por el enemigo, el kapitänleunant W. Schwieger hizo abandonar la nave a la tripulación, tras lo cual hizo detonar cargas que desfondaron la nave, quedando abandonada frente a la costa en torno a la posición 56°33′N 08°08′E.

El SM U-20 a punto de ser hundido por su capitán
 El comandante Walter Schwieger Estaba al mando del submarino U-20 en el momento del ataque.. Había permanecido en el mar desde el 30 de abril anterior y viajaba de regreso a su base, en Wilhelmshaven, fue el primero en avistar el barco. Al principio Schwieger no reconoció el trasatlántico; sólo pudo describirlo como un bosque de mástiles y chimeneas. Cuando se acercaba a la punta de Kinsale, el trasatlántico cambió de rumbo. A partir de ese momento se dirigió en línea recta hacia nosotros, no podía haber elegido un rumbo más perfecto si hubiera tratado, deliberadamente, de ofrecemos un blanco. [...] El buque era atacable a tenor de las instrucciones que habían recibido los submarinos alemanes, después de la declaración de su almirantazgo sobre la guerra submarina sin restricciones, dentro de la zona que la nota oficial delimitaba. (W.Schwieger)
Cuando el barco se hubo acercado a solamente 365 metros, ordenó que se disparara el torpedo. Hizo blanco en el barco, sobre estribor, por debajo del puente. En la sala de calderas número uno. Observó los detalles del hundimiento por el periscopio después del segundo torpedo, y en ese momento se dio cuenta de la identidad del buque torpedeado. Según su propia confesión, en ese instante se imaginó la enorme trascendencia del hecho y abandonó inmediatamente el lugar dejando atrás al detrozado trasatlántico y a sus aterrorizados pasajeros.

Hundimento del RMS Lusitania
 Nacho Padró

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada