31 mayo 2014

Los Drones Submarinos de Vazquez Figueroa

Hace unos meses la Universidad de La Laguna quiso saber si, como profesor de submarinismo, se me ocurría alguna idea para evitar los continuos accidentes que se producen al chocar los ferrys de alta velocidad con las ballenas y cachalotes que frecuentan las aguas canarias. Al parecer, los sistemas actuales -especialmente sónicos- no funcionan y además hacen perder a los animales el sentido de la orientación, por lo que a menudo acaban varados en las playas.
Admito que en principio se me antojó un empeño inútil, pero recordé las palabras que en una ocasión nos dijo el comandante Cousteau: «Cuando os enfrentéis a un problema relacionado con el mar,buscad siempre la solución más lógica, que es la que nadie busca». Así como algunas de sus lecciones: «Una ola libre es la que existe aunque no haya viento puesto que su origen se encuentra muy lejos, mientras que una ola forzada es la que se forma relativamente cerca y siempre a causa de vientos locales». «La longitud de las olas libres, es decir, la distancia entre una cresta y la siguiente, es siempre mayor que la de las olas forzadas, que se van sucediendo rápidamente». «Y como el agua no puede comprimirse, los deslizamientos de las partículas superficiales se transmiten a las capas subyacentes de tal modo que, en la práctica, cuando se alcanza una cota de profundidad equivalente a la mitad de la longitud de una ola, el mar apenas se agita». «Eso significa que cuanto mas rápidas y furiosas sean las olas en superficie, a menos profundidad bajo ellas estará la calma».
En la práctica eso viene a significar que si una nave naufraga en mitad de una tormenta con viento, lluvia y escasa o nula visibilidad, la mejor forma de llegar a ella será por el único camino que en esos momentos no presenta obstáculos: bajo las olas. Miles de personas mueren cada año en el mar; en 2007 se ahogaron 630 inmigrantes intentando llegar a las costas europeas; en 2013, fueron 1.500, y en el reciente naufragio de un transbordador coreano perecieron 300 muchachos sin que ninguna ayuda llegara a tiempo.
Cuando una nave en peligro lanza una señal de socorro dan sus coordenadas, las patrullas de salvamento acuden pese a que arriesgan también vidas y a menudo ni siquiera consiguen llegar al naufragio.
Las olas, que en ocasiones alcanzan los ocho metros de altura, los vientos huracanados, la noche o la niebla impiden que otro barco, un helicóptero, e incluso un avión se aproximen al lugar de la tragedia.
Recientemente, y durante unas prácticas de salvamento se accidentó un helicóptero en Fuerteventura pereciendo cuatro tripulantes. Entonces me vinieron a la mente los pequeños submarinos que solíamos utilizar con el fin de ser remolcados sin cansarnos. En aquellos tiempos sus baterías tenían muy poca autonomía pero me han proporcionado la base para diseñar un instrumento destinado no sólo a evitar los accidentes con las ballenas, sino sobre todo a salvar vidas humanas.
En realidad no es más que un mini-submarino no tripulado; un dron del mar diseñado para tiempos de paz, y que he llamado Serviola-SB. Mide unos seis metros de eslora por dos de manga y en la parte delantera tiene los instrumentos de control y dirección: radio, GPS, radar, ordenador, cámara de televisión y visores de rayos infrarrojos que le permiten ver incluso de noche. En la parte baja del cuerpo central se alojan modernas baterías recargables de iones de litio y depósitos de aire comprimido, y en la parte trasera van instalados motores, hélices y timones de profundidad.

En la actualidad algunos vehículos eléctricos superan los 200 kilómetros por hora con una autonomía cercana a los 300 y por lo tanto, utilizando baterías semejantes, un Serviola-SB está en condiciones de llegar con mayor rapidez y eficacia que una nave de superficie a cualquier punto en que se haya producido un naufragio. En el momento de recibir las coordenadas, su ordenador le indica el itinerario y va corrigiendo el rumbo en caso de derivas provocadas por las corrientes. Todos los elementos de la nave submarina están disponibles en el mercado y por lo tanto lo único que se debe hacer es unirlos.
Si el ser humano es capaz de enviar una nave espacial a Marte manejando a distancia sus brazos articulados, con mayor razón debe ser capaz de enviar una nave submarina a un punto del océano. Y, una vez allí, ordenar que su parte superior expulse una gran lancha neumática inflable provista de luces, agua, alimentos y material de primeros auxilios. Cuando los náufragos estén a bordo,el Serviola-SB la remolcará a lugar seguro.
Aquellos aparatos que estén destinados a navegar a unaprofundidad inferior a 30 metros pueden fabricarse con un doble casco de fibra de vidrio que deje entre ellos una capa de aire, lo cual mejora su flotabilidad y rapidez. Los de mayor profundidad deben fabricarse de acero.
Con varios Serviolas-SB patrullando por zonas de denso tráfico marítimo se evitarían accidentes con cetáceos y se detectaría a traficantes de drogas, contrabandistas, barcos de pesca ilegales, piratas y hasta a expoliadores del patrimonio arqueológico submarino.
Sustituirían con mayor eficacia a las lanchas salvavidas de los barcos, que tantos problemas suelen dar para arriarlas. Bastaría con soltarlas puesto que caerían a plomo y se hundirían unos metros pero de inmediato su ordenador las devolvería a superficie. Se puede lanzar desde un avión a poca altura para reconocer de cerca los restos de un naufragio o el rastro de un aparato caído, como el desaparecido vuelo de las líneas aéreas de Malasia.
Cuando le presenté el proyecto, Rafael Catalá, secretario de Estado de Fomento, de quien depende Salvamento Marítimo, dijo: «Imagino que si naufragas en mitad de la noche y cuando te crees perdido ves surgir del mar una balsa iluminada que viene a rescatarte puedes considerarlo un milagro. Intentaremos que se haga realidad».
www.elmundo.es

Simulación de Evacuación Médica desde Submarino

La operación de rescate de submarinos, el pasado miércoles, y operaciones aeronavales, el viernes, configuraron los ejercicios finales de las maniobras marítimas conjuntas 'Marsec-2014', que durante los días del 12 al 23 del presente mes de mayo se han desarrollado en diferentes escenarios de la costa española.
Comprobar la capacidad de coordinación de las Fuerzas de Acción Marítima de la Armada con otros organismos para llevar a cabo operaciones de seguridad marítima, así como mejorar la coordinación en la mar entre las unidades de la Armada y las del Servicio Marítimo de la Guardia Civil, Salvamento Marítimo, Vigilancia Aduanera, Secretaría General de Pesca y Cruz Roja, son el significado de las referidas maniobras.
Rescate y evacuación
'Marsec-2014' es un ejercicio marítimo avanzado, conducido por la Armada Española, que aúna los esfuerzos de los distintos organismos y agencias civiles y militares, para lograr el objetivo común de salvaguardar los intereses nacionales en los distintos espacios marítimos.
El Príncipe de Asturias asistió a un ejercicio de operaciones conjuntas de buceo entre Salvamento Marítimo (Sasemar) y la Armada, que tuvo por finalidad evaluar la capacidad de ambas instituciones para llevar a cabo operaciones de búsqueda, ventilación y reflotamiento de un submarino siniestrado en aguas de Cartagena.
Este adiestramiento, en el que tomaron parte el buque de salvamento y rescate de la Armada 'Neptuno' y el buque de Sasemar 'Clara Campoamor' se encuadra en el escenario 8, de los 11 que integra el marco de las maniobras. Este tipo de operaciones, aunque simuladas, exigen una gran preparación y capacidad.
Operaciónes de vuelo entre buques de la Armada y aeronaves de la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima (Sasemar) motivaron el mayor interés del escenario IX, que se desarrolló con especial atención en el Mar de Alborán, Almería y Cartagena. Teniendo además incidencia en otras áreas del Mediterráneo.
El patrullero 'Cazadora' de la Armada Española junto a un helicóptero de Salvamento Marítimo (Sasemar) llevaron a cabo un ejercicio de evacuación médica con el objeto de poner en práctica los procedimientos de actuación entre ambos organismos.
Durante la ejecución del simulacro, el patrullero se vio en la necesidad de realizar una petición de evacuación urgente, por vía aérea, de un herido a bordo al Centro de Salvamento Marítimo de Almería. De manera inmediata, según la información de la que dispone IDEAL, acudió hasta el buque el helicóptero de Sasemar, 'Helimer 204', que procedió al arribado a cubierta (descenso) del rescatador, izado (ascenso) del herido (simulado) en camilla hasta la aeronave y, finalmente, el izado del rescatador.
Este tipo de supuesto se argumenta en el caso de accidente en un patrullero donde se hace necesaria la evacuación médica de un miembro de su dotación.
Días atrás un ejercicio similar entre los patrulleros 'Centinela' y 'Vigía' con helicópteros de Sasemar, tuvieron lugar en aguas de Ferrol y Cádiz, respectivamente.
Desarrollo
La Fuerza de Acción Marítima ha sido la encargada de conducir 'Marsec-2014' y planeado por el Almirante de la Flota. Con este adiestramiento se ha ofrecido a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, agencias civiles de la comunidad marítima y organismos y entidades estatales y autonómicas, nuevas fórmulas de cooperación y oportunidades de entrenamiento, aprovechando el despliegue de medios humanos, navales, aéreos y terrestres efectuado en el ejercicio.
Las referidas maniobras se han realizado en un total de once escenarios, bases y puertos de la costa española, con especial incidencia en el Mediterráneo, Mar de Alborán y Cartagena. Otros escenarios han sido El Ferrol, Cádiz, Tarragona, Las Palmas, Vigo y Alicante.
En el curso de los 12 días de su duración se han registrado operaciones de lucha contra el tráfico de drogas, inmigración ilegal, salvamento y rescate, respuesta a incidentes que afectan a sanidad exterior, interceptación de buques mercantes, activación de planes de protección de seguridad en puertos civiles, contra terrorismo marítimo, incidencias sanitarias y control de las aguas del Estrecho, entre otras.

La mano robótica sumergible

La tecnología avanza a pasos de gigante. Es incuestionable. Sin embargo, todavía hay muchísimo recorrido en la investigación de los fondos marinos. Recientemente se han dado varios contratiempos, como el de este submarino teledirigido que explotó 6 millas bajo el mar de las costas de Nueva Zelanda, mientras realizaba una misión científica de la National Science Foundation de los EE.UU. O, sin ir más lejos, las búsqueda del vuelo malayo MH370 perdido en el Océano. Ambos casos han sacado a relucir las sombras tecnológicas en este campo que, por ahora, espera su particular Nautilus.
Unas cuantas leguas bajo el mar, las limitaciones son físicas y tecnológicas. El ser humano puede bucear hasta los 200 pies con ayuda de oxígeno, hasta los 2.000 pies con traje presurizado, pero más allá de ese límite se requiere un vehículo submarino. Ahí, entran en juego todo tipo de dispositivos. Sin embargo, se da el caso de que la mayoría de ellos disponen de pinzas -en lugar de manos- para recoger muestras. Una circunstancia que dificulta las tareas de manejo.
Para solventar este obstáculo, la US Navy lanzó a concurso, hace un año, un proyecto que consistía en reproducir una mano robótica que pudiera sumergirse. El ganador fue Bhargav Gajjar, director de la compañía Vishwa Robotics e investigador en robótica del MIT. A resultas del concurso, el científico tiene un contrato firmado con la US Navy para implementar la mano robótica en los próximo 3 años.
Tal día como hoy, me presenta un prototipo que cumple las mismas funciones. En el edificio de Cambridge, a tocar del MIT, que da cobijo a su oficina, Gajjar sacar a relucir la mano robótica de una bolsa de cartón de supermercado. A simple vista, parece un puño de Mazinger Z. Introduzco mi mano derecha y mis dedos dan con tres anillas para insertar tres dedos: pulgar, índice y mediano. Cada una se conecta a los tres dedos de la mano robótica que reproduce fielmente los mismos movimientos.
A su vez, Gajjar se enfunda la mano con más pericia y realiza todo tipo de movimientos como coger un bolígrafo, pinzar, abrir, cerrar y hasta manipular un taladro. "Un humano en el agua es como un pez fuera de ella, lo que hace falta es una mano con forma humana que sea útil en entornos hostiles como el fondo de los océanos y que se pueda manipular con la mente humana", señala.
Según el investigador, la clave de su invención es la habilidad con la que se maneja el aparato. Buena parte se debe al uso de un pulgar que resulta "necesario para manipular las cosas con destreza", añade. Mientras, en su explicación, pone sus dedos como una pinza y reproduce la difícil tarea de manejar objetos de esta manera.
"Este es sólo un prototipo para ver la parte mecánica", dice Gajjar acera de su mano robótica. El dispositivo final tendrá una parte electrónica con varias cámaras internas que captarán los movimientos de los dedos humanos y los transmitirán a los dedos robóticos.
De ahora en adelante, Gajjar afronta el reto de montar la parte electrónica pero, además, debe dar con la combinación ideal de materiales -acero y titanio, apunta- para hacer frente a las "situaciones extremas" en altas profundidades "como la corrosión, la presión o la falta de luz".
El investigador reconoce que ya existen otras manos robóticas que se usan en misiones espaciales, industria o como prótesis. "Sin embargo, estas versiones no están pensadas para ser empleadas a miles de metros bajo el mar. Y son mucho más débiles. El reto de crear una mano con forma humana y con mucha más fuerza es un reto de ingeniería de muy alta envergadura", subraya.
Asimismo, Gajjar se plantea el objetivo de mejorar la sensibilidad de la mano robótica "para que sea fuerte y suave a la vez". De este modo, añade que "me podría enfrentar a un tiburón pero también debo ser capaz de atrapar organismos submarinos y explorarlos con suma delicadeza bajo el agua".
Lo de primera persona no es para nada figurativo. Definitivamente, Gajjar se ha implicado en el proyecto de tal manera que se ha ofrecido voluntariamente para sumergirse con una escafandra, a la que se le aplicará la mano robótica, en las instalaciones de la US Navy en Florida. "Pero paso a paso, eso será el verano que viene", advierte con prudencia el científico.La mano robótica está pensada para ser acoplada a escafandras o vehículos submarinos que, por ejemplo, facilitarían la tarea de recuperar la caja negra del vuelo MH370 de Air Malaysia. "La mano robótica puede recogerla y cargarla hasta la superficie con toda la seguridad", dice el investigador.
Hay una clara vertiente de exploración submarina de la que Gajjar se muestra muy convencido. "No hace falta desembolsar enormes gastos para ir al espacio. Bajo el mar, y a tan sólo un kilómetro de profundidad, tenemos todo tipo de nuevas formas de vida por descubrir como peces, crustáceos o microorganismos".
Otras aplicaciones corresponden a la perforación de fondos marinos para extraer petróleo y construir grandes estructuras como bases petrolíferas. Gajjar no pone límites y contempla la posibilidad de construir en el futuro "ciudades o estructuras submarinas con finalidades científicas". "El futuro de la humanidad reside en los océanos", sentencia.

Recientemente, Gajjar ha visitado la sede de la US Navy en Washington para mostrar sus últimos avances y la entidad se ha mostrado impresionada con el dispositivo, según afirma el científico. La entidad define la mano robótica como algo "revolucionario" de cara la investigación submarina.Además, la NOOA -Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, por sus siglas en inglés- también tiene reuniones periódicas con Gajjar para valorar el desarrollo de la mano robótica. Esta entidad -conocida como la NASA de los océanos- asegura que el dispositivo sería "de inmensa ayuda" para investigar la vida submarina.

http://www.elmundo.es/

Partido Andalucista muestra su rechazo a la presencia del submarino nuclear

El secretario provincial del PA en Cádiz, José María España, ha reiterado el “rechazo total” del partido a la presencia de submarinos nucleares en Gibraltar, como es el nuevo caso del ‘HMS Tireless’. El PA insiste en que no quiere buques nucleares en aguas andaluzas “ni unos días, ni unas horas, ni unos minutos”.
En una nota de prensa, España destaca que “como ya ocurría con el PSOE, y ahora con el PP, en el Gobierno de España no se hace nada para impedir la presencia de este tipo de armamento en las proximidades de poblaciones de la comarca del Campo de Gibraltar, con el incremento de riesgos potenciales que ello supone”.
En este sentido, considera que esos hechos serían “intolerables” en comunidades como Cataluña o País Vasco, “pero los Gobiernos de PP y de PSOE-IU callan cuando se trata de Andalucía”, afirma. El PA “no quiere ni al ‘Tireless’ ni a ningún submarino similar, ni por razones técnicas ni operativas, ni ninguna otra porque, además, no queremos la base naval británica impuesta en Andalucía”.
Los andalucistas aseguran que no tolerarán “que se juegue con la seguridad de los andaluces” y exigen al Gobierno andaluz “que no mire para otro lado y le diga a al Gobierno de Madrid que actúe”.

Steel Diver: Sub Wars retrasa su actualización

La actualización de Steel Diver: Sub Wars, el juego gratuito para 3DS, se retrasa. Esta gran actualización, que llevará el juego a la versión 2.0, iba a lanzarse en mayo, pero su director ha confirmado que se lanzará más adelante.

Takaya Imamura ha explicado que esta versión 2.0 incluirá bonificaciones por victorias consecutivas en partidas en línea, más submarinos para desbloquear y comprar, un sistema de penalización por atacar a aliados en las partidas en línea, un nivel adicional para el modo multijugador, y cambios en las estadísticas y características de los submarinos.

Se espera que la actualización se lance durante la primera mitad de junio.



http://www.vandal.net

24 mayo 2014

El retraso del S-80 obliga a invertir 43 M€ para mantener un submarino con 29 años

El retraso en la modernización de la flotilla de submarinos de la Armada ha obligado al Ministerio de Defensa a invertir 42,9 millones de euros en la revisión completa (gran carena) del menos viejo de sus sumergibles S-70, el Tramontana, aunque lleva 29 años en servicio. Es otra factura que pasa el accidentado desarrollo de los nuevos S-80 encargados a Navantia en 2005 y que prolongan su periodo de rediseño después del problema de exceso de peso detectado el pasado año. Como desveló en enero El Confidencial, el primero no estará listo hasta 2018.
El Ministerio de Defensa ha tenido que aprobar un presupuesto extraordinario para prolongar la vida útil del Tramontana otros 5 años y garantizar así que la Armada pueda contar con al menos dos submarinos hasta que llegue el primer S-80, el Isaac Peral. Es el mínimo de unidades para que la Marina pueda cumplir con sus obligaciones en la defensa nacional y los compromisos con la OTAN para la vigilancia en el Mediterráneo.
Ahora mismo sólo están operativos dos sumergibles de la serie S-70, el Mistral y el Galerna (que le quedan menos de dos años de vida útil), mientras que el Tramontana ya estaba amarrado a la espera de poder entrar en su cuarta gran carena (desmontaje y montaje completo) que costará los citados 42,9 millones de euros. El cuarto de la serie, el Siroco, causó baja en la lista de la Armada en 2012.
Defensa ha paliado el problema de la Armada en la dotación de submarinos al mismo tiempo que recuperaba los planes de modernización de los patrulleros de altura con el encargo a Navantia de dos nuevos buques de acción marítima (BAM). En el caso del Mistral, los beneficios en carga de trabajo para Navantia son para los astilleros de Cartagena, donde sigue en marcha el proyecto de los S-80.
Submarino Tramontana. (Armada Española)Submarino Tramontana. (Armada Española)
Aunque en principio se esperaba que la revisión del submarino costara unos 30 millones de euros, el acuerdo del Consejo de Ministros estipula que se invertirán los 42 millones en cuatro anualidades para, además de la carena, “efectuar los recorridos y las pruebas en taller de los distintos equipos antes de proceder a su montaje a bordo, para realizar las pruebas en puerto con el buque a flote y las pruebas finales en el mar”.
Será pues una revisión completa para mantener el Tramontana en perfectas condiciones operativas y de seguridad durante otros 5 años y garantizar así el relevo con los S-80 que tendrían que haber entrado en servicio a partir de 2013 según los planes originales del proyecto.
El “balance de pesos” mal calculado en el Isaac Peral de momento ha costado a Defensa 14 millones para que una empresa estadounidense especializada, Electric Boat, diagnostique el problema y la solución (alargar entre 7 y 10 metros el casco). En el Ministerio insisten en que no pagarán “sobrecostes” por el proyecto, que mantienen el techo de gasto establecido (2.136 millones de euros) y que Navantia tendrá que redefinir la construcción de los 4 sumergibles previstos sin superar esa cifra y aunque suponga hacer uno menos.
Como consecuencia de los retrasos en los S-80, el Tramontana cumplirá pues los 34 años de servicio después de participar, entre otras misiones, en la operación para recuperar el islote Perejil en 2002 o en el dispositivo de vigilancia establecido por los países occidentales en 2011 para seguir los movimientos de las fuerzas de Gadafi en la guerra civil de Libia.
http://www.elconfidencial.com/

Submarinos Holandeses

holandés OTAN batallas azul barcosholandés OTAN batallas de barcos de combate

http://es.hdscreen.me/wallpaper/2840958-OTAN-batallas-de-barcos-de

Listo el tercer submarino clase Astute para la Royal Navy, el Artful

Submarino

BAE Systems ha lanzado el Artful, el último submarino de la clase Astute que ha estado en el muelle en su sitio en Barrow en Furness, Cumbria. De 97m de largo, 7.400 toneladas, el submarino de ataque de propulsión nuclear botado oficial en una ceremonia en septiembre del año pasado comenzó superando al de hall de construcción del gigante de BAE Systems el viernes 16 de mayo y se bajó con cuidado al agua el sábado 17 de mayo. Artful, es el tercero de siete submarinos de la clase Astute de alta complejidad que está diseñado y construido para la Armada Real del Reino Unido, ahora se iniciará la siguiente fase de su proceso de prueba y puesta en servicio antes de las pruebas de mar el próximo año. Stuart Godden, directora del Programa Astute para BAE Systems, dijo: "El lanzamiento de Artful es otro importante paso adelante en el programa Astute". Sobre la base de experiencias pasadas que hemos sido capaces de lanzar en el estado más avanzado de la construcción de cualquier submarino que se construirá en Barrow. 

Esto nos permite ahora centrarnos plenamente en el examen y las actividades de puesta en servicio necesarios para llevarlo al mar. "El traslado de un submarino de este tamaño de su sala de generación hacia el agua es muy difícil. Es testimonio de la experiencia y una cuidadosa planificación del equipo involucrado que Artful ya está listo para la siguiente fase de su programa". "Ser testigo de un movimiento de submarinos de la sala y estar preparado para su lanzamiento es realmente inspirador y una fuente de gran orgullo para los miles de personas que han desempeñado un papel importante en conseguir que el Artful a esta etapa." Artful ahora se someterá a una serie de pruebas complejas para demostrar la seguridad y la operatividad de sus sistemas antes de que se aparta en BAE Systems para las pruebas de mar. El Ministerio del Director de Defensa de Submarinos, Contralmirante Mike Wareham, dijo: "El programa de Astute está haciendo un progreso real y la visión del tercer submarino a flote en el agua es un reflejo del arduo trabajo tanto del Ministerio de Defensa y la industria". 

tercer 

"El lanzamiento de este submarino lleva un paso más cerca de entrar en servicio cuando los proporcionará una capacidad clave para la Royal Navy y un componente esencial del servicio de submarinos hacia el futuro." BAE Systems, el principal contratista en el programa Astute, es único diseñador y constructor del Reino Unido de submarinos de propulsión nuclear uno de los programas de ingeniería más complejos en el mundo de hoy. Los dos primeros submarinos de la clase Astute HMS Astute y HMS Ambush ya han sido entregados a la Armada Real del Reino Unido, mientras que los cinco restantes se encuentran en diversas etapas de construcción. BAE Systems también es líder en el diseño del reemplazo de la clase Vanguard, en colaboración con Ministerio del Reino Unido de Defensa, Rolls Royce y Babcock en un programa que ahora emplea a más de 2.000 personas de las cuales aproximadamente 1.400 son de BAE Systems. Este número se espera que crezca significativamente durante 2014 ya que el programa sigue ganando impulso.