25 mayo 2013

Chile y el Submarino fantasma

En un comunicado de prensa la Armada chilena informó de la detección de un submarino desconocido en aguas chilenas, el incidente se produjo el pasado 14 de mayo, pero que no participaron submarinos de ningún país vecino como se dijo en un primer momento, ni tampoco entró a su territorio.

 La Armada indicó que mientras se realizaban ejercicios navales, "los sensores antisubmarinos de nuestra Escuadra Nacional, Fuerza de Submarinos y Aeronaves Navales, tuvieron contacto de sonar de un submarino desconocido, que transitaba fuera de nuestro Mar Territorial, manteniendo el contacto de éste hasta que se alejó de la zona de ejercicio y de nuestro Mar Territorial".

 También descartó que dicha nave perteneciera a una unidad de países vecinos y junto a ello "se dio conocimiento a las Autoridades Nacionales correspondientes", añadió.

 La marina chilena aclaró que "conforme a la legislación internacional que establece el Derecho del Mar", sólo una unidad del tipo submarino "está facultada para transitar sumergido, sin detenerse ni ingresar" a las aguas nacionales", agregó en el comunicado.

 Durante la tarde de hoy jueves los medios chilenos informaron que un submarino de origen norteamericano y otro peruano habrían entrado al territorio marítimo nacional y que habían sido expulsados por la Armada chilena.

Por tal motivo parlamentarios miembros de la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados, hicieron las consultas pertinentes a las instituciones del Estado para transparentar el caso, lo cual fue respondido por la Armada a través del comunicado.


Un sumario fue enviado para indagar sobre la posible presencia de un submarino de propulsión nuclear, presuntamente de Estados Unidos, detectado en las cercanías de aguas territoriales chilenas, refiere radio Bío Bío. Según la emisora, la unidad se detectó casualmente durante unos ejercicios desarrollados por la Marina.
Continúa el misterio del submarino pues posteriormente se dijo que supuestamente la nave era peruana, algo que fue desmentido por el mismo ministro de Relaciones Exteriores, Alfredo Moreno, quien señaló que el submarino no pertenecía a un país vecino.
Pero la autoridad abrió otra ventana, pues afirmó a Cooperativa que la embarcación que se paseaba en la zona económica exclusiva “puede haber estado relacionada con la droga” (un narcosubmarino)
Para el Comandante Leslie Kelly, analista del departamento de inteligencia marítima de la Directemar, esta es sólo una posibilidad. “No tenemos ningún antecedente que niegue o confirme de que esto haya sido vinculado al narcotráfico”, soltó a al diario pop. Al mismo tiempo explicó que nunca fue factible identificar si tenía bandera el sumergible, porque no respondió a los llamados que le hizo la Armada. Por eso se presume que no eran de los trigos  muy limpios. “Nadie usa en el mundo un sumergible para efectos de pesca”. Si eso hubiese pasado dentro de las 12 millas marítimas de Chile, otro gallo cantaría y hubiese caído la ley sobre ellos.“Hasta la fecha no hemos tenido ningún submarino o sumergible detectado en Chile, en toda la historia de nuestro país ejerciendo, estas actividades ilícitas ”.
Otra versión, no oficial, menciona que se detectaron dos submarinos; uno de propulsión nuclear, lo cual coincidiría con la versión oficial que indicaría el origen estadounidense. Sin embargo, afirma que además se detectó otro submarino Tipo 209, como los que usa la Armada peruana y que habría provenido de ese país.
Nacho Padró

La Armada vende el S-63 Marsopa para el desguace

El 'Marsopa' (S-63) ha sido subastado públicamente por la Junta Delegada de Enajenaciones y Liquidadora de Material de la Armada en Cartagena. Se lo ha adjudicado por 90.000 euros la empresa cartagenera Atesa de El Algar. Y su destino: el desguace y la venta como chatarra. El pliego de condiciones de esta subasta impide dar otro destino al viejo submarino de la serie Daphne, como su venta para exponerlo o acondicionarlo para su apertura al público. Por cierto, hubo empresarios turcos e italianos que intentaron pujar porél pero su oferta fue desestimada porque no reunía los requisitos mínimos exigidos. La Armada, con anterioridad, lo puso a disposición del Ayuntamiento para que le diera un uso turístico y hasta se barajó la posibilidad de ubicarlo en la plaza que separa el antiguo CIM y el Arsenal, pero la idea no prosperó y al final ha sido vendido como material de desguace.

Submarinos militares a precio de coches Premium. Esa podría ser la idea de muchos de los asistentes a la puja que ha organizado la Junta Delegada de Enajenaciones y Liquidadora de Material de la Armada en Cartagena, en las instalaciones de la Jefatura de Aprovisionamiento del Arsenal. En ellas se ha puesto a la venta el submarino Marsopa, con un precio de salida de 68.035 euros.

La puja la ganó la empresa murciana, Astesa, de reciclado de material de construcción, que pagó 90.000 euros por el veterano submarino de la Armada, un precio que espera rentabilizar gracias a las ganancias del material de desguace del submarino, que será vendido como chatarra, ya que los pliegos de condiciones de venta impiden darle otro uso como objeto de museo o de exposición para que lo vea el público.

Como curiosidad, en la puja también participaron empresas turcas e italianas, aunque su oferta quedó por detrás de la de Astesa, ya que no reunieron los requisitos técnicos exigidos por la Armada, a pesar de que pensaban ofrecer hasta 100.000 euros por el Marsopa.

Con el desguace de este submarino termina la historia de uno de los buques históricos de la Armada. Operativo desde 1975, este submarino de la clase Delfín, fue dado de baja de la lista de material de Defensa en 2006, en Cartagena. Aunque inicialmente se pensó poderlo exponer en una de las plazas de Cartagena, finalmente se ha optado por su desguace.



En 1973 se inició la construcción de la serie Daphne, de la que han formado parte el 'Delfín' (S-61) y 'Tonina' (S-62), que fueron entregados ese mismo año, y el 'Marsopa' (S-63) y el 'Narval' (S-64), recibidos por la Armada en los dos años siguientes. Luego vinieron los cuatro de la serie Agosta: 'Galerna'(S-71) y 'Siroco (S-72), en 1983; y 'Mistral'(S-73) y 'Tramontana'(S-74), en 1985.
El 'Marsopa' fue entregado a la Armada el 12 de abril de 1975 y ha estado en servicio durante 31 años. La baja en la Lista Oficial de Buques tuvo lugar en abril de 2006. Todos estos sumergibles fueron construidos en las instalaciones de la actual Navantia, cuando recibía aun la denominación de Bazán. La nueva empresa tiene ahora por delante la gran carena de otro submarino -el 'Tramontana'- y que se resuelvan los problemas existentes para poder continuar con la importante tarea de la construcción de los submarinos de la serie 80, que constituyen la carga de trabajo más importante que tiene esta acreditada e histórica empresa, que comenzó llamándose 'la Constructora'.

El S-63 Marsopa

Nacho Padró

Rusia lanzará misil balístico subacuático sin submarino


Rusia ratificará la voluntad de modernizar sus arsenales con el disparo en junio de su nuevo cohete balístico Skif, que puede ser lanzado desde el fondo del mar sin mediación de sumergibles, confirmó hoy una fuente especializada.
Diseñado por solicitud del Ministerio de Defensa para atacar objetivos navales y terrestres, ese misil tiene cualidades que le permiten aguardar la orden de ataque durante el tiempo necesario bajo las aguas.

Experto en temas castrenses, el editor de la web rusa MilitaryRussia, Dmitry Kornéev, precisó que el ejercicio se realizará en el mes de junio en el mar Blanco.

A diferencia de los sumergibles estratégicos, vulnerables a los sistemas antisubmarinos, el Skif es prácticamente invisible para los enemigos, aseguró la fuente.

La instalación bajo las aguas la realizará un submarino diésel-eléctrico B-90 al cual se le adaptó un lanzatorpedos de un metro de diámetro y depósitos adicionales con lastre para conservar su estabilidad cuando descargue el proyectil en el fondo marino.

El experto indicó que si la prueba concluye exitosamente, el Skif deberá vencer otros ensayos de homologación antes de su entrada en dotación en la Marina de Guerra rusa.

Hasta el presente Moscú ha presentado como los misiles estratégicos submarinos priorizados en su proyecto de rearme a los Bulavá-30 (RSM-56, según su denominación en los tratados internacionales y SS-NX-30 para la OTAN).

Estos proyectiles constan de tres etapas y son disparados desde el fondo del mar.

En la primera y la segunda los propulsores utilizan propelente sólido, mientras que los de la tercera consumen material líquido.

Desde un silo inclinado se efectúa el disparo, lo que permite expulsar los proyectiles sin detener la embarcación.

Creado por el Instituto de Tecnología Térmica de Moscú, los Bulavá pueden transportar de seis a 10 cabezas nucleares hipersónicas de guiado individual (autónomas), capaces de maniobrar y cambiar la trayectoria del vuelo para burlar las defensas antimisiles.

Con su carga de entre 100 y 150 kilotones cada una, estas ojivas pueden destruir objetivos ubicados a ocho mil kilómetros.

La Armada rusa realizó 18 disparos de prueba con estos proyectiles de 2004 a 2011, de los que 11 resultaron exitosos y siete fallidos.

El 27 de diciembre de 2011 el entonces presidente de la Federación de Rusia, Dmitri Medvedev, declaró concluidas las pruebas con los Bulavá y anunció que pronto entrarían en servicio operacional.

jf/jpm

Brasil prueba con éxito su sistema de comunicación digital con submarinos


Un sistema de transmisión digital desarrollado por investigadores brasileños y que permite que los submarinos se comuniquen con obras embarcaciones o con tierra fue probado con éxito por la Marina de Guerra de Brasil.
El módem acústico submarino para comunicaciones fue desarrollado por investigadores del Instituto de Estudios del Mar Almirante Paulo Moreira (IEAPM), un centro tecnológico vinculado a la Marina.
La tecnología permite transmitir datos digitales entre embarcaciones en la superficie y submarinos, informó hoy la Marina en un comunicado.
Las pruebas con el primer prototipo del sistema fueron realizadas en abril pasado frente al litoral del estado brasileño de Río de Janeiro y garantizaron una exitosa comunicación entre el submarino Timbira y el Navío Hidroceanográfico Amorim do Valle, según la nota de la institución.
Las señales fueron transmitidas desde el navío a partir de una fuente acústica también desarrollada por el IEAPM y recibidas sin errores y sin problemas por el submarino.
Las transmisiones de mensajes de texto fueron hechas en dos diferentes frecuencias y captadas a diversas profundidades.
El experimento permitió a los investigadores crear un banco de datos con las señales grabadas a diferentes distancias, en diferentes profundidades y en diferentes cotas de operación del submarino.
Según el comandante del submarino Timbira, el capitán de fragata André Martins de Carvalho, los resultados obtenidos fueron satisfactorios y permitirán un avance significativo de desempeño de la tecnología a corto plazo, así como el enriquecimiento del código del módem y de los softwares utilizados.
Brasil, con larga experiencia en la operación de submarinos, construye actualmente en el estado de Río de Janeiro y en asociación con Francia un astillero para la producción de los sumergibles, entre los cuales uno de propulsión nuclear

Los países de Asia y Pacífico planean la adquisición de cien nuevos submarinos


(Infodefensa.com) Madrid – El 25 por ciento del mercado de nuevos buques militares proyectados corresponde a programas previstos en Asia-Pacífico. El valor del negocio de la defensa naval de estos países ya ha apeado a Europa del segundo puesto mundial, aún liderado por Estados Unidos. En las próximas dos décadas el conjunto de estas naciones orientales adquirirá previsiblemente 800 nuevos buques militares. Un centenar de ellos serán submarinos, lo que convertirá a la zona en el mayor mercado de este tipo de sistemas del mundo en cuanto a su número, y el segundo en gasto, tras EE UU.
Así lo afirma Bob Nugent, vicepresidente del departamento de servicios de asesoría de AMI International, empresa norteamericana especializada en el análisis de marinas de guerra. Nugent concreta que el pronóstico de su firma es “que las armadas de la región Asia-Pacífico gastarán un total de 180.000 millones de dólares hasta 2031 en cerca de 800 nuevos buques, entre embarcaciones de superficie y submarinos”. Solo en submarinos y en sistemas de guerra antisubmarina (ASW, por sus siglas en inglés), representará un centenar de nuevos sumergibles, el 40 por ciento del mercado total de nuevos submarinos, lo que supone un valor aproximado de 63.000 millones de dólares.
El interés por potenciar en general las armadas de estos países, recogido en un reportaje de Defense News tras la celebración la semana pasada de la exposición y conferencia bienal de defensa marítima de Singapur (Imdex), lo corroboran distintos responsables de la industria.
El vicepresidente de estrategia internacional y desarrollo de negocios de la firma norteamericana RaytheonJim Hvizd, recuerda que más de 60.000 buques transitan cada año por el Estrecho de Malaca, y muchos de ellos con materias energéticas fundamentales para las necesidades de los países de Asia-Pacífico.
Hvizd explica cómo “las tradicionales disputas por las fronteras terrestres se han trasladado al medio marino, y cada país está ahora mucho más centrado en sus respectivas zonas de exclusión económica y en obtener una plena conciencia del dominio marítimo”.
John Fox presidente de Sistemas Oceánicos L-3, otra importante firma norteamericana del sector, coincide en la importancia actual de defender “puertos, áreas de exclusión económicas y zonas costeras” que se está dando en la zona.
Además influye en el afán por incrementar la seguridad marítima de la región la carrera de modernización militar que ha emprendido China, la importancia de la zona para Estados Unidos, los movimientos de Corea del Norte, el aumento del producto interior bruto de la región y la existencia de la amenaza terrorista y de piratería.
Nugent, de AMI International, estima que de los 180.000 millones calculados para las armadas de Asia-Pacífico hasta 2031, 26.000 millones corresponderá a las nuevas adquisiciones de los países más próximos a OccidenteJapónCorea del Sur yAustralia.
Australia, que ya es cliente de España, es un referente clave
Este último destaca especialmente para España, de quien es un destacado cliente. De momento Navantia ya ha vendido a laArmada australiana dos anfibios basados en el Juan Carlos I, doce lanchas de desembarco del tipo LCM-1E, diseño y tecnología para la construcción de tres destructores basados en las fragatas españolas F-100, y podría fabricar, entre otros, buques de aprovisionamiento de combate como el Cantabria, que opera actualmente con Australia a modo de prueba.
Para el futuro destaca en Australia el programa de sustitución de sus viejos submarinos Collins es un “referente clave para el desarrollo submarino de la región Asia-Pacífico”, apunta Nugent.
Malasia e Indonesia se erigen como dos interesantes mercados para los grandes buques anfibios, de los que el primero está planeando adquirir uno y el segundo, cinco, además de nuevos submarinos, contratados junto con Corea del Sur, para su construcción combinada en astilleros locales y extranjeros, y adquiridos a Alemania.
Pero los dos países que más adquisiciones van a hacer son China e India, a cuyas armadas irá a engrosar casi un tercio de todos los buques militares previstos para Asia-Pacífico hasta 2031.
Vietnam también está adquiriendo nuevos submarinos, además de fragatas y otros barcos de ataque rápido, aunque Nugent recuerda que se trata de un país todavía muy dependiente de la fabricación rusa.
Pero el mayor adquiridor de sumergibles de la zona va a ser China, que espera hacerse con 16 nuevas naves, entre convencionales y nucleares, en los próximos cinco años.
Singapur y Tailandia –otro importante cliente tradicional de España, a quien adquirió su portaaviones, similar al Príncipe de Asturias– también van a hacerse con nuevos submarinos.
El arma submarina es un segmento de la industria militar en alza. La publicación especializada ASD Reports concluye en un informe divulgado hace escasamente un mes que esta actividad crecerá una media de un 4,2% anual en los próximos diez años. Este mismo ejercicio se estima en 14.400 millones de dólares lo que moverá el mercado mundial de sumergibles militares, y en 2023 el negocio habrá alcanzado previsiblemente los 21.700 millones de dólares.
En su informe, ASD subraya la drástica reducción que este mercado ha experimentado en Occidente tras la Guerra Fría, donde además es un mercado autosuficiente, y apunta hacia los países BRIC (BrasilRusiaIndia y China) y el sureste asiático como las regiones a las que se está desplazando el interés de la industria por hacer negocio con la venta de sus submarinos militares

Cuando Pepsi compró submarinos a la URSS


A finales de los años 50, una curiosa anécdota protagonizada por el entonces líder soviético Nikita Khrushchev y un joven ejecutivo de Pepsi propició que su refresco se convirtiera en el primer producto occidental comercializado en la Rusia soviética. Lo que probablemente nunca imaginó es que ese acuerdo también lograría que la compañía estadounidense se convirtiera en una auténtica potencia naval.
Todo comenzó, tal y como podemos leer en el blog «La Aldea Irreductible», durante la inauguración de la Exposición Nacional Americana en Moscú en julio de 1959. En un momento dado, el vicepresidente de Estados Unidos, Richard Nixon, y Khrushchev comenzaron a discutir vehementemente acerca de las bondades de los sistemas capitalistas y comunistas, cuando Donald M. Kendall, un joven ejecutivo de Pepsi se dio cuenta de que el presidente soviético sudaba copiosamente.
Kendall tomó uno de sus refrescos y se lo ofreció a Khrushchev, quien no dudó en beberlo, dando origen a una foto histórica y una gran publicidad gratuita para la compañía en un país donde la propaganda capitalista estaba prohibida.
Tras este incidente, Kendall se propuso convertir a Pepsi en un referente en la URSS y en 1972 logró cerrar un acuerdo por el que el gobierno soviético obtendría los derechos exclusivos de la bebida de cola en Rusia y la compañía estadounidense distribuiría, también en exclusiva, el vodka Stolichnaya en América. Así, Pepsi se convirtió en el primer producto de consumo occidental que se elaboró y se vendió en la Unión Soviética.
En la década de los 80, Pepsi tenía ya 21 plantas en la URSS y quería abrir 26 más. En el marco de unas negociaciones muy complicadas con un régimen comunista en plena decadencia, Kendall, que en aquel momento era presidente del Comité Ejecutivo de PepsiCo, tuvo que aceptar que la empresa adquiriera parte de la flota de obsoletos submarinos y barcos de guerra rusos a cambio de prorrogar y ampliar el acuerdo.
Finalmente, en 1989, la multinacional se convirtió en la propietaria de17 submarinos, un crucero, una fragata y un destructor, lo que la convirtió en la virtual séptima potencia mundial en flota submarina convencional. Aunque por poco tiempo, ya que todos los buques acabaron rápidamente desguazados y vendidos como chatarra.



El Misterio del USS Scorpion


Desaparecido en mayo de 1968, el final del submarino nuclear norteamericano 'Scorpion' constituye a fecha de hoy uno de los misterios más herméticos de los océanos. El hecho de que desapareciera en plena Guerra Fría suscitó las interpretaciones más extravagantes acerca de su desafortunado final. Localizado el pecio por la Marina de los EE.UU y tras rigurosos estudios, las causas reales de su hundimiento siguen envueltas en la misma bruma que rodea hoy a los 99 miembros de su dotación en su túmulo de hierro a tres mil metros de profundidad. El 'Scorpion' fue entregado a la US Navy en 1960 y desde sus primeras millas constituyó un buque especial. Elegido para obtener inteligencia y desarrollar las tácticas pioneras de la guerra submarina entre unidades nucleares, alcanzó inusitada fama al conseguir filmar por primera vez el lanzamiento de un misil soviético a través del periscopio antes de tener que escapar a uña de caballo de la escena de acción.
En febrero de 1967, el 'Scorpion' debió haber pasado su segundo 'extended overhaul', pero la premura de las operaciones no permitió ir más allá de unas obras de emergencia. En octubre de ese año, el mando del submarino pasó a manos del Capitán de Fragata Francis Slattery. Entre adiestramientos y pruebas llegó el mes de febrero y el buque se desplazó al Mediterráneo para participar en una serie de ejercicios con la VI Flota. Allí tuvo algún encuentro esporádico con unidades del bloque soviético, alguna de las cuales lo acosó en superficie con intención de obtener una buena colección de fotografías; un botín muy apreciado en la época para ambas potencias. Tras una rápida parada en Rota para desembarcar correo, mensajes oficiales y un par de marineros, el submarino se adentró en el Atlántico en misión secreta de inteligencia sobre ciertas unidades antisubmarinas soviéticas cerca de las Azores. Hacia la medianoche del 22 de mayo estableció su último enlace radio. Sin embargo, cinco días después no se presentó en Norfolk conforme estaba previsto en su orden de operaciones. El 'Scorpion' había desaparecido.
Cuatro años antes, en 1964, los americanos habían establecido una extraña base acústica en la pequeña localidad canaria de Puerto Naos, en la isla de la Palma. Con objetivos pretendidamente sismológicos, la pequeña base se dedicaba en realidad a registrar los ruidos submarinos del Atlántico, especialmente los asociados con el lanzamiento de torpedos desde unidades submarinas soviéticas. Los americanos encontraron en los registros un grupo de quince ruidos submarinos no ordinarios concentrados en un lapso de tiempo de 190 segundos. Cortando la demora de los ruidos con el plan de movimientos previstos del 'Scorpion' llegaron a la conclusión de que el submarino se había ido a pique el día 22 a las 18.44 horas en un área en la que no tardaron en encontrar sus restos sumergidos a tres mil metros. En cuanto a la calidad de los ruidos sólo podían aventurar que el primero de ellos coincidía con los registros de una explosión, mientras que el resto se debía a implosiones producidas por la presión en el descenso del submarino a los abismos.
En plena Guerra Fría la búsqueda de los restos del 'Scorpion' mantuvo en vilo a la opinión pública norteamericana, ya que desde el punto de vista de la inteligencia el submarino representaba un tesoro, al encontrarse a bordo los más sofisticados avances técnicos, incluyendo torpedos nucleares de última generación, así como reveladores manuales de la planta atómica. El hallazgo del pecio dio lugar a numerosos estudios y a muy pocas conclusiones. En 1993, la Administración Clinton desclasificó la mayor parte de los informes, sugiriendo que el submarino pudo hundirse por la activación espontánea y accidental de uno de los torpedos.
Numerosas hipótesis
Antes y después se han escrito multitud de libros que tratan de explicar la tragedia del 'Scorpion' incluyendo las versiones más inverosímiles sobre el final del sumergible, entre las que cabe destacar algunas. Por ejemplo, el lanzamiento de un torpedo desde un submarino soviético (algunos sostienen que fue disparado desde un helicóptero) en un trágico 'quid pro quo' por la pérdida unas semanas antes de la nave rusa 'K-129', desaparecido en el Pacífico norte en circunstancias tan oscuras como las del 'Scorpion'.
Otra de las hipótesis es la activación accidental de un torpedo en su tubo de lanzamiento. Éste estaba dotado de una cabeza buscadora y al activarse no quedaba otro remedio que lanzarlo. En ese caso, una vez lanzado, el torpedo se habría armado y efectuado una búsqueda circular hasta encontrar el único blanco que había en las proximidades: el propio 'Scorpion'. También se baraja la explosión espontánea del torpedo en su tubo debido al sobrecalentamiento de la batería. Se trata de un tipo de accidente algo común en submarinos de la época y muchos la han dado como la hipótesis más probable.
Un fallo del dispositivo TDU (Trash Disposal Unit) o lanzador de basura en inmersión. Esta avería ya se había producido en otras unidades, aunque nunca con resultados catastróficos. Esta causa del desastre, expuesta por el vicealmirante que presidía el tribunal naval al efecto, tenía que venir necesariamente acompañada por un error humano inmediato y se consideró poco probable.
Igualmente se estudió la posibilidad de un sabotaje. En 1968 en Europa había una fuerte corriente antiamericana y antinuclear y al 'Scorpion' le habían denegado la entrada en algunos puertos. Uno de los marineros desembarcados en Rota contó que la convivencia a bordo después de tantas semanas sin tocar tierra era insoportable. Quizás para aliviar tensiones, el comandante fondeó en aguas de Nápoles y embarcó a un grupo de chicas y músicos para celebrar una fiesta a bordo. Con el paso de las horas la fiesta se fue trasladando a distintos compartimentos sin ningún tipo de control; lo que llevó al tribunal naval a considerar una posibilidad, el sabotaje, que en realidad nunca fue tenida demasiado en cuenta.
Puede que la solución al misterio del 'Scorpion' no llegue nunca. La ley americana obliga a mantener bajo reserva por un tiempo los documentos relacionados con las unidades navales nucleares y todo apunta a que la desclasificación total de la investigación no arrojará más luz sobre un asunto que se mantiene igual de turbio con el paso de los años. Las claves del hundimiento del 'Scorpion' reposan a tres mil metros de profundidad, esperando a que el ser humano alcance la técnica necesaria para hacer suyas unas profundidades que, hoy por hoy, siguen siendo territorio innegociable de Neptuno.


http://www.lavozdigital.es/cadiz

Exploradores submarinos chinos honrados como "héroes"


La tripulación del sumergible Jiaolong, compuesta por siete exploradores submarinos chinos que condujeron el vehículo a más de 7.000 metros bajo el agua han sido honrados con el título de "Héroes del Sumergible Tripulado".
El título, otorgado por el Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh) y el Consejo de Estado, fue anunciado hoy viernes en una ceremonia de entrega de galardones celebrada conjuntamente por la Administración Oceánica Estatal (AOE) y el Ministerio de Recursos Humanos y Seguridad Social.
El sumergible Jiaolong completó una inmersión de 7.062 metros en la Fosa de las Marianas del Océano Pacífico durante su operación experimental en junio de 2012, lo que ayudó a los científicos de China a investigar las profundidades marinas y a explorar los recursos en el 99,8 por ciento de los océanos del mundo.
La tripulación del submarino batió un récord histórico, por lo que recibió el título de "Grupo de Héroes".
Antes de la ceremonia, el presidente Xi Jinping se reunió con representantes de las instituciones e individuos galardonados para felicitarles y saludar a todos los científicos y expertos tecnólógicos,así como a los funcionarios que hicieron posible el récord.
Al mismo tiempo, Xi pidió unidad y trabajo arduos para llevar adelante la causa marina de la nación y efectuar nuevos progresos sustanciales.
También durante la ceremonia, la AOE y el ministerio otorgaron el título honorífico de "Grupo Avanzado" a 22 instituciones que participaron en la investigación y el desarrollo del proyecto, y el de "Individuo Avanzado" a 19 personas.

El Pentágono prueba en el Golfo Pérsico sus nuevos drones submarinos antiminas

La Marina de EE.UU. realiza maniobras en el Golfo Pérsico con sumergibles antiminas no tripulados. Las pruebas formarían parte de los ejercicios de desminado internacional que podrían incluir el despliegue de drones, según la agencia AP.

Estados Unidos ha probado, en aguas del Golfo Pérsico, sus primeros prototipos de drones submarinos, conocidos como SeaFox, diseñados para destruir minas gracias a su sonar. Las pruebas de este tipo de avances han sido realizadas durante unas maniobras multinacionales, en las que participan 41 naciones. 

Se trata de unas pruebas muy esperadas por la Armada estadounidense que contempla entre sus grandes amenazas, en caso de conflicto con Irán, la posibilidad que sus buques puedan ser atacados con este tipo de explosivos. 

Las maniobras tendrán su 'respuesta' por parte del Gobierno iraní el 24 de mayo, cuando está previsto que la Fuerza Naval del país y su Ejército efectúen varios ejercicios de entrenamientos, también en una zona próxima al Golfo y al centro del país, según la agencia de noticias iraní Fars.

Rusia refuerza su Flota Submarina del Mediterráneo.


La escuadrilla de la Armada rusa en el Mediterráneo estará formado por cinco o seis buques y puede incluir submarinos nucleares en caso necesario, adelantó hoy el comandante de la Fuerza Naval de Rusia, el almirante Víctor Chirkov.
Se prevé que ya a partir de este año la escuadrilla tenga cinco o seis navíos de guerra y buques logísticos que se irán reemplazando a base de rotación de cada una de las flotas, del mar Negro, del Báltico, del Norte e incluso del Pacífico en ciertos casos”, anunció Chirkov en una entrevista a RIA Novosti.
Agregó que el número de buques que integran la unidad puede aumentar en función del alcance y la complejidad de los objetivos planteados. Con anterioridad, el ministro de Defensa, Serguei Shoigu, abogó por crear un grupo naval operativo permanente para defender los intereses de Rusia en el mar Mediterráneo.
El comandante de la Armada rusa recalcó que en caso necesario la escuadrilla mediterránea podría estar integrada por submarinos nucleares.
Es posible en un futuro. Estuvieron presentes allí en la época de la 5ª Escuadra, tanto submarinos nucleares, como convencionales. Todo dependerá de la situación que se presente”, explicó. Entre 1967 y 1992, la Unión Soviética mantuvo en el Mediterráneo entre 30 y 50 buques de guerra que conformaban la llamada 5ª Escuadra del Mediterráneo. Fue creada para cumplir misiones de combate durante la 'guerra fría' y, especialmente, para hacer frente a la VI Flota de EEUU.
Por otro lado, según el almirante Chirkov, está previsto que la unidad mediterránea de la Armada rusa participe también en misiones en el Atlántico y el Índico. “Sin duda, en caso necesario y si surgen misiones en otras zonas adyacentes como el Atlántico o el Índico, la unidad podría ser usada”, señaló el comandante al subrayar no obstante que por ahora la zona de responsabilidad del grupo es el mar Mediterráneo.
El jefe naval anunció asimismo que el Estado mayor de la escuadrilla se creará el próximo verano y sus oficiales viajarán a bordo de uno de los buques insignia que se designe por orden especial del comandante.

Premier vietnamita revisa proyecto de submarinos

Durante su gira por Rusia, el primer ministro vietnamita, Nguyen Tan Dung, revisó el progreso de la construcción y experimentación de la primera nave submarina de clase Kilo 636 del país indochino, en la ciudad de Kaliningrad. 
La embarcación titulada Hanoi es la primera de seis similares contratadas a empresas de la industria militar rusa por el gobierno vietnamita durante la anterior visita de Tan Dung al país euroasiático, en 2009. 
El contrato incluye también cursos de entrenamiento para marineros vietnamitas y provisiones de accesorios necesarios. 
En la conversación con los cursantes, el premier vietnamita destacó la importancia de defensa nacional en tiempo de paz y expresó la convicción de que con creatividad, activismo y firme voluntad, sus compatriotas dominarán las modernas tecnologías de la rama. 
Tan Dung reafirmó la garantía por el estado vietnamita de las mejores condiciones posibles para sus soldados al tiempo que resaltó la necesidad de una fuerza naval revolucionaria, profesional y capaz de defender la soberanía nacional. 
El submarino clase Kilo es considerado el más silencioso de propulsión diesel eléctrico en el mundo, puede operar en profundidad de hasta 300 metros y se dedica principalmente a tareas de exploración y patrullaje. 

Hasta el momento, el Hanoi realizó 23 viajes experimentales bajo el agua. – 


VNA

11 mayo 2013

Gibraltar y los HMS

En la información recabada en los últimos 13 años por Verdemar-Ecologistas en Acción, a la que ha tenido acceso Europa Press. Según sus datos, tras el 'Tireless' --cuya presencia entre el 17 de mayo de 2000 y el 7 de mayo de 2011 provocó diferentes movilizaciones ciudadanas--, el 'HMS Superb', de la clase Swiftsure --los más viejos de su flota, ya que fueron construidos entre 1974 y 1982--, fue el primero en pasar por la colonia en diciembre de 2001.
La documentación de los ecologistas recoge también un incidente fechado en agosto de 2002 consistente en "la pérdida de una pieza radiactiva en el fondeadero de Gibraltar". Asimismo, apuntan que en diciembre de ese año la Unión Europea (UE) abrió expediente "por el choque, al emerger en las costas de San Roque, entre el submarino de Estados Unidos (EEUU) 'Oklahoma City' y un buque cisterna de una empresa noruega".
En 2003 recalaron dos submarinos, uno estadounidense de la clase Los Ángeles que entró en el South Mole gibraltareño el 24 de julio y el 'NMS Turbulent', en la zona desde el 7 de abril al 14 de octubre.
Asimismo, hay constancia en 2004 de los submarinos 'HMS Trenchant', 'HMS Sovereign (S-108)' y el 'USS Albany'. Cada uno de ellos estuvo en Gibraltar durante una semana entre mayo y julio.
Aluden a seis submarinos en 2005 --'HMS Sceptre', 'HMS Trenchant', 'HMS Turbulent', el 'HMS Torbay (S-118)', el 'USS Norfolk' y uno más perteneciente a la flota de EEUU para cuestiones de avituallamiento--. Los ecologistas tienen registrada la presencia del 'HMS Superb' en tres ocasiones en el año 2006, en el que también visitaron Gibraltar el 'USS Memphis', el 'HMS Trafalgar (S-107)', el 'HMS Soberano' y el 'HMS Tireless', que el 13 de diciembre hizo una transferencia de tripulación en la zona.
El año 2007 fue el año en el que se constató mayor presencia de submarinos de propulsión nuclear en Gibraltar, concretamente en diez ocasiones. El siguiente año en cuantía fue el 2008, con un total de siete submarinos contabilizados, uno de los cuales estuvo en la colonia en dos ocasiones --el 'HMS Superb'--.
En 2009 cambiaron su tripulación en Gibraltar los submarinos 'HMS Talent', 'HMS Torbay' y dos veces el 'HMS Trenchant', concretamente en los meses de febrero y mayo.
El 'USS Philadelphia' (SNN-690) realizó su última visita a la zona en enero de 2010, año en el que se sometía al programa de reciclaje de la Marina. En 2011 estuvieron de paso en Gibraltar el 'USS Providence' y el 'USS Florida', desplegados con motivo de la Guerra de Libia. El 'HMS Tireless' volvió a hacer acto de presencia el 28 de septiembre.
Por último, en el año 2012 sólo estuvo presente en la zona el 'USS New Hampsire' entre el 24 y el 31 de agosto, no habiendo constancia de la presencia de más submarinos nucleares hasta la llegada este miércoles del 'HMS Talent'.

Draiza Medina: la primera mujer submarinista de Latinoamérica


La teniente de fragata Draiza Medina se graduó este viernes como la primera mujer submarinista de Latinoamérica.
En el Escuadrón de Submarinos, en la Base Naval Contralmirante Agustín Armario, en Puerto Cabello, estado Carabobo, la joven de 24 años destacó que Venezuela es el sexto país del mundo y el primero en Latinoamérica en contar con personal femenino submarinista.
La proporción de mujeres tripulantes de submarinos en la actualidad se estima en una por cada 50 millones en el mundo y una por cada 86 millones de mujeres en Latinoamérica, indicador que demuestra la trascendencia del hecho histórico que esto conlleva”, destacó en su discurso, durante el acto de grado de los 14 oficiales navales, en la especialidad de submarinista, de la que forma parte. En el desfile militar y demostración aeronaval del 24 de julio pasado.
Medina interactuó con el Comandante Hugo Chávez, quien en la misma Base Naval Contralmirante Agustín Armario autorizó el inicio del acto y diálogo con la tripulación. "Toda la tripulación ha sido bastante receptiva y ha formado parte de mi proceso de adiestramiento", revela la teniente de fragata . 
Así destaca en su discurso la teniente de fragata Draiza Medina, quien se graduó este viernes como la primera mujer submarinista de Latinoamérica, en el Escuadrón de Submarinos, en la Base Naval Contralmirante Agustín Armario, en Puerto Cabello, estado Carabobo.
En el desfile militar y demostración aeronaval, Medina interactuó con el comandante Hugo Chávez, quien en la misma Base Naval Contralmirante Agustín Armario autorizó el inicio del acto y dialogó con la tripulación del submarino Sábalo (S31).
En ese momento, Medina, con voz emocionada, manifestó al presidente Chávez estar orgullosa por ser la primera mujer en tripular un submarino en el país . "Pronto tendremos un submarino que esté tripulado sólo por mujeres. Un aplauso para ti, hija mía", le expresó el comandante Chávez a la venezolana que, para entonces, ya acumulaba 500 horas de navegación.
El vicealmirante Víctor Araujo Martínez, inspector general de la Armada Bolivariana, enfatizó que se trata de un grupo de 14 nóveles oficiales que se hacen de la especialidad como submarinistas.  “En esta oportunidad reviste una connotación trascendental porque, aparte de integrar o reforzar la historia que el Escuadrón de Submarinos tiene de la formación de sus oficiales, establece la calificación de la primera oficial femenina, no sólo venezolana, sino latinoamericana”, destacó.
Indicó también que la incorporación de Medina Álvarez –que ocupó el primer lugar de su grupo– fue producto del espíritu de apertura, inclusión y voluntad de la mujer venezolana de formar parte de las filas castrenses, así como de la voluntad. La teniente Medina Álvarez dijo sentirse satisfecha por lograr el cometido por el cual ha trabajado arduamente por mucho tiempo: la imposición de la insignia de submarinista.
Refirió que la meta alcanzada es el resultado de un esfuerzo conjunto por lo cual agradeció a Dios, a sus padres y familiares, a compañeros y profesores, y al comandante Hugo Chávez. Medina expresó: "Él fue el gestor del hito histórico de la incorporación de la mujer en las unidades submarinas”. La oficial de inmersión formará parte de la tripulación del  submarino Sábalo 31, S-31, de la Armada venezolana. 

Draiza Medina
Nacho Padró


Submarinos norcoreanos: ¿la amenaza bajo el mar?


 Desde el 17 de Abril parece que el nuevo órdago norcoreano no se desplaza por el aire sino por debajo de la superficie. Tanto Russia Today como la BBC se hicieron eco de la “desaparición” de dos sumergibles de la base de Hwanghae.
Durante estas últimas semanas se ha hablado mucho de la capacidad de Pyongyang para lanzar un misil de largo alcance con algún tipo de carga nuclear aunque parece que la posibilidad de realizar un ataque desde un submarino ha pasado desapercibida para el gran público. Numerosos expertos dudan de la capacidad de Corea del Norte para lanzar un misil de largo alcance contra EE.UU. Invisibles, silenciosos… Estos predadores del mar pueden tener suficiente autonomía como para alcanzar algún objetivo en Hawaii o la costa californiana sin apenas resistencia. ¿Pero es otro órdago más que sumar a la larga lista que copa las hemerotecas de medio mundo o es un peligro digno de ser analizado?
El uso de submarinos para atacar objetivos surcoreanos no es algo nuevo. El hundimiento del ROKS Cheonanhace tres años y que causó 46 muertes fue provocado por un sumergible fue provocado, presuntamente (Pyongyang nunca lo reconoció), por la marina del Norte. Si nos remontamos más atrás encontramos el incidente de Gangneung, en 1996, cuando un submarino de la clase Sang-O (tiburón en coreano) se infiltró en aguas territoriales de su país vecino con el propósito de recabar información. La misión fue un fracaso y muchos de sus tripulantes murieron. Además este episodio es famoso por ser uno de los pocos que ha aportado una fotografía de un submarino norcoreano.
La clase Sang-O es la versión de sumergibles más numerosa dentro de la flota norcoreana. La CIA considera que Pyongyang posee entre 40 y 50 de estos “tiburones” (de unos 30 metros de eslora por 3,4 de manga). Tienen capacidad para llevar torpedos y transportar tropas pero su tamaño y diseño les impide cargar (y mucho menos lanzar) una arma nuclear.
Los submarinos de la clase Yono son submarinos de pequeño tamaño (20mx2’5m) destinados a realizar ataques furtivos o infiltraciones en aguas poco profundas. Se calcula que en las bases norcoreanas hay más de tres decenas de éstos, aunque su pequeño tamaño y su facilidad para ser producido indican que podría haber muchos más. Un torpedo lanzado desde uno de estos sumergibles fue el responsable del hundimiento del ROKS Cheonan. Más pequeño que el modelo “Tiburón”, no supone tampoco ninguna amenaza “nuclear”.
Los submarinos de la clase Romeo ya pueden considerarse submarinos en toda regla. De 76 metros de eslora, tienen capacidad para cargar con una veintena de torpedos. Corea del Norte tiene en su haber 22 “Romeo” comprados a los chinos a principios de la década de los 90. Global Security les considera “obsoletos aunque usados como defensa litoral pueden dar problemas a una flota moderna”.
Finalmente, acabamos este repaso a las fuerzas submarinas de Kim Jong-Un con la clase Golf. Aunque no figuran en el CIA World Factbook (pero si en Global Security), es un secreto a voces que las fuerzas armadas norcoreanas poseen al menos una decena de estos sumergibles de fabricación soviética con capacidad balística. Los expertos consideran que los ingenieros de la armada podrían haber conseguido modificar las carcasas para que pudieran tener cabida tres misiles Nodong en sus silos.
Aun así, la posibilidad de usar submarinos como bases nucleares móviles es ínfima. Actualmente las fuerzas de Estados Unidos y sus aliados en el Pacífico poseen tecnología suficiente como para detectar y neutralizar a cualquiera de estos sumergibles en cuestión de horas. Pese a ello, los expertos en defensa creen que Corea del Norte podría esconder plataformas de lanzamiento dentro de navíos mercantes, pudiendo ser desplegados con relativa facilidad
David González, para Miradas del Internacional.

La Armada necesita 30 millones para la gran carena del submarino Tramontana


La Armada españolabusca alrededor de 30 millones de euros para llevar a cabo la gran carena del submarino S-74Tramontana, necesaria ante los retrasos del nuevo S-80 confirmados por el Ministerio de Defensa y Navantia esta semana.
El problema es que en la partida presupuestaria del Departamento no hay fondos para esta reparación y modernización completa del submarino, que alargaría su vida útil cinco años más.
Si no se hiciera esta obra, el S-74 debería quedar en inmovilizado a partir de julio y la Armada se quedaría con solo dos submarinos: el S-71 Galerna y el S-73 Mistral. El primero completará su vida operativa en 2016, por lo que a partir de esa fecha solo seguiría en servicio el Mistral.
Con el calendario inicial, el primer S-80, el Isaac Peral, debería tomar el relevo al Galerna, pero con los retrasos anunciados ahora, se hace urgente la renovación del Tramontana.
En una visita a la base naval de Cartagena en octubre del año pasado, el Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada,Jaime Muñoz-Delgado, indicó que la Armada lucharía para conseguir la partida necesaria para la gran carena con el fin de que, en la transición entre la serie 70 y la 80, “seamos capaces de tener dos o tres submarinos operativos”.
Ya se dio un problema similar de presupuesto con la renovación del Mistral, y la Armada tuvo que recurrir a una partida destinada a comprar torpedos.
Infodefensa.com

La importancia económica de los submarinos y el caso del S80


El mercado global de submarinos, según The Global Submarine Market 2013-2023, se estima que puede llegar en 2023 a los 21.700 millones de dólares. Es cierto que este mercado se redujo drásticamente en Europa después del final de la Guerra Fría, aunque en la actualidad, tanto las economías en fuerte desarrollo del sudeste asiático, como los países BRIC están inmersos en fuertes programas de adquisición de este tipo de buques. Unas armas de gran capacidad disuasoria que son claves sobre todo en zonas fronterizas, como pueden ser las fronteras marítimas de las dos Koreas, India y Paquistán o Turquía y Grecia.
Este año de 2013 se estima que el mercado global ascienda a los 14.400 millones de dólares con unas tasas de crecimiento en términos de CAGR alrededor del 4,5% hasta 2023.
El mercado según el hull classification symbol se distribuye entre submarinos SSN (propulsión nuclear), SSK (propulsión tradicional), y los SSBM que además de propulsión nuclear llevan misíles antibalísticos. Cuyo coste varía lógicamente de unos a otros. El Ohio de la serie SSBN se estima que puede estar por encima de los 7.000 millones de dólares. Mientras que la clase Scorpene (S80) española se acerca a los 1.000 millones. El Barracuda francés del tipo SSN llegaría a los 1.400 millones de dólares. Si bien, el Astute del Reino Unido, también del tipo SSN, costaría unos 2.500 millones de dólares. Precios que oscilan de esta manera de acuerdo con los sistemas de combate y de electrónica que incorporen.
Sin embargo, construir una máquina de este tipo requiere una capacidad tecnológica muy elevada, y sólo los países más avanzados son capaces de llevarlo a cabo. El vídeo que se muestra es el correspondiente al submarino nuclear francés Barracuda construido por la empresa francesa DCNS.
Sólo los países con mucha capacidad tecnológica son capaces de llevar a cabo un programa de este tipo. De ahí que surjan las alianzas de los más avanzados con el resto para compartir tecnologías. Un submarino es un buque complejo y el desarrollo de un programa de este tipo, además del coste, implica unas necesidades organizativas y tecnológicas al alcance de muy pocos países, tal como demuestran los variados informes de la Rand Corporation, que evitamos trasladar aquí para cumplir con las obligaciones legales que indica su lectura y distribución, según indica esta institución.
En uno de sus informes, sin embargo, se hace hincapié en la necesidad de atender una serie de consideraciones para llevar a cabo este tipo de programas, como son: 1) dar estabilidad en el tiempo; 2) hacer alianzas industriales de largo plazo; 3) establecer de manera adecuada las responsabilidades de las empresas privadas y de las organizaciones públicas; 4) desarrollar una base industrial con características estratégicas en el largo plazo; 5) desarrollar una política de formación consistente para los directores de los programas; 6) involucrar a todas las instituciones necesarias y hacer transparentes los programas entre todas las organizaciones involucradas, siempre manteniendo la confidencialidad de aquellos aspectos que lo requieran.
En España, los programas de submarinos quedaron detenidos después del Programa Agosta que se inició en 1981. De estos quedan dos operativos (Galerna y Tramontana). Uno de ellos, el Tramontana, se muestra aquí.
Submarino Tramontana
La substitución de estos submarinos se hizo mediante los nuevos S-80 que para su exportación se venden bajo la terminología Scorpène en alianza de la empresa Navantiacon la empresa francesa DCNS. Sin embargo, dicha alianza quedó rota cuando España decidió desarrollar el submarino en solitario con la colaboración tecnológica de Lockheed Martin, con las correspondientes reclamaciones por parte de Navantia, que siguió el desarrollo de manera independiente. La noticia está en algunos medios indicando que el nuevo submarino S-80 fabricado por Navantia tiene problemas de flotabilidad. Una circunstancia que pone en peligro su desarrollo futuro y el de los mercados que estaban comprometidos. Una inversión de más de 1.000 millones de dólares que queda en enormes dificultades. España podría quedar fuera de este mercado de alta tecnología si al final no hubiera una solución adecuada. Con el grave resultado de una pérdida operativa importante en su capacidad de hard-power y otra no menos relevante de soft-power en países de fuertes crecimientos económicos.
Artículo de Eduardo Olier
en Geoeconomia.es

El submarino nuclear 'HMS Talent' recala en el Peñón


El submarino nuclear 'HMS Talent', de la Royal Navy, ha recalado este miércoles en Gibraltar, donde, según han indicado a Europa Press fuentes cercanas a los hechos, realizará una parada "rutinaria" de avituallamiento.
Según las citadas fuentes, se prevé que la estancia del submarino en el puerto gibraltareño sea "corta" y señalan que las autoridades británicas habían informado debidamente a las españolas sobre el asunto.
El 'HMS Talent', de la Royal Navy, es el sexto de una serie de siete submarinos de la clase Trafalgar. 
Diario de Algeciras

La Base rusa de submarinos Balaklava.

Durante buena parte del siglo pasado las tensiones bélicas mundiales se tradujeron, en algunos países, en una vorágine constructora de maquinaria de guerra. En la extinta Unión Soviética se fundían diariamente miles de toneladas de acero para construir aviones, barcos y un sinfín de submarinos. Estos últimos fueron, por sus características, los que más millas recorrieron en aguas enemigas para espiar, perseguir y de ser necesario destruir a la flota enemiga.

Las bases navales para estos submarinos nucleares requerían una condición indispensable: ser secretas e invisibles para el enemigo. De ese modo se perforaron montañas en los lugares más inhóspitos que albergarían los talleres y regimientos necesarios para mantener y abastecer a la flota submarina rusa.

Cuando finalizó la guerra fría y tras el colapso de la antigua Unión Soviética, muchas de estas bases quedaron en desuso, permaneciendo hasta nuestros días en estado de total abandono.

Esta base se encuentra abandonada desde mediados de los ochenta. En las épocas más frías, como se puede ver en las fotos, incluso los enormes canales por los que entraban los submarinos hasta su interior se congelan totalmente, por las lúgubres galerías que recorren el recinto las estalagmitas de hielo nos pueden dar una idea de las extremas condiciones de la zona


En una entrada antigua dek Blog ya anuncié que sería reestructurada como museo... esperemos que se haga efectivo pronto.









09 mayo 2013

Nuevo robot autónomo para recuperar objetos del fondo del mar

En su evaluación final, los integrantes del proyecto europeo Trident han sumergido su vehículo autónomo submarino de intervención (I-AUV, por sus siglas en inglés) en las aguas del puerto mallorquín de Sóller.
El submarino  ha sido capaz de encontrar y recuperar de forma autónoma un objeto en un fondo marino desconocido, ante las condiciones adversas que presenta el mar abierto.
A diferencia de otros métodos, basados en su mayoría en sistemas de control remoto o con un único propósito, el proyecto coordinado por Pedro J. Sanz, catedrático de Ciencia de la Computación e Inteligencia Artificial de la Universidad Jaume I (UJI) propone una nueva metodología que proporciona al robot una capacidad multitarea de destreza y manipulación autónomos para las operaciones de intervención en espacios submarinos desconocidos.
Según Sanz, "Trident demuestra la viabilidad para atacar el problema de la intervención en el contexto de la búsqueda y recuperación de un objeto cualquiera a nivel autónomo con independencia de cuál sea este objeto".
La técnica se basa en un sistema multipropósito con una estrategia en dos etapas: "En una primera, se lanza el sistema al agua y este, mediante un barrido del área de interés, donde se encuentra el objetivo de la intervención, construye un mapa visual del fondo marino. Hecho esto, el sistema emerge a la superficie y únicamente hay que indicarle, antes de lanzar el sistema de nuevo al agua, qué objetivo es el de la intervención y qué queremos hacer con él. Y en la segunda etapa se ejecuta la intervención".
Trident surge en marzo de 2010 a partir de los buenos resultados que apuntaba el proyecto Reconfigurable AUV for Intervention (RAUVI) y tras contactar con el profesor Giuseppe Casalino de la Universidad de Génova, máximo representante a nivel europeo de la robótica submarina. De este modo, el proyecto se extiende a nivel europeo, con nuevos socios procedentes de Portugal, el Reino Unido e Italia, que se suman a las universidades Jaume I de Castellón, de Girona y la de las Islas Baleares.
El nuevo proyecto amplía y supera as expectativas de RAUVI al ir integrando y mejorando la mecatrónica del I-AUV. Así, el vehículo cuenta con un nuevo brazo mucho más potente y la nueva mano diestra mucho más compleja y multipropósito.Por otra parte, unos algoritmos de control mucho más robustos y eficientes han demostrado que el I-AUV de Trident es capaz de superar de manera autónoma las dificultades adversas que puede presentar el fondo marino.
El investigador de la UJI Pedro J. Sanz explica cómo en una de las pruebas realizadas en el puerto de Sóller, "ante un problema inesperado de pérdida de un grado de libertad en el brazo, gracias al visual free floating manipulation y haciendo uso de otros grados de libertad del propio vehículo, no hubo ningún problema en suplir la carencia y resolver con éxito la recuperación del objeto que teníamos previsto".

Ocho socios coordinados
Desde la UJI se ha coordinado el proyecto: "Somos un total de ocho socios y, por ejemplo, la mecatrónica del brazo la asume una empresa derivada de la Universidad de Génova que se llama Graal Tech; el desarrollo de la mano robótica diestra se trabaja en la Universidad de Bolonia; los expertos de la Universitat de Girona son los encargados del vehículo autónomo submarino… y desde la UJI ponemos nuestra experiencia en los algoritmos de control de la manipulación, utilizando información multisensorial. Y, además, desarrollamos todos los aspectos de simulación de la herramienta que hay que generar para testear en realidad virtual previamente todas las acciones que queremos trasladar al escenario real", apunta Sanz.
"En la primera evaluación anual realizada por los revisores europeos –prosigue–, que tuvo lugar en mayo de 2011 en el centro de investigación robótica submarina (CIRS) de Girona, se introdujo la mecatrónica, disponible por el proyecto nacional RAUVI, en una piscina y dicho I-AUV fue capaz de evolucionar para recuperar un modelo idéntico al de las cajas negras de los aviones comerciales".
Posteriormente, en octubre de 2011, la ejecución del proyecto se lleva a cabo en un escenario real, sumergiendo el robot en el mar de la bahía de Roses y se consigue realizar una validación experimental de todo el sistema en las condiciones finales de un fondo marino. A partir de estos ensayos se asientan las bases para acabar de integrar el resto de la mecatrónica.
Por último, en octubre de 2012 se llevan a cabo los experimentos finales en el puerto de Sóller, donde un revisor de la Unión Europea pudo comprobar que los objetivos se habían alcanzado con éxito.
La finalidad del proyecto se basaba originariamente en explorar vías de progreso para el problema genérico de 'búsqueda y recuperación' en el fondo marino de manera autónoma.
En particular, la recuperación de las cajas negras de las aeronaves, motivada, entre otras cosas, por la noticia de la trágica desaparición en el océano Atlántico del avión de Air France que hacía la ruta Río-París en junio de 2009, ayudó a elegir este contexto como hilo conductor de todo el proyecto, en lo que respecta a los escenarios reales de validación del mismo.
Pero este sistema de intervención autónoma, además, abre nuevas posibilidades y ofrece potenciales aplicaciones en el ámbito de la arqueología subacuática, la oceanografía o las plataformas marinas para extracción de gas y petróleo, entre otras. Entre los materiales del proyecto también se encuentra la publicación del libro Recent advances in underwater robotics for intervention missions.

Fuente: UC+i UJI